Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Primer despiece del iPhone XS confirma una batería más pequeña

Publicado el
Primer despiece del iPhone XS confirma una batería más pequeña 30

Ya tenemos con nosotros el primer despiece del iPhone XS, cortesía del canal Fixjeiphone NL, un medio que ha conseguido adelantarse a otros tan conocidos como iFixit, y lo ha hecho a lo grande, ya que como podéis ver han publicado un vídeo donde muestran todo el proceso.

El iPhone XS se presenta como una evolución menor frente al iPhone X, algo que se deja notar tanto en el diseño (son prácticamente idénticos) como en la calidad de construcción (los dos están terminados en acero y cristal). Las diferencias importantes están presentes a nivel de hardware, y entre ellas destacan el incremento de potencia bruta gracias al nuevo SoC A12, la subida de la RAM a 4 GB (3 GB en el iPhone X), la pantalla AMOLED de 120 Hz y las mejoras en las cámaras.

Echando un vistazo al despiece podemos sacar algunas conclusiones interesantes. La primera es que el proceso de apertura del iPhone XS sigue siendo bastante complicado. Esto se debe al uso de pegamento y al sistema de protección contra polvo y agua, que mantienen la parte trasera y la frontal perfectamente unidas. Obvia decir que cuando se abre este smartphone su certificación IP67 desaparece, así que a la hora de volver a montarlo habría que aplicar una nueva capa de aislante si queremos recuperarla.

A nivel interno Apple ha vuelto a apostar por un diseño modular y por una batería en forma de «L», aunque en esta ocasión tiene una capacidad ligeramente inferior a la del iPhone X (2.658 mAh frente a 2.716 mAh). Esto debería redundar en una menor autonomía, pero el salto al proceso de fabricación de 7 nm que han dado con el SoC A12 ha permitido reducir el consumo sin sacrificar potencia, lo que se traduce en una mayor eficiencia que permite al iPhone XS ofrecer hasta 30 minutos más autonomía que el iPhone X. No es mucho, pero teniendo en cuenta que su batería es más pequeña resulta interesante.

Por lo que respecta a la reparabilidad del terminal tenemos una mezcla de puntos positivos y negativos, como ocurría con el iPhone X. El diseño modular facilita las reparaciones y el proceso de apertura no es demasiado complicado. Nada más abrirlo accedemos a la batería, algo que sin duda resulta muy positivo, pero al mismo tiempo se aprecia un exceso de pegamento en algunas partes y el cableado que une los distintos componentes añade un riesgo claro de rotura si no tenemos cuidado.

Si tenéis dudas sobre cómo queda configurada la línea iPhone de Apple tras la llegada de los nuevos modelos os invitamos a echar un vistazo a este artículo.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

1 comentario
  • Kevin

    Osea que los 7nm ni se le notaran, creo yo, en la autonomía, por mas que prometan media hora mas que en el X 2017 no es para tirar cohetes, como si lo hubiera sido que aumentarán a los 3000mAh y lograr ahora si mas autonomía.

    Es solo mi opinión 😉

Lo más leído