Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Sigue la escalada de precios: el Core i7 8700K se dispara y supera al Core i7 7800X

Publicado el

Como recordarán nuestros lectores habituales Intel se encuentra en una situación complicada. Su excesiva dependencia del proceso de fabricación en 14 nm y la alta demanda ha generado una escasez que está elevando los precios de sus principales procesadores, incluidos modelos tan populares como el Core i5 8400 y el Core i7 8700K.

El Core i5 8400 ha sido el modelo más afectado, ya que su precio ha pasado de los 155 euros a los 295,90 euros, es decir, se ha doblado prácticamente, pero el Core i7 8700K también ha experimentado una subida importante durante los últimos días. Hasta hace unas semanas podíamos conseguirlo por unos 335 euros, y ahora cuesta 459,90 euros, una cifra que supera los 449,90 euros que cuesta el Core i7 7800X.

Por si alguien no tiene claras las diferencias que existen entre ambos procesadores recordamos que el Core i7 8700K está basado en la arquitectura Coffee Lake, tiene seis núcleos y doce hilos y funciona con la plataforma LGA1151 de Intel (chipset serie 300), mientras que el Core i7 7800X es una solución HEDT ´(computación de alto rendimiento) basada en Skylake-X, cuenta también con seis núcleos y doce hilos pero se integra en la plataforma LGA2066 (chipset serie X299).

Precios de locura: una oportunidad para AMD

El escalado de precios que han vivido los procesadores de consumo general de Intel se ha convertido en una oportunidad de oro para AMD. La compañía de Sunnyvale ha vuelto al buen camino con los Ryzen serie 1000 y serie 2000, dos generaciones que como hemos dicho en otras ocasiones compiten de tú a tú con la serie Core 8000 del gigante del chip.

Por ejemplo, el Ryzen 5 2600 compite directamente con el Core i7 8700K y tiene un precio de 189,99 euros. Su rendimiento es ligeramente inferior (de media) al modelo de Intel, pero cuesta menos de la mitad que aquél, lo que significa que ofrece un valor muy superior en relación calidad-precio.

Intel ha confirmado que está trabajando para mejorar su capacidad productiva y normalizar la situación cuanto antes, pero la mayoría de los analistas creen que no lo conseguirán hasta que consigan completar la transición al proceso de 10 nm, algo que podría ocurrir entre mediados de 2019 (previsiones optimistas) y finales de dicho año (previsiones realistas).

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído