Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Samsung trabaja en un smartphone para gaming

Publicado el

La figura del smartphone para gaming ha logrado abrirse camino en el mercado móvil. Firmas como Razer, ASUS, Xiaomi (con el Black Shark) y Honor ya han presentado sus propios modelos, y según las últimas informaciones Samsung va a ser la siguiente.

El gigante surcoreano ha sabido ver la oportunidad que representa este nuevo sector en el mercado móvil, y no quiere perder la oportunidad de hacerse con «un trozo del pastel». Los datos todavía son bastante escasos, pero tenemos detalles que nos permiten intuir qué camino tiene pensado seguir Samsung.

Un acabado premium

Samsung no va a escatimar en la construcción de su primer smartphone para gaming. La compañía mantendrá el diseño que hemos visto en la serie Galaxy A y también la misma calidad de acabados, lo que significa que este terminal estará fabricado con metal y cristal.

El formato de pantalla se mantendrá en 18:9 y esperamos un panel SuperAMOLED. Lo que no tenemos claro es la resolución y el tamaño de pantalla, y tampoco si la compañía utilizará el acabado Edge, aunque ésto último nos parece poco probable.

Por lo demás no esperamos ninguna sorpresa, aunque es posible que Samsung opte por acompañar a este terminal de algún sistema de control específico que facilite su utilización con juegos, como mandos extraíbles equipados con sticks analógicos.

Especificaciones propias de un tope de gama

Un smartphone para gaming debe ser capaz de ofrecer un alto nivel de rendimiento, pero también tiene que contar con un sistema de disipación que permita al SoC desarrollar todo su potencial.

El gigante surcoreano ya confirmó que había aprendido a la perfección esta idea con el Galaxy Note 9, un smartphone que viene equipado con un sistema de refrigeración de primer nivel basado en cámara de vapor y carbono. Lo más probable es que adapten ese mismo sistema a este nuevo terminal, aunque también cabe la posibilidad de que utilicen una variante con pequeñas modificaciones.

En cuanto a sus especificaciones todo apunta a que contará con un SoC Snapdragon 845 (CPU de ocho núcleos y GPU Adreno 630), 8 GB de memoria RAM y 128 GB de capacidad de almacenamiento ampliable mediante tarjeta microSD. Su batería debería rondar los 4.000 mAh y el sistema operativo será Android 8.1.

No tenemos detalles sobre el precio de venta ni tampoco sobre las características que Samsung podría añadir para diferenciarlo de verdad de un smartphone tope de gama actual, así que no nos queda más remedio que esperar a que aparezca más información.

Por lo que respecta a su fecha de lanzamiento varias fuentes apuntan a noviembre-diciembre, una etapa que coincide con el inicio de la temporada navideña.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído