Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nuestros lectores opinan: ¿crees que Stadia es realmente el futuro del gaming?

Publicado el

El anuncio de Stadia, la plataforma de Google dedicada a ofrecer servicios de juego en streaming (o en la nube, como queráis llamarlo) ha generado mucha expectación, pero también nos ha dejado muchas dudas.

Cuando se produjo la presentación seguí el evento para contaros prácticamente en directo todas las claves de Stadia, y francamente debo reconocer que la propuesta de Google es interesante. Haciendo un resumen podemos decir que pone punto y final a buena parte de los problemas que sufrimos los que jugamos en PC y, en menor medida, los que utilizan consolas, pero al mismo tiempo es un servicio que viene acompañado de sus propios problemas.

Nada es perfecto, y Stadia no es la excepción. La posibilidad de jugar en cualquier dispositivo a títulos de última generación con altas resoluciones, un buen nivel de calidad gráfica y una fluidez total suena bien, pero hablamos de una modalidad de juego en streaming, y esto implica una serie de compromisos claros:

  • Es imprescindible estar siempre conectado a Internet, en caso de perder la conexión no podremos jugar.
  • Los juegos nunca son realmente nuestros, solo tenemos el “derecho” de utilizarlos bajo las condiciones del servicio.
  • El rendimiento dependerá de la velocidad y de la estabilidad de nuestra conexión a Internet.
  • La latencia  acabará afectando a la experiencia de juego. Ya se ha confirmado esta cuestión, y Google ha prometido que cuenta con la tecnología para resolver el problema. Lo veremos.
  • La resolución prometida no tiene porque ser real, ya que es posible utilizar técnicas de compresión para reducir la carga que supone ofrecer un juego triple A en streaming en 4K y a 60 FPS.
  • El coste final puede acabar siendo, a medio y largo plazo, mayor que el que tendríamos al comprar un equipo y el juego.

Con Stadia no tendríamos que preocuparnos por cumplir los requisitos mínimos de un juego, ni tampoco por tener que instalarlo ni de configurarlo adecuadamente, pero como vemos arriba para disfrutar de esas ventajas deberemos asumir otras desventajas que, obviamente, pueden llegar a comprometer la experiencia.

En lo personal creo que Stadia es una idea interesante y que Google ha pensado a lo grande, pero no me atrevería a calificarlo como el futuro del gaming. Consolas y PCs seguirán existiendo durante muchos años, y este tipo de servicios serán más una alternativa que un remplazo.

Por mi parte prefiero la experiencia tradicional que ofrece un PC o una consola, aunque no niego el potencial que tienen este tipo de servicios. Ahora os toca a vosotros, ¿creéis que Stadia será el futuro de un gaming sin consolas?

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído