Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Wi-Fi triple banda: qué es y qué ventajas ofrece

Publicado el

Cuando hablamos de una red Wi-Fi estamos haciendo referencia a una una tecnología que nos permite conectar diversos dispositivos de forma inalámbrica. La lista de equipos compatibles es muy larga, ya que va desde ordenadores hasta portátiles, pasando por smartphones, tablets, consolas, reproductores multimedia, impresoras y otros gadgets inteligentes.

Esta sencilla descripción nos permite sacar en claro algo muy importante, y es que las redes Wi-Fi han vivido una importante evolución en la que ha influido, sin duda, la creación de entornos multidispositivo, una realidad que supone un desafío muy marcado, debido a las limitaciones técnicas que puede presentar y al impacto que puede tener la saturación que se produce a consecuencia de la conexión simultánea de varios dispositivos.

La idea es muy fácil de entender. Piensa en tu conexión Wi-Fi como en una autopista por la que circulan varios vehículos, dichos vehículos son los dispositivos conectados, y los carriles disponibles dependen directamente de las bandas con las que pueda trabajar tu router.

Pues bien, si tienes un router limitado a la banda de 2,4 GHz esa autopista solo tendrá un carril, algo que, al final, acabará siendo problemático si se produce la saturación de la misma. El rendimiento será insuficiente y no disfrutaremos de una buena experiencia de uso.

Wi-Fi con triple banda: adiós a los atascos

Con el auge de los entornos multidispositivo los routers capaces de trabajar en varias bandas se han convertido en algo imprescindible para disfrutar de una conexión Wi-Fi estable y de un alto nivel de rendimiento, sin que tengamos que preocuparnos por el total de equipos y de dispositivos que tenemos conectados.

Los routers AVM de última generación, como el FRITZ!Box 7590, están preparados para trabajar en doble banda (2,4 GHz y 5 GHz) de forma óptima. Volviendo a nuestro ejemplo anterior esto quiere decir que esa autopista dispondrá de dos carriles por los que podrán «circular» los datos de los dispositivos y equipos conectados a nuestra red Wi-Fi, y uno de ellos será, además, de alta velocidad, gracias al estándar Wi-Fi 5 (802.11ac).

Si queremos mejorar todavía  más nuestra experiencia de uso tenemos la posibilidad de añadir un FRITZ!Repeater 3000 a nuestra red y disfrutar de todas las ventajas de una configuración de triple banda Wi-Fi Mesh (red mallada). Con esta configuración todos los dispositivos conectados cambiarán automáticamente a la banda que mejor se adapta a sus particularidades, 2,4 GHz o 5 GHz, gracias a lo que se conoce como Band Steering, y el repetidor se comunicará con el FRITZ!Box a través de una tercera banda de 5 GHz.

Con esa configuración pasamos a tener tres carriles, dos que se utilizan para comunicar con los dispositivos conectados y un tercero que se dedica en exclusiva al tráfico que se genera en las comunicaciones entre el FRITZ!Box y el FRITZ!Repeater 3000, lo que permite evitar los atascos, maximizar el alcance y mantener un alto nivel de rendimiento.

Antes de terminar aprovechamos para recordaros este artículo, donde encontraréis una serie de consejos que os ayudarán a mejorar la velocidad de una conexión Wi-Fi lenta.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído