Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres razones por las que deberías cambiar el router que te ofrece tu operadora

Publicado el

Cuando contratamos una conexión a Internet lo normal es que el proceso de instalación del router sea gratuito, o que venga incluido en una primera cuota mensual. Algunas operadoras regalan el router en determinadas promociones, y otras lo ofrecen bajo opción de compra o de alquiler.

Es muy importante que tengamos esto claro antes de contratar una conexión a Internet, ya que si tenemos el router alquilado pagaremos una cuota que se reflejará junto al coste de nuestra conexión a Internet, y este será recurrente, es decir, se repetirá mes a mes. Si mantenemos este modelo durante un año puede que el router nos acabe saliendo más caro de lo que nos habría costado comprarlo.

Cambiar el router que nos ofrecen por defecto nos evita, en muchos casos, pasar por esa situación, pero al mismo tiempo nos da otras ventajas importantes que disfrutaremos en nuestro día a día y que pueden marcar por sí solas una diferencia muy importante.

En este artículo queremos compartir con vosotros tres grandes razones por las que deberíamos cambiar el router que nos instalan al contratar una conexión a Internet.

1-Disfrutaremos de un mayor rendimiento

Una parte importante de los usuarios que mantienen el router de su operadora cuentan con un modelo obsoleto, limitado al estándar Wi-Fi 4 y a la banda de 2,4 GHz, con velocidades máximas que suelen rondar entre los 300 Mbps y los 450 Mbps.

Los routers nuevos que se vienen distribuyendo entre las principales operadoras han dado un salto importante a nivel de rendimiento, gracias a la implementación del estándar Wi-Fi 5 (Wi-Fi AC) y a la utilización de configuraciones MIMO con varias antenas, pero su rendimiento y calidad siguen estando por debajo de lo que puede ofrecer un router actual de gama media o gama alta.

Es un hecho, actualizar a un router moderno de gama alta, como por ejemplo el FRITZ!Box 7590, disfrutaremos de conectividad Wi-Fi 4 (Wi-Fi N, 2,4 GHz) y Wi-Fi 5 (Wi-Fi AC, 5 GHz) con velocidades combinadas de hasta 2.533 Mbps. Dicho router es ideal para los que quieran aprovechar al máximo su conexión haciendo una inversión razonable.

Recuerda que la velocidad de tu conexión a Internet es importante, y que esta dependerá de la tarifa que tengas contratada, pero si tu router no es capaz de ofrecer un rendimiento acorde no podrás sacarle todo el partido.

2-El router y la importancia de la intensidad y la calidad de la señal

Las tecnologías y estándares que implementa un router afectan a la estabilidad y a la calidad de la señal Wi-Fi, y lo mismo ocurre con la configuración de antenas que utilicen. Los modelos más avanzados, como el FRITZ!Box 7590 que citamos en el punto anterior, vienen con configuraciones 4×4 MU-MIMO y cuentan con tecnologías de última generación que mejoran el envío de la señal inalámbrica.

Bien, ¿y qué significa esto para ti como usuario? Pues muy sencillo, que la señal Wi-Fi llegará más lejos y con una intensidad mayor, lo que te permitirá cubrir de forma óptima todos los espacios de tu casa y disfrutar de una buena experiencia de uso en casi cualquier rincón, sin zonas muertas y sin tener que recurrir a repetidores de señal o a unidades PLC.

Por contra en los routers que utilizan las operadoras es habitual encontrar soluciones con un par de antenas. A esto debemos unir que en la mayoría de los casos carecen de funciones avanzadas de mejora de la señal, por lo que son incapaces de cubrir de forma óptima distancias medias, sobre todo si hay obstáculos en el camino.

No debemos olvidar, además, que la implementación de la tecnología MU-MIMO en un router nos permite disfrutar de una experiencia de uso óptima con varios dispositivos conectados, algo fundamental hoy en día, ya que lo normal es tener entre dos y cuatro dispositivos conectados a nuestra red Wi-Fi de forma simultánea.

3-Seguridad, prestaciones y configuración

Las opciones de configuración, la interfaz y las prestaciones adicionales que ofrece un router son más importantes de lo que pueda parecer a simple vista. Contar con una interfaz fácil de utilizar nos permitirá sacarle el máximo partido desde el primer momento, y contar con una gran variedad de opciones nos dará todas las herramientas que necesitamos para configurarlo a nuestro gusto.

Por ejemplo, si queremos establecer una serie de ajustes de control parental y limitar el tiempo de acceso de nuestros hijos determinados routers, como el FRITZ!Box 7590, nos pondrán las cosas muy fáciles. Su sistema operativo FRITZ!OS, basado en Linux, ofrece una interfaz basada en el navegador que resulta muy intuitiva, y nos permite establecer horarios de uso, excluir páginas web y mucho más.

Con los routers de AVM también podemos acceder a otras funciones interesantes, entre las que destaca, por ejemplo, la creación de nuestra propia nube privada, y tendremos a nuestro alcance un conjunto de aplicaciones dedicadas que nos permitirán controlar todo lo relacionado con nuestra conexión a Internet. Son las FRITZ!Apps, una línea de herramientas gratuitas que ya tuvimos la ocasión de descubrir en este artículo.

Mayores prestaciones y opciones de configuración, pero también una mayor seguridad. Cambiar el router que nos da nuestra operadora por un FRITZ!Box marcará un salto muy importante y nos dará acceso a actualizaciones de seguridad periódicas y al FRITZ!Lab, que nos permitirá ser de los primeros en probar las nuevas características que traerán las próximas actualizaciones del sistema operativo FRITZ!OS.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído