Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Toyota Corolla Touring Sports: llegar

Publicado el

«Tomaré lo mismo que ella» Cliente del restaurante (Cuando Harry encontró a Sally, 1989)

Querida Milagros. No voy a mentirte, la vida en este lugar es un infierno. Aquí la gente circula como si fueran fantasmas, la expresión de su cara es gris, como si ya estuvieran muertos. La mirada fija en el suelo, arrastrando los pies y dejándose caer en cualquier lado para suspirar pensando en sus casas, en lo que han dejado allá, en su gente. Unas vidas que se han convertido en un pálido reflejo de si mismas en este maldito lugar. Las vidas fantasma de los fantasmas… Si intentas hablar con ellos levantan la mirada sin verte y se quejan de la vida en ese agujero infecto pero sin pasión, sin rabia, sin un atisbo de rebelión. Y si algún superior pasa cerca de ellos callan y bajan la mirada como si la conversación no hubiera nacido nunca, como si no estuvieras.

Llevo poco tiempo aquí. Desde que me mostraron mi sitio he procurado moverme lo menos posible y evitar problemas. Hago lo que me dicen sin discutir, aunque las órdenes no tengan sentido. Cerca de mi sitio se encuentra un compañero que de cuando en cuando saca una fotografía procurando que nadie le vea. La observa durante unos segundos y sonríe. Luego la vuelve a esconder cuidadosamente. Le pregunté y me dijo: «es mi hijo. No quiero olvidarme de cómo es su aspecto» con lágrimas asomando en sus ojos. Te aseguro Milagros que se me encogió el corazón. No he vuelto a hablar con él. A veces, como hoy, el aire se carga de un peso inconcebible y cuesta respirar. Espero que el jefe no me pida nada de última hora. Quiero salir de esta infecta oficina y marcharme a casa. Nos vemos pronto.

Los inicios de los propulsores híbridos no produjeron precisamente unos vehículos especialmente emocionantes. Con la idea de la eficiencia como preocupación principal, coches como el Toyota Prius colgaron el sambenito de aburridos a este tipo de modelos. Más adelante el propio fabricante japonés junto con su segunda marca Lexus cambiaron el panorama con versiones algo más divertidas.

Ficha técnica del Toyota Yaris Hybrid GR Sport

Eso sin contar con la llegada a la mismísima fórmula 1 de los propulsores híbridos que cambiaron las reglas del juego. En cualquier caso esta evolución es un síntoma claro síntoma de que la tecnología híbrida está madura y que a falta de que se asienten otros jugadores como los modelos eléctricos puros son una alternativa más eficiente y ecológica (y ahora divertida) a los motores tradicionales.

Vuelve Corolla

Para celebrar esta madurez del mercado Toyota ha rescatado del olvido nada menos que el modelo Corolla, un nombre que evoca triunfos en campeonatos de Rally y una estética deportiva que ha heredado esta nueva generación. Nosotros hemos podido probar la versión Touring Sports, la interpretación de este fabricante de la carrocería que conocemos como «Sport Wagon» que aún sigue siendo popular entre los que quieren un equilibrio entre practicidad y deportividad.

El Corolla es un coche que tiene una línea muy agradable con un frontal de grupos ópticos afilados y amplia rejilla de ventilación que le da un aspecto agresivo y felino, ideal para dar esa pincelada deportiva que quiere trasplantar Toyota del Corolla original. En este caso al ser la versión Touring Sport la línea de la carrocería acaba en un maletero tipo ranchera rematada con un spoiler en la parte superior.

Hay que decir que comparado con otros modelos e Sport Wagon de la competencia la línea es algo más conservadora, sobre todo en lo que respecta a la parte posterior cuya línea baja algo menos bruscamente. Esto le da al Corolla TS una combinación de aspecto agresivo en el frontal y algo menos el perfil lateral.

Músculo atrás

La parte posterior luce un paragolpes elevado y volúmenes que sobresalen con formas triangulares que recuerdan al C-HR y unos grupos ópticos que se dividen en dos partes por la apertura del portón. En la parte inferior un spoiler y un doble tubo de escape que proporcionan otro toque deportivo al conjunto del Corolla.

En el interior del Corolla encontramos un diseño sobrio propio de la empresa japonesa con elementos como la pantalla del sistema multimedia heredada de los modelos ya existentes de Toyota combinado con otros elementos más novedosos como la pantalla que hace las veces de velocímetro y cuentarrevoluciones tras el volante.

Interiores

En el modelo que probamos encontramos un espacio para depositar el teléfono móvil de buen tamaño que además es capaz de cargar por inducción. No hay demasiados huecos portaobjetos en la parte delantera y tampoco en las puertas. El reposabrazos se puede desplazar para apoyar el brazo pero al encontrarse encima de los portabebidas si tenemos alguna botella en ese lugar esto presenta dificultades.

Los acabados son más que correctos con buenos materiales en el interior que ofrecen un tacto agradable aunque no llegan a ser demasiado refinados comparados con otros modelos de categoría y filosofía similar. Los asientos son cómodos y el puesto de conducción tiene buena visibilidad y con acceso fácil a todos los controles. Los asientos son más cómodos aunque no sujetan demasiado bien en curvas cerradas.

La parte trasera es amplia y con bastante espacio para las piernas pero el acceso tiene cierta dificultad para personas altas ya que la forma del hueco de la puerta obliga a agacharse más de la cuenta. Además el ángulo de apertura de las puertas no es demasiado amplio por lo que el espacio para acceder al interior no es bueno.

Acceso atrás

Una vez dentro tres personas pueden viajar con cierta comodidad por la buena anchura del coche y por otro lado hay bastante hueco para los pies ya que al no disponer de una transmisión tradicional el túnel de la misma no estorba. Otro punto a tener en cuenta es que en las plazas traseras no se dispone de salidas de ventilación ni de conexión para cargadores USB.

El maletero como es lógico es uno de los puntos fuertes de esta versión. Si no plegamos la segunda fila de asientos, que puede hacerse por partes, dispondremos de 581 litros de capacidad, una buena cifra para un Sport Wagon. El hueco de carga es grande y accesible ya que el portón es de tamaño generoso. En los laterales disponemos de huecos de buen tamaño en los que podemos disponer objetos que no queramos que rueden por el maletero durante la marcha.

Al volante

El siguiente paso fue naturalmente la prueba dinámica. Siempre que realizamos este tipo de pruebas a modelos híbridos de Toyota nos encontramos con la peculiaridad de su sistema de cambio de marchas que consiste en un sistema de variador continuo que no dispone de marchas propiamente dichas.

El inconveniente de este sistema es que suele ser muy cómodo en ciudad y a velocidades bajas pero cuando necesitamos potencia da la impresión que revoluciona el motor de forma innecesaria. En esta versión de Corolla Toyota ha equipado un motor de 179 caballos (152 de motor de gasolina y 109 de motor eléctrico) que mueve con mucha soltura a este turismo.

Esta generosa cifra de potencia conjuntamente con un par máximo respetable hace que el motor no tenga que revolucionarse tanto al exigirle prestaciones. El resultado es que aunque se nota el mencionado fenómeno debido al variador de par no es tan molesto como en otros modelos. Además esta motorización dispone de un cambio que puede ponerse en modelidad Sport y permite cambiar de marchas de forma manual (aunque son marchas simuladas) lo que permite cierto control por parte del conductor de cómo se revoluciona el motor.

El resultado es que este modelo tiene el habitual funcionamiento agradable y eficiente en ciudad pero responde de forma muy ágil también fuera de entornos urbanos. Aunque si llegamos a los límites si se puede notar que es más ruidoso que un coche de potencia similar y propulsión y transmisión tradicional la verdad es que no es tan evidente como en otros híbridos de la marca.

Una vez nos olvidamos de las peculiaridades de la transmisión del Corolla hay que decir que es un coche muy agradable de conducir tanto en ciudad como en carretera. Nos ha parecido especialmente confortable la configuración de las suspensiones que aislan muy bien las irregularidades del terreno.

Al poner a prueba el coche en terrenos más virados y complicados este confort hace quizás que se pierda un poco de precisión pero no estabilidad por lo que aunque el tacto no es deportivo es posible conducir a una velocidad bastante alta sin llegar a vislumbrar los límites del coche. Nos ha gustado el funcionamiento del modo Sport que proporciona buenas sensaciones al volante a pesar de que el cambio es eminentemente burgués y ahorrador.

Como suele pasar con los híbridos de Toyota el consumo en ciudad es muy contenido y es posible también mantener bajo el gasto de carburante en carretera si no exigimos mucho del acelerador. En autopista se puede llegar a bajar de los siete litros sin demasiadas dificultades gracias también a que el motor, como hemos mencionado, no tiene que revolucionarse mucho para responder.

Conclusiones

El Corolla Touring Sports que hemos podido probar supone sin duda una evolución en lo que respecta a la filosofía de Toyota con sus híbridos. Tanto en la carrocería como en el comportamiento del motor y del cambio el fabricante japonés parece haber escuchado en parte las observaciones de sus usuarios y le ha dotado de más carácter y brillantez sin sacrificar aparentemente la eficiencia que ha caracterizado desde siempre a estas motorizaciones de Toyota.

Además este tipo de carrocería permite contraponer argumentos de habitabilidad y capacidad del maletero para convencer a los que se inclinan por un SUV por estas dos razones. Algunos detalles quedan quizás por pulir como la escasez de huecos para objetos o el acceso a las plazas traseras, pero en conjunto es un gran paso de Toyota para competir con sus turismos con etiqueta Eco en un mercado muy combativo y en el que Mazda sin ir más lejos acaba de aterrizar con sus propia apuesta muy personal con el Mazda 3 que por filosofía y motorizacione spodría considerarse su rival natural aunque la apuesta tecnológica es radicalmente distinta.

Valoración final
8.1 NOTA
NOS GUSTA
Buenas prestaciones en ciudad y carretera
Consumos contenidos
A MEJORAR
Acceso complicado en la parte trasera
Pocos huecos portaobjetos
RESUMEN
La vuelta del nombre Corolla nos ha traído una evolución de la filosofía híbrida de Toyota en un modelo cómodo con ciertos toques de dinamismo y algunas cosas que pulir
Prestaciones7.5
Diseño8.5
Consumo9
Confort8.5
Sistema de infoentretenimiento7

1 comentario
  • ¿Que puedes bajar de los 7L en carretera? Uf, creo que se les ha ido de las manos un poquito, esto no debería ser ECO. Que conste que tengo un Auris Hybrid del modelo anterior y hago 5l-5.5l por autovía sin demasiado cuidado con el acelerador. En nacional a 90-100 puedo hacer 4.5l-4.8l. Creo que así pierden la gracia los híbridos.

Top 5 Cupones

Lo más leído