Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Romper la pantalla del Huawei Mate X supone una costosa reparación de 1.000 dólares

Publicado el

Hace cosa de un mes vimos que arreglar la pantalla del Galaxy Fold costaba 599 dólares, una cifra impresionante pero que palidece ante los 1.000 dólares que cuesta cambiar la pantalla del Huawei Mate X, un smartphone flexible que tiene un precio de 2.400 dólares.

Esa cifra ha sido extraída de una información que ha facilitado Huawei, en la que también podemos encontrar el coste de las reparaciones de otros componentes del Mate X, como el chipset o la batería.

Como hemos anticipado la pantalla es el componente más caro de reparar si necesitamos llevar a cabo una sustitución, ya que su precio al cambio es de 1.007 dólares. En segundo lugar tenemos el chipset, cuyo coste de reparación es de 510 dólares. Es curioso, pero cambiar la batería del Huawei Mate X resulta muy barato: 34 dólares. Los precios son oficiales y tienen incluido tanto el coste de las piezas necesarias como la mano de obra.

Estas cifras son muy interesantes, sobre todo porque confirman que no estamos preparados todavía para los smartphones flexibles, un tipo de dispositivos que se mantienen como un producto elitista y dirigido a un tipo de consumidor muy concreto. Seamos realistas, no solo importa el precio de venta, importan todos los posibles costes asociados al mantenimiento que pueda llegar a necesitar.

Si compramos un Huawei Mate X y no podemos asumir el coste que supondría reparar su pantalla tendremos un problema importante. Ese ejemplo me permite explicar el trasfondo de lo que he comentado en el párrafo anterior, y es que todavía tenemos por delante al menos un par de generaciones antes de que los smartphones flexibles se conviertan en un tipo de dispositivo que esté verdaderamente al alcance del consumidor medio.

Puede que alguno de nuestros lectores se esté preguntando si el coste tan alto de esas reparaciones está justificado. No podemos dar una respuesta totalmente precisa, pero está claro que la pantalla flexible es el componente más caro del Huawei Mate X y también el que más complicaciones representa a la hora de su integración para conseguir un correcto funcionamiento, así que es comprensible que repararla sea bastante caro.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

4 comentarios
  • Álvaro Lázaro Laín

    Madre mía. Aunque me regalaran un teléfono como ese, no lo querría (Excepto para revenderlo, claro). Me acuerdo del Iphone, X, que estaba hecho de cristal y si se te caía, ¡plaf! a la porra el móvil. Yo tengo uno barato, se me ha caído al suelo muchas veces y jamás se me ha roto la pantalla ni cualquier parte del teléfono.Si es de gama alta pero hay que tratarlo como una pompa de jabón, no es un buen teléfono y por tanto, no lo compraré.
    Saludos

  • Vietar

    Lamentablemente como son todos hoy en día, sandwiches de metal y cristal por todos lados, los miras y se rompen.

  • Arcangel

    uy papito querido! con ese precio prefiero mil veces comprarme otro celular.

  • Jose Pastrana

    Una razón para no comprarlo.

Top 5 Cupones

Lo más leído