Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La IA del MIT predice una «catástrofe» si nos relajamos frente al COVID-19

Publicado el
COVID-19

Son casi 40 días (y sus 40 noches como diría Sabina) los que llevamos confinados en España bajo el estado de alarma impuesto por el Gobierno para frenar la pandemia del COVID-19. En un país en el que vivimos «en la calle», es lógico que estemos hartos desde el minuto uno, a la vez que enormemente dolidos por los miles de fallecidos, preocupados por la situación sanitaria y también por las consecuencias económicas, con previsiones de una caída brutal del PIB que el FMI estima en un 8% para 2020.

A pesar de ello, la inmensa mayoría de los ciudadanos estamos cumpliendo con enorme responsabilidad el aislamiento entendiendo lo que afirman todos los informes científico-médico-estadísticos: estamos salvando vidas, miles de vidas. Somos el país con más muertes registradas por COVID-19, aunque este dato es relativo y no es certero en ningún país. Ayer mismo China aumentó de golpe los fallecidos en un 50% al cambiar el conteo de la región de Wuhan. Una vez que se amplíen los test y si los datos se manejaran por igual en todos los países (y en todas las regiones como las españolas) podremos acercarnos a unos totales algo más reales. Exactos, nunca.

Otro dato importante a valorar es que somos el país que más curados por coronavirus registra. La curva de la pandemia comienza a aplanarse, los contagios se reducen y con ello hay un gran debate en la política, en la economía y en la ciudadanía sobre cuándo y cómo debemos ir volviendo a la «normalidad». Los especialistas médicos dicen que hasta que no haya disponible una vacuna no estaremos seguros de haber frenado la pandemia y en esa línea, algunos científicos van más lejos y explican que simplemente deberemos aprender a convivir con este nuevo «bicho».

IA del MIT para el COVID-19

El equipo del MIT, una de las universidades tecnológicas más prestigiosas del planeta, ha creado un sistema de Inteligencia Artificial para seguir el desarrollo de la pandemia teniendo en cuenta cómo los diferentes gobiernos han manejado el distanciamiento social y las órdenes de cuarentena, así como otros parámetros epidemiológicos estándar.

Con el fin de garantizar que el modelo fuera capaz de producir resultados precisos (o lo más precisos posibles teniendo en cuenta la irrealidad de los datos y el diferente manejo de ellos según los países) el equipo capacitó la máquina con datos que iban desde enero hasta principios de marzo y luego comparó sus predicciones para el mes de abril con las estadísticas reales que se están produciendo.

Según el trabajo de investigación del equipo, la máquina fue capaz de predecir con gran precisión la curva en todos los países para los que tenía datos. «Aprovechando nuestro modelo de red neuronal, enfocamos nuestro análisis en cuatro lugares: Wuhan, Italia, Corea del Sur y los Estados Unidos de América, y comparamos el papel desempeñado por las medidas de cuarentena y aislamiento en cada uno de estos países para controlar el número de reproducción efectiva del virus».

«Nuestros resultados indican inequívocamente que los países en los que se implementaron intervenciones rápidas del gobierno y medidas estrictas de salud pública para la cuarentena y el aislamiento lograron detener la propagación de la infección y evitar que explotara exponencialmente».

Con respecto a Estados Unidos, actualmente el epicentro de la pandemia, esperan que el pico de los contagios llegue en la semana del 20 de abril, pero advierten: «los datos obtenidos indican que relajar o revertir las medidas de cuarentena en este momento conducirá a una explosión exponencial en el recuento de casos infectados, anulando así el papel desempeñado por todas las medidas implementadas hasta ahora».

Los ingenieros detrás de la IA explican que los resultados son congruentes con lo que ha sucedido en países como Singapur. El confinamiento inicial lograron aplanar la curva casi por completo antes de que un regreso a la normalidad (desaconsejada por los médicos) ha causado un resurgimiento importante de los infectados por el COVID-19.

En otras palabras. Las medidas de distanciamiento social y cuarentena están funcionando, quizá incluso mejor de lo que muchos expertos habían pronosticado, pero si las abandonamos demasiado pronto, no habrán servido de nada. «Tendremos que volver a empezar desde el principio», insisten desde el MIT. Aunque será imposible que una gran parte de la población no termine contagiada y ello tendrá un efecto positivo por la obtención de los anticuerpos como inmunización natural, ello debe realizarse gradualmente en el tiempo para impedir el colapso de los sistemas sanitarios, encontrar tratamientos efectivos y vacunas.

Todo ello lleva tiempo. La que dicen es la peor crisis desde la segunda guerra mundial simplemente nos ha pillado «en paños menores» y va a exigirnos una gran muestra de paciencia y sacrificio.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído