Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Vivaldi 3.0 llega con mejoras de privacidad, productividad y versión estable para Android

Publicado el
vivaldi 3.1

Ya está aquí Vivaldi 3.0, la nueva versión del navegador web que el excofundador de Opera lanzase hace algo más de un lustro con el objetivo de recuperar la funcionalidad que el veterano perdió tras su conversión a Chromium. Y aunque Vivaldi también se basa en Chromium, hay que decir que, a grandes rasgos, lo ha conseguido, conservando además la dignidad que su anterior compañía se dejó por el camino.

Vivaldi 3.0 es, según indican en el anuncio oficial, «un salto gigante hacia adelante», por dos razones: la versión para PC (Windows, Mac, Linux) estrena entre otras una función que se ha convertido -con la excepción de Chrome- en fundamental en cualquier navegador web actual y la versión para Android hace lo propio, además de presentarse como la primera estable hasta la fecha. Veámoslo todo con más detalle.

Vivaldi 3.0

Cada versión mayor de Vivaldi suele ser una incógnita para quienes no se mantienen informados sobre su desarrollo y lo normal es no saber a qué atenerse, porque lo mismo introducen fruslerías que casi nadie usa, como te sorprenden con funciones avanzadas que a muchos nos gustaría ver en otros navegadores. Vivaldi 3.0 no es la excepción, pero en el buen sentido.

La gran novedad de Vivaldi 3.0 es un sistema de bloqueo de rastreadores y publicidad integrado en el propio navegador. Se basa en DuckDuckGo Tracker Radar y es realmente sencillo de utilizar, permitiendo fijar su funcionamiento de manera global o individual según el sitio y separando la capacidad de bloquear rastreadores de la de bloquear la publicidad, que no es lo mismo.

Vivaldi 3.0

Vivaldi 3.0

Su implementación es escrupulosa y no está activado por defecto, sino que deberá ser el usuario quien lo active manualmente, de manera global en el apartado de privacidad en la configuración del navegador, con la opción de añadir excepciones en una lista blanca; o en cada sitio de manera particular, por si se prefiere permitir la publicidad en los sitios que se visite con frecuencia.

«Si bien el bloqueo de rastreadores proporciona suficiente protección, algunos usuarios prefieren bloquear anuncios además de rastreadores», explican. «Sin embargo, creemos que muchos usuarios no desearán evitar que los sitios que visitan generen ingresos y, por esa razón, no habilitamos el bloqueador de anuncios de forma predeterminada».

Vivaldi 3.0

Pero esta no es la única novedad de Vivaldi 3.0. Otra menos básica pero bastante llamativa es un reloj, fijado en la barra de estado y que además de dar la hora permite programar alarmas e incluso adoptar la Técnica Pomodoro de productividad. Esta nueva versión incluye también mejoras en la navegación espacial con el teclado, en el uso de vídeos flotantes (Picture-in-Picture) y unas cuantas correcciones en todo el conjunto.

Vivaldi para Android

El lanzamiento de Vivaldi 3.0 trae consigo otro no menos importante: la primera versión estable de Vivaldi para Android, que hasta ahora se mantenía en fase beta. Si ya lo habías probado o lo estás utilizando, no percibirás apenas cambios a simple vista salvo el que nos ocupa: bloqueo de rastreadores y publicidad integrado.

Por lo demás, Vivaldi para Android sigue ofreciendo las mismas características con las que se dio a conocer hace unos meses y que tan buen sabor nos dejaron: un excelente diseño, sincronización de datos y funciones como notas o capturas de pantalla integradas, entre otras.

Si aún no le habías dado la oportunidad, es el momento ideal para hacerlo, porque tanto en su versión para PC como para móvil, Vivaldi es uno de los navegadores web más interesantes de la actualidad, especialmente para quienes gustan de opciones avanzadas y personalizar la experiencia.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

3 comentarios
  • Muy interesantes las novedades, pero sigo sin comprender porque, aún siendo la única opción de los navegadores «grandes» que todavía es 100% europea, (hasta donde sé, sigue siendo Noruega), porque no liberan el código bajo una licencia FOSS, les Twittee hace cosa de 2 años o así, (antes de borrarme Twitter) y me respondieron, remitiéndome a una web de su web oficial, donde pone los componentes, pero en si no es FOSS, lo cual es el único lastre que me hace no planteármelo en mi sistema, (eso y la verdad, que en mi sistema, Arch Linux, no entiendo porque, aún requiere como dependencia GTK2, lo cual me parece un sinsentido a día de hoy, puedo entender que use GTK3 (que es el que usan Firefox, Chromium, Chrome, Brave, etc)), pero la verdad, usar el toolkit en su versión ya legacy, me resulta incomprensible.

    PD: Acabo de confirmar en AUR y parece que al fin ya quitaron GTK2 como dependencia obligada, lo cual me congratula, entonces ya si que el único escollo que veo en mi caso es la carencia de estar liberado el código y bajo una licencia FOSS.

    Me gustaría ver la liberación de este navegador web, que en lo poquísimo que he probado en 2 ocasiones que yo recuerde, me dejó en general un gran sabor de boca, aunque carecía de una función básica en la cual estoy tremendamente acostumbrado en Firefox, el poder configurar cuantas líneas baja/sube al usar la rueda del ratón, lo cual, en un navegador que se vende y presume de ser para power-users (y que en general creo que si que integra funcionalidades acorde a estas afirmaciones), me pareció bastante incomprensible esta carencia.

    Saludos.

  • fail0

    excelente navegador lo tengo instalado y es muy rapido

  • jp

    Es una pena que no lo liberen, es cierto, pero es de lo más potable que hay.

    Lo de los saltos de línea en cualquier cosa basada en Chromium lo puedes hacer con una extensión. Algo es algo.

Lo más leído