Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Vía libre para la tramitación de la tasa Google en España

Publicado el
tasa Google

La tasa Google, también conocida como tasa GAFA (Google, Amazon, Facebook, Apple), tiene vía libre para su tramitación parlamentaria una vez que el Congreso español rechazó ayer las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Vox y Ciudadanos, contra el proyecto de ley presentado por el gobierno.

La (mal llamada) tasa Google es un nuevo impuesto que gravará con un 3% los servicios de publicidad en línea, de intermediación, de venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario, y en general, a las empresas de economía colaborativa que operan en Internet que facturen a nivel mundial por encima de los 750 millones de euros y más de 3 millones de euros en España.

El proyecto lleva en candelero cerca de una década y busca que este tipo de empresas digitales que «apenas contribuyen en los países donde generan beneficios», según la Ministra de Hacienda, paguen por lo que realmente generan por su negocio (que es muchísimo) mediante «un sistema fiscal justo y progresivo del siglo XXI», para gravar los negocios digitales, capaces de funcionar sin presencia física o de crear valor con la contribución del los usuarios finales. «Una fiscalidad digital para una economía digital, que no haga que los negocios tradicionales sean menos competitivos», aclaró.

«El mundo ha cambiado. Cada día la economía es más digital y la fiscalidad actual está pensada para la economía de hace 20 años», explicó la ministra, aclarando que no tendrá efecto sobre las pymes, ya que «no grava las actividades minoristas de comercio electrónico o las ventas entre particulares», (algo en lo que no coinciden las asociaciones del sector), pero sí afectará a tecnológicas como Google, Apple, Facebook, Amazon y Netflix, y en general a «grandes empresas multinacionales que apenas contribuyen en los países donde generan beneficios».

¿Por qué es necesaria una tasa Google?

Para poner la tasa Google en contexto de situación. Apple opera en España a través de varias filiales que le permiten pagar menos impuestos que un mileurista. La mayor compañía mundial por capitalización de mercado y una de las que mayores beneficios obtienen respecto a sus ingresos, pagó a la Hacienda española entre 2010 y 2014 7,5 millones de impuestos.

Otro ejemplo inaudito: Apple Retail Spain registró pérdidas de 22 millones de euros en 2012, cuando las tiendas físicas de Apple son (atendiendo a su superficie) las más rentables del mundo. En Europa, la utilización de filiales y el establecimiento en Irlanda de su central, le permite transferir allí la mayor parte de su facturación donde paga tasas impositivas muy por debajo de la media del Viejo Continente.

tasa Google

Lo de Apple es solo un ejemplo y no el más sorprendente. Las dos filiales de Netflix establecidas en España pagaron 3.146 euros en concepto de impuesto de sociedades en 2018, su primer ejercicio fiscal en España. La clave, encauzar sus ingresos hacia una sociedad en Holanda, que como el caso de Irlanda, le ofrece tasas impositivas más bajas.

Tasa Google en Europa

El nuevo impuesto digital está impulsado por la Comisión Europea y está en línea con las medidas que están adoptando Reino Unido, Francia, Alemania, Italia o Hungría. Afectará a compañías como Apple, Amazon, Google o Facebook, a otras como Netflix, Uber o Airbnb, y en general a todas las tecnológicas o empresas digitales que no tributan en España por los ingresos que obtienen en el país, como sí hacen otras grandes como Microsoft o IBM.

La Comisión Europea considera que estas grandes tecnológicas practican sofisticadas operaciones financieras y fiscales para pagar el menor número de impuestos en Europa. Una “ingeniería fiscal” que aprovecha resquicios legales de los estados miembros, filiales varias y transferencias de facturación a centrales establecidas en determinadas países que les permiten pagar tasas impositivas muy por debajo de la media del Viejo Continente y del resto de empresas no digitales.

Vía libre para la tramitación de la tasa Google en España 31

El impuesto ya fue anunciado por el anterior ministro de Hacienda español, Cristóbal Montoro, y el Presidente del Gobierno actual, Pedro Sánchez, ya reiteró su intención de imponer una tasa a las grandes empresas tecnológicas como parte de un plan para aumentar los ingresos del estado. El nuevo impuesto digital es una transposición de una directiva europea y se tramitará como proposición de Ley de manera independiente a los Presupuestos Generales del Estado.

Las tecnológicas ya mostraron su preocupación por la futura entrada en vigor de este impuesto que se viene manejando desde hace una década, aunque todo apunta que al final tendrán que operar bajo las mismas reglas que el resto de tecnológicas y de empresas no digitales que tributan regularmente en España. En cuanto a la oposición, el Partido Popular y Ciudadanos han considerado razonable este impuesto, pero inadecuada su implantación en este momento, sin esperar alcanzar un consenso internacional por temor a las represalias que lleguen de la administración de Trump, que ya amenazó a Francia con aranceles por un impuesto similar.

En cualquier caso, el ejecutivo tiene el respaldo de una amplia mayoría del Congreso y la decisión es seguir con la tramitación de un impuesto (a nuestro juicio justo y necesario) que permitirá recaudar unos 1.000 millones de euros y entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y afectará, en general, a las empresas de economía colaborativa que operan en Internet que facturen por encima de los 750 millones de euros a nivel mundial y más de 3 millones de euros en España.

Sí conviene citar que la tasa Google en España tendrá un carácter transitorio hasta que se aprueba la normativa europea en la que está trabajando la Comisión o el intento de la OCDE (mucho más complicado de consensuar) para armonizar una norma con carácter mundial. No sabemos si es el momento indicado, pero no parece de justicia que Apple, Netflix (y otras) paguen en España menos impuestos que un mileurista. ¿A tí qué te parece?

10 comentarios
  • Alfonso Muñoz C.

    Me parece muy bien la medida, y me parece excelente la claridad de que sean mas de 700millones. eso deja fuera a todos TODAS las pimes.

  • Benito Camelas

    Desde luego ya está bien de que se rían en nuestra cara de ganar «grandes beneficios» y ser «honrados» cuando no destinan un porcentaje de sus oscenos ingresos a colaborar con el resto de la sociedad que es quién les genera dicho beneficio, de nada sirve que de vez en cuando hagan una obra de «filantropía» o «donen» una ínfima parte de sus productos, licencias o servicios a los sectores públicos cuando al final eso tiene la finalidad de que el estado forme a su ciudadanía en el uso de herramientas privativas que los hagan cautivos de estas empresas transnacionales que no reparten ni una pequeña parte de toda la riqueza generada.

    Sin impuestos al final se genera una gran desigualdad ya que el dinero de muchos pasa a manos de muy pocos y no sirve para generar intercambio económico que estimule el acceso a nuevos bienes o servicios por parte de la mayoría.

    Un buen ejemplo son los repartidores de delivero, glovo y tantas otras, que les hacen ser autónomos pagando su correspondiente tasa de autónomos, para luego solo cobrar un pequeño porcentaje de cada reparto, así les quitan sus derechos a vacaciones, indemnizaciones y demás compensaciones por realizar un trabajo por cuenta ajena, ya que estos «raiders» (disculpen el anglicismo) no son partícipes de manera alguna en los beneficios de la empresa transnacional ni siquiera en forma de acciones.

    La digitalización en cierta medida puede ser buena, evita que la gente tenga que realizar trabajos penosos y repetitivos hasta la extenuación, pero es obvio que estos rendimientos y ventajas de hacer que las máquinas automaticen el trabajo, también beneficien al resto de la sociedad y no hay manera más justa de hacerlo que aplicando impuestos, los cuales luego son repatidos a la sociedad ofreciéndonos servicios como la sanidad pública, educación, etc… (y no me pondré a hablar de los contratos temporales y condiciones precarias que han ido instaurando los anteriores gobiernos a estos servicios públicos vitales)

    Yo aplaudiría los grandes beneficios de las grandes tecnológicas que tanto dicen mejorar las vidas de los ciudadanos que son cautivos de sus bienes y servicios, si estas siguieran las mismas normas de «juego» que el resto de empresas, pues con impuestos toda la sociedad es partícipe de sus beneficios y avanzamos todos en conjunto con sus mejoras.

    De momento es un 3% lo que les piden, a un autónomo en España por vender bienes les piden el 21% de iva, el cual luego tienen que aplicar a los productos que nos venden y nosotros como gente consumidora acabamos pagano un 21% y aquí seguimos sobreviviendo esperando tener la mejor atención médica posible de la sanidad pública que sufragamos con nuestros impuestos.

    De ser el «CEO» (Director general, sin anglicismos, o como estaba de moda a finales del S.XX «Director ejecutivo») hablaría con los ingenieros fiscales de mi gran empesa que tanto presume de beneficios para que vieran una forma de pagar algo más de impuestos, antes de que la sociedad despierte y exija medidas como esta, que les llevarán a pagar los mismos porcentajes de impuestos que al resto.

  • Arcangel

    Ya veré a Donald Trump pataleando y amenazando con cobrar aranceles a toda la U.E. si se impone dicha tasa porque «atenta» contra el libre mercado (claro, solo a las empresas estadounidenses)

  • Arcangel

    Bueno, yo solo veo a la AEDE (antigua $EGAE) frotándose las manos para agarrar un buen trozo del pastel. En rio revuelto, ganancia de pescadores

  • L1ch

    Sí, atenta contra el libre mercado, pero no es como que USA tenga libre mercado.

  • Diegnu

    Maravilloso. Una subida que, de nuevo, va a repercutir en el consumidor y, por ello, se van a dejar de usar esos servicios, así que se va a recaudar menos siguiendo una política de mierda. Es exactamente lo mismo que pasó con la tasa Tobin y las transacciones financieras, tasa que el propio Tobin, tras ser implantada, dijo que era una basura y que no funcionaba.

    Mucho se quejan de Irlanda como «paraíso fiscal», que existe porque se dan los infiernos fiscales como España. Lo raro es que no se quieren dar cuenta de que en Irlanda se vive igual de bien, con mayor tejido empresarial, mayor incentivo y mucho menor paro, más capacidad de absorción de población sin trabajo y más capacidad de maniobra en caso de crisis porque existe mayor colchón financiero debido a los impuestos más bajos.

    Pero así va España, endeudada hasta las trancas, pagándolo el contribuyente, porque a las altas esferas les sale de los redaños, y el discurso ha calado pero bien por la ignorancia voluntaria. Con un tercio de lo recaudado, está más que demostrado (como en datosmacro) que se financia sanidad y educación de sobras (gran queja y llanto de la gente), y una menor parte a infraestructuras. El resto es para mantener un gigante con pies de barro insostenible.

    Sigue así mi querido país, que en lugar de querer competir para crear empleo y eliminar pobreza vas a competir por ver quién se carga más economías familiares. En lugar de quejarte de Irlanda u Holanda, conviértete en ellas.

  • Diegnu

    Deliveroo son unos sangrantes, pero Glovo ha sacado de la pobreza a muchísima gente que no los contrataban por venir de la indigencia. Les han financiado una moto en caso de que no tuvieran vehículo, y un pago aplazado de nómina por parte de la empresa, ganando tras pagar la cuota de autónomo sus 1200 machacantes.

    EL 21% se paga por bien tangible o servicio, y eso recae en el consumidor, no en la empresa. Los bienes que compra la empresa para nutrirse van ya fiscalizados con ese porcentaje. Es decir, van a meterles un 3% en cada operación, y ese 3% lo vas a sumar al 21% que ya pagamos, es decir, que NOSOTROS vamos a pagar más sobre un sueldo neto fijado. El resumen es que, suponiendo que hagamos una compra mensual por internet, vamos a tener un 3% menos en nuestra cuenta, así que esperemos que NO se lo suban.

  • Benito Camelas

    En cualquier otra empresa española la moto sería propiedad de la empresa prestada como herramienta de trabajo a sus trabajadores para el desempeño de su función laboral, lo cual incluye que la empresa pague el combustible a los trabajadores, el seguro y los correspondientes EPIs Equipos de Protección Individual, como sería el casco, guantes y ya no hablo de los EPIs por la covid19.

    Una cosa es que te saquen de la pobreza extrema y otra que no te permitan salir de ella ni te coticen para asegurarte un futuro protegido por el estado cuando la empresa quiera prescindir de tus servicios o bien se vaya a la quiebra o realice un ERE.

  • Arcangel

    asi es, «libre mercado» solo para los estadounidenses, que lo demás se jodan, así o mas cínico ese trumpetas?

  • fail0

    Me encanta es perfecto, excelente decisión la de la UE ojalá se traslade una idea similar en Latinoamérica

Lo más leído