Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

PS5 frente a Xbox Series X: más allá del hardware

Publicado

el

Ya hemos puesto a PS5 frente a Xbox Series X, lo hicimos en este artículo, en el que vimos, además, una comparativa completa entre ambas consolas y la generación actual, formada por PS4 y Xbox One.

En términos de hardware la conclusión que podemos sacar al poner a PS5 frente a Xbox Series X es muy clara, la consola de Sony queda en un nivel de inferioridad evidente, tanto que sus únicas ventajas se limitan al sonido y a la unidad de almacenamiento SSD, que es mucho más rápida que la que incorpora la consola de Microsoft.

Sabemos que la potencia es importante, ya lo hemos visto en la generación actual. PS4 fue lanzada con una GPU más potente y con memoria unificada más rápida, lo que se acabó traduciendo en una ventaja importante en términos de rendimiento frente a Xbox One.

En este sentido podemos traer al recuerdo algo muy curioso, y es que cuando Microsoft descubrió la diferencia de potencia que había entre PS4 y Xbox One reaccionó con un movimiento que Sony parece haber repetido con PS5, subir las frecuencias de trabajo de la CPU y de la GPU. Esto no hizo ningún milagro en el caso de Xbox One, y obviamente tampoco lo hará en PS5, especialmente si los valores que dio Sony llevan al límite la APU que montará dicha consola.

Veremos cómo evoluciona el diseño y la configuración final de la consola de nueva generación de Sony. Puede que al final se acabe produciendo algún cambio relativamente importante a nivel de hardware, pero de momento una comparativa de PS5 frente a Xbox Series X centrada en el hardware nos deja el siguiente resultado:

  • Xbox Series X tiene una GPU con más shaders, más unidades de texturizado, más unidades de rasterizado y, probablemente, más potencia a la hora de trabajar con trazado de rayos.
  • Ambas consolas utilizan la misma arquitectura a nivel de CPU, pero Microsoft ha conseguido estabilizar unas frecuencias más altas, 3,8 GHz frente a los 3,5 GHz de PS5.
  • PS5 dependerá mucho del escalado de velocidad de la CPU y de la GPU, algo que, francamente, me genera muchas dudas, ya que por mucho que se alabe esta idea (cosa que no entiendo) al final pude acabar dando problemas, sobre todo por cuestiones de temperatura.
  • La consola de Microsoft tiene un bloque de memoria GDDR6 más rápido, y otro más lento que el conjunto de memoria unificada GDDR6 de PS5.
  • El SSD de PS5 es mucho más rápido que el de Xbox Series X, 5,5 GB/s frente a 2,4 GB/s, pero tiene una capacidad menor, 825 GB frente a 1 TB.
  • La consola de Sony cuenta con un chip dedicado de sonido 3D que es, en teoría, superior a la solución que integra Xbox Series X.

PS5 frente a Xbox Series X más allá del hardware: juegos, valor añadido y otras claves

Ya tenemos claros todos los puntos fundamentales a nivel de hardware, pero para que una consola tenga éxito no basta con tener el sistema más potente, eso ha quedado claro en numerosas ocasiones. Recordad, sin ir más lejos, que PS2 fue la segunda consola menos potente de su generación, tanto GameCube como Xbox le daban sopas con honda, y sin embargo ha sido la consola más vendida de toda la historia.

Este es el mejor ejemplo de que la potencia no define el éxito de una consola, aunque es cierto que nos encontramos en una situación en la que es necesario llegar a un nivel mínimo para tener garantías de éxito o, en su defecto, ofrecer un valor enorme en otros frentes. En este caso la Wii y la Nintendo Switch son dos fantásticos ejemplos, ya que compensaron la inferioridad de su hardware introduciendo una nueva manera de jugar, y lo complementaron con el peso de las franquicias exclusivas de Nintendo.

PS5 llega a ese mínimo que hemos indicado en términos de hardware, es una consola de nueva generación de verdad, y cuenta con una configuración que representa un salto enorme frente a PS4, así que no necesita compensar tanto sus carencias en términos de potencia.

Esta introducción era necesaria para contextualizar de una manera acertada todo lo que vamos a ver a continuación, una comparativa de PS5 frente a Xbox Series X en términos de valor más allá del hardware. Gracias a ella podemos tener más claro cuál de las dos consolas ofrecerá, en principio, un valor más sólido en términos generales. Hemos dicho que en potencia la consola de Microsoft gana, así que parte con ventaja.

PS5 frente a Xbox Series X: mando de control

El sistema de control determina la forma en la que interactuamos con la consola y la experiencia de juego. Recordad, por ejemplo, la enorme diferencia que marcó la llegada de la vibración a los mandos de control, o la introducción de los sticks analógicos. Sí, ya sé que tampoco hacen milagros en algunos juegos, como los de acción en primera persona, por ejemplo, que se siguen jugando mejor con ratón y teclado, pero creedme, fue un avance enorme frente al tradicional sistema de cruceta y gatillos para mirar arriba y abajo.

Nintendo 64 y Wii son dos grandes ejemplos de como se puede marcar la diferencia innovando con el mando de control. Si ponemos a PS5 frente a Xbox Series X centrándonos en el mando de control creo que es Sony quien lleva la delantera en innovación gracias al DualSense. No me interpretéis mal, me encanta el mando de Xbox Series X, de hecho utilizo el de Xbox One en PC, pero los cambios que ha introducido la compañía japonesa son más profundos.

Según las últimas informaciones las dos novedades más importantes del mando de Xbox Series X se centran en el modo de latencia dinámica y el soporte de Bluetooth de bajo consumo, mientras que el DualSense de PS5 contará también con mejoras de consumo y de latencia, y vendrá con un sistema háptico y con un conjunto de gatillos adaptativos que nos permitirán sentir los juegos de una manera mucho más realista. Esto es lo que me lleva a dar una victoria a Sony en este punto, al menos de momento.

PS5 frente a Xbox Series X: juegos exclusivos y retrocompatibilidad

Son dos puntos muy importantes, tanto que estoy seguro de que muchos de nuestros lectores ya tienen claro que van a ir a por una Xbox Series X por su mayor retrocompatibilidad. No os culpo, de hecho me parece una decisión acertada y una «recompensa» merecida para Microsoft. El gigante de Redmond ha confirmado una apuesta mucho más sólida por la retrocompatibilidad en Xbox Series X, una consola que podrá mover casi todo el catálogo de juegos de Xbox One y Xbox 360, y también algunos títulos de Xbox.

PS5, por contra, solo tendrá retrocompatibilidad con algunos juegos de PS4. Esto puede acabar siendo un problema para la compañía japonesa, no me atrevería a decir que muy grave ya que al final habrá un cierto grado de compatibilidad, pero los jugadores que tengan una PS4 con un importante catálogo de juegos pueden acabar decepcionados si al saltar a PS5 descubren que muchos de sus juegos no funcionan. Sony debería tener mucho cuidado en este aspecto, y sí, la ganadora es Xbox Series X.

Por lo que respecta a los juegos exclusivos es muy complicado. Sony ganó en la generación actual, Microsoft tomó nota y no dejará que le ocurra lo mismo con Xbox Series X. A priori mi cabeza me dice que es probable que PS5 tenga mejores exclusivas que Xbox Series X, pero quiero dar un voto de confianza a ambas compañías y esperar a ver los primeros anuncios de ambas antes de tomar una decisión. Lo dejamos en tablas.

PS5 frente a Xbox Series X

PS5 frente a Xbox Series X: ecosistema de servicios y otras cosas a tener en cuenta

Si nos centramos en los servicios Microsoft lleva la delantera a Sony. Ambas ofrecen servicios de juego online, aplicaciones, una tienda dedicada y juegos gratuitos cada mes al utilizar la modalidad de suscripción de pago a PS Plus y Xbox Live, pero servicios como el Xbox Game Pass y Play Anywhere marcan una diferencia clara a favor del gigante de Redmond.

Otra cosa que creo que debemos tener en cuenta son las mejoras que introducirán las consolas de nueva generación en los juegos de la generación anterior. Ya hemos dicho que ambas ofrecerán una retrocompatibilidad determinada, pero no hemos hablado de las posibles mejoras que introducirán PS5 y Xbox Series X en juegos de PS4 y Xbox One.

Microsoft habló recientemente de este tema y centró las mejoras en doblar la tasa de FPS y en incluir HDR generado mediante inteligencia artificial. Sony, por contra, no ha llegado a especificar nada. PS4 Pro adoptó un modo «boost» o modo turbo que mejoraba algunos juegos de PS4 tirando de fuerza bruta. Por ejemplo, Bloodborne mostraba tasas de FPS más estables, pero tenía los mismos problemas de sincronización entre fotogramas, de manera que al final la mejora no era tan grande como cabía esperar.

Puede que Sony opte por ahí, pero de momento Microsoft ha sido más clara y ha lanzado una propuesta más interesante que la compañía nipona, así que punto para ella.

No podemos terminar sin hablar del precio de venta. Todavía no tenemos información concreta, pero todo parece indicar que Microsoft apostará por igualar o reducir el precio de PS5. Si esto se confirma y la realidad que hemos visto hasta ahora no cambia Sony podría tener problemas, incluso a pesar del peso que tiene la marca PS5.

PS5 frente a Xbox Series X: la segunda es más interesante, de momento

Esa es la conclusión a la que nos lleva todo lo que hemos visto hasta ahora, y antes de que alguien me tache de fanático de Microsoft recuerdo que tengo una PS4, y que estoy muy contento con ella. Eso no me impide ver que el gigante de Redmond lo ha hecho mejor con Xbox Series X, y que Sony tiene trabajo por delante si quiere convencerme de que debo comprar una PS5.

La presentación de la consola de nueva generación de Sony estaba prevista para el 4 de junio, pero al final ha sido cancelada y no sabemos cuándo veremos la presentación definitiva de PS5. Quizá se produzca antes de terminar el mes de junio, pero ahora mismo todas las posibilidades están abiertas y no podemos concretar nada.

Microsoft, por su parte, podría aprovechar para empezar a mostrar nuevas escenas de juego real con títulos exclusivos que aprovechen de verdad el potencial de Xbox Series X.

No quiero terminar sin lanzaros una pregunta sobre esta comparativa de PS5 frente a Xbox Series X, ¿cuál de las dos es vuestra favorita?

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído