Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Facebook y, aunque parezca imposible, otra filtración de datos

Publicado el
Facebook y, aunque parezca imposible, otra filtración de datos

Tengo que hablar otra vez sobre Facebook pero, honestamente, llevo diez minutos intentando verbalizar lo que pienso y se me está haciendo difícil, bastante difícil. Y es que no me entra en la cabeza como se puede tropezar tantísimas veces en la misma piedra. No me entra en la cabeza y, lo que es peor, me hace ver cada vez más claro que la consideración que tiene Facebook con sus usuarios es más o menos inexistente.

¿Y qué ha ocurrido? Pues que Facebook y los datos han vuelto a protagonizar otra noticia en la que la red social no ha actuado con la diligencia que debería y, a consecuencia de ello, por error ha proporcionado a unos 5.000 desarrolladores acceso no autorizado a los perfiles de usuario debido a un fallo en la plataforma. Este incidente ha sido comunicado por la propia empresa en su página de comunicación corporativa.

La filtración rompe las reglas que la propia Facebook pone a los desarrolladores en relación con el acceso a la información personal. Desde 2018, la plataforma ha bloqueado automáticamente a los desarrolladores para que no obtengan los datos de las personas si no han interactuado con la app del servicio en los últimos 90 días. Una vez que expira el límite de tiempo, los desarrolladores deben solicitar nuevamente a los usuarios permiso para acceder a sus datos. Pero en este caso, el sistema de bloqueo falló.

«Descubrimos que en algunos casos las aplicaciones continuaron recibiendo los datos que las personas habían autorizado previamente, incluso si no habían usado la aplicación en los últimos 90 días«, dijo Konstantinos Papamiltiadis , vicepresidente de partnership de Facebook, «Por ejemplo, esto podría suceder si alguien usara una aplicación de práctica de deporte para invitar a sus amigos de su ciudad a un entrenamiento, pero no identificamos que algunos de sus contactos habían estado inactivos durante muchos meses«.

Según el directivo de la red social, Facebook solucionó el error el mismo día en que fue encontrado, pero lo que no ha hecho ha sido revelar el número de usuarios que se han podido ver afectados por este fallo de seguridad. Bien por la prontitud en solucionar el problema una vez detectado, y bien por informar del mismo. Mal por un nuevo fallo en una plataforma que empieza a contarlos por decenas, y peor aún por la falta de transparencia al no indicar el número de personas afectadas por este incidente de seguridad.

No hay que ser muy listo para imaginar que en estos días las oficinas de Facebook no son un lugar tranquilo. En menos de dos semanas hemos sabido de este agujero de seguridad, de la desconsideración de sus directivos en lo referido a la seguridad y la privacidad de sus usuarios y del daño que sus malas políticas en lo referido a los mensajes de odio puede llegar a hacer a sus cuentas, algo que ha obligado a su fundador, Mark Zuckerberg, a tomar medidas para intentar detener la sangría de anunciantes.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído