Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

The North Face no «compra» las políticas de Facebook

Publicado el
The North Face no "compra" las políticas de Facebook

The North Face es una de esas marcas que, dentro de su sector, ha conseguido construir con los años una imagen muy sólida y con una excelente valoración por parte de sus clientes. Por si no la conoces, hablamos de una compañía dedicada a vestuario, complementos y equipación para entornos de frío a frío extremo. Originariamente, por su planteamiento, sus productos estaban dirigidos a escaladores, esquiadores y perfiles similares, pero con el paso de los años ha llegado también al mercado casual, en el que ahora tiene bastante encaje. Hablamos de ropa preparada para condiciones extremas… pero no para las que se dan en Facebook.

Las últimas semanas no están resultando sencillas, sin duda, para la red social, que está viendo una vez más como su imagen queda asociada a conductas muy reprobables. Conductas que tienen su origen, en la mayoría de los casos, en una política de monetización por cualquier vía, sin cortapisas éticas de por medio. Podemos recordar, como gran paradigma de ello, el escándalo de Cambridge Analytica, una operación en la que la red de Zuckerberg fue clave para decantar el voto en algunos procesos cruciales de gran importancia, como fue el caso del Brexit.

Y eso por no hablar de los problemas de privacidad vividos por los usuarios de la red social. ¿Algunos ejemplos? Pues así despedía Facebook 2019, solo unos meses después de filtrar cientos de millones de números de teléfono. Ah, entre medias también se supo que su app abría la cámara de tu dispositivo sin tu permiso, que empleados de la compañía transcriben manualmente conversaciones de Facebook Messenger, que la red analiza y etiqueta contenido de sus usuarios desde hace años… Un rápido resumen a la historia de la compañía pone los pelos de punta a cualquiera, algo que ha dado lugar a sentencias judiciales condenatorias e incluso a movimientos como #DeleteFacebook.

Y ahora, cuando el problema de la privacidad sigue sin visos de solucionarse, otro problema relacionado con la actitud de Facebook viene a golpear al servicio de Zuckerberg. Se llama #StopHateForProfit, es una campaña que pretende alentar un boicot contra aquellas empresas que obtienen beneficios económicos gracias a los mensajes de odio (tan populares a día de hoy en la red) y, seguro que ya te lo has imaginado, Facebook es uno de los principales agentes señalados por este movimiento activista. Con un factor muy importante, y es que pretende golpear a la red social dónde más le duele: en la cartera.

Una campaña a la que, como podemos ver en el tweet, se ha sumado The North Face. No es la primera adhesión a #StopHateForProfit, pero sí que es la de la empresa de mayor tamaño hasta el momento. Y este no es un detalle menor, puesto que como ya hemos visto en anteriores ocasiones, es cuando una empresa realmente grande se une a una acción de este tipo, cuando el resto se empiezan a sumar. El boicot comenzará oficialmente el 1 de julio, así que todavía hay tiempo para que otras empresas sigan la estela de The North Face y no empleen los servicios de la red social para promocionar sus productos.

Las críticas plantean que, lejos de intentar combatir los mensajes de odio en la plataforma, Facebook estaría mirando hacia otro lado en algunos casos, cuando no directamente promoviéndolos indirectamente al ofrecer las herramientas necesarias para que proliferen. El anuncio de The North Face viene acompañado de un «quizá nosotros también» de Vans y Timberland, otras dos marcas que emplean la red social para promocionar sus productos, y que parecen sensibilizados al respecto. ¿Seguirán el camino de The North Face? ¿Servirá esto para que Facebook actúe de manera efectiva contra los mensajes de odio?

La semana que viene es crucial para #StopHateForProfit, será cuando sabremos si The North Face es la excepción o solo la primera marca en dar el paso. Y, claro, qué piensa hacer Facebook al respecto.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído