Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Reino Unido dice no a Huawei, todo su equipamiento 5G deberá ser eliminado antes de 2027

Publicado

el

Huawei

Es oficial, Reino Unido dice no a Huawei, una decisión que venía precedida de una cierta polémica por la campaña de acoso y derribo que viene lanzando contra ella Estados Unidos, un país que, como sabrán muchos de nuestros lectores, ha llegado a considerarla como un peligro para la seguridad nacional.

La decisión del ejecutivo británico estaba cantada. Sabíamos que Huawei se iba a quedar fuera del 5G en dicho país, pero todavía no teníamos una decisión y un plazo definitivos. Hoy ya sabemos todo lo que ocurrirá, a partir del 31 de diciembre de este mismo año estará prohibido comprar equipos 5G al gigante chino, y en 2027 todo el equipamiento de Huawei dedicado a redes 5G deberá haber sido eliminado de Reino Unido.

Estas medidas mantienen la línea que habíamos visto anteriormente al hablar de un posible abandono acelerado con fecha límite en 2025. Las teleoperadoras avisaron de que un abandono tan rápido podría acabar siendo contraproducente, ya que les obligaría a realizar cortes en el servicio, y que para evitarlos habría que ampliar el plazo a un mínimo de siete años, es decir, a 2027, la fecha que ha acordado al final el gobierno británico.

Huawei fuera del 5G en Reino Unido, ¿pero por qué?

La decisión ha sido tomada por el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) en una reunión que estuvo presidida por Boris Johnson, el primer ministro británico, y ha sido consecuencia directa de las últimas sanciones impuestas a Estados Unidos a Huawei.

Está claro que la presión de Estados Unidos también ha jugado un papel fundamental. La Administración Trump fue muy clara a la hora de hablar de las posibles consecuencias que tendrían que afrontar aquellos aliados que decidiesen mantener a Huawei en sus redes 5G, y no hay duda de que sus «recomendaciones», han calado hondo en nuestro vecino del norte.

En un primer momento Reino Unido consideró la posibilidad de dejar a Huawei una pequeña participación en su salto al 5G, pero al final han optado por el no rotundo. La transición al 5G se realizará sin equipamiento de la compañía china, y el gobierno británico ya ha avisado de que harán las modificaciones necesarias a nivel legislativo para que esa decisión sea solo «un camino de ida», es decir, para que no haya vuelta atrás.

Tenemos claras las medidas que adoptará Reino Unido, ¿pero cuánto le va a costar aplicarlas? Según la fuente de la noticia el coste acumulado de esto, y de las restricciones anunciadas anteriormente contra Huawei, será de unos 2.000 millones de libras, casi 2.199 millones de euros. Oliver Dowden, Secretario Digital de Reino Unido, comentó que ha sido una decisión difícil, pero creen que es lo correcto para la seguridad nacional de Reino Unido y para su economía, tanto a corto como a largo plazo.

El equipamiento de Huawei utilizado para redes 4G y anteriores se mantendrá ya que, en teoría, no representan un peligro para la seguridad nacional. Curioso, sin duda.

Por su parte el gigante chino ha comentado que es una mala noticia para cualquier persona que viva en Reino Unido y que tenga un teléfono móvil, y amenazó con llevar a Reino Unido a la «línea digital lenta», subir precios e incrementar la brecha digital.

Sé lo que estáis pensando, ¿y a quién recurrirá Reino Unido para salir del paso? Pues a Nokia, será la compañía finlandesa la que se ocupe de proporcionar la mayor parte del equipamiento que necesitará nuestro vecino del norte para completar su transición al 5G. Esto le obligará a afrontar un coste mayor, pero le permitirá evitar asperezas con la mayor potencia del mundo, Estados Unidos.

Actualizamos con la respuesta oficial de Huawei:

Edward Brewster, portavoz de Huawei en Reino Unido, ha comentado:
 
“Esta decepcionante decisión es una mala noticia para cualquier persona en el Reino Unido que tenga un teléfono móvil. Presenta una amenaza de ralentizar el desarrollo digital de Reino Unido, aumentar los costes y profundizar la brecha digital. En lugar de subir el nivel, el gobierno está bajándolo y le instamos a que reconsidere esta decisión. Seguimos confiando en que las nuevas restricciones de los Estados Unidos no habrían afectado a la seguridad de los productos que suministramos al Reino Unido.
 
Lamentablemente nuestro futuro en el Reino Unido se ha politizado, ya que se trata de una cuestión de política comercial de Estados Unidos y no de seguridad. En los últimos 20 años, Huawei se ha centrado en construir un Reino Unido mejor conectado. Como empresa responsable, continuaremos apoyando a nuestros clientes como siempre lo hemos hecho.
 
Realizaremos una revisión detallada de lo que significa el anuncio de hoy para nuestro negocio y trabajaremos con el gobierno británico para explicar cómo podemos continuar contribuyendo a un Reino Unido mejor conectado”.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído