Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

SegmentHeap no termina de hacer migas con Chrome

Publicado el
SegmentHeap no termina de hacer migas con Chrome

Mi gozo en un pozo. Bueno, el mío y el de otras muchas personas que habían puesto sus esperanzas en SegmentHeap. Si eres usuario de Google Chrome en Windows 10 es bastante probable que sepas de qué estoy hablando. En caso contrario debes saber que hace algo menos de un mes ya te hablamos de esta novedad que ha llegado con Windows 10 2004, y que prometía ser una solución (o al menos una solución parcial) al tremendo problema que, desde hace ya mucho tiempo, tiene Google Chrome con el consumo de memoria RAM.

Por hacer un rápido resumen de la razón por la que SegmentHeap parecía ser el mirlo blanco de May Update 2020, debemos recordar que se trata de una mejora en el método empleado por el sistema y las aplicaciones para gestionar los heaps (montículos) en la estructura de datos, así como en la asignación dinámica de memoria. El problema de Chrome, y de otras tantas aplicaciones que actúan de manera similar, es que el aprovisionamiento de recursos provoca, con el método clásico, denominado ahora LegacyHeap, un consumo desmedido de recursos, que en bastantes ocasiones está por encima de las necesidades reales de los mismos.

Los desarrolladores de Google Chrome, al saber de la introducción de SegmentHeap en la última actualización de Windows, optaron por incorporarla en el manifiesto del navegador. Algo lógico, ya que unas primeras pruebas al respecto dieron como resultado una reducción del consumo de memoria de hasta un 27%. La implementación, no obstante, no pudo ser inmediata, ya que produjeron algunos problemas intentando compilar Chrome con el SDK de Windows. No obstante, finalmente fue posible en una beta de Chrome V85.

Y hasta aquí la parte feliz de la historia, porque tras realizar algunas pruebas con Chrome V85, sus desarrolladores han decidido dar marcha atrás y eliminar SegmentHeap del manifiesto de la aplicación, ya que afirman que ocasiona algunos problemas relacionados con el rendimiento del sistema. Y, por lo tanto, han vuelto a LegacyHeap, que seguirá siendo el método de gestión de los montículos empleado por el navegador de Google. Según los ingenieros de Chrome, las pérdidas de rendimiento se midieron con WebXPRT3, Speedometer2 y JetStream2, tres benchmarks de referencia en su campo.

La respuesta de Microsoft ha sido afirmar que con el uso de SegmentHeap sí que es cierto que se puede incrementar el uso de la CPU, pero que esta subida queda compensada por el descenso, según ellos más acusado, en el consumo de memoria. Afirman, también, que esta transacción suele realizarse a la inversa, es decir, que muchas aplicaciones tienden a reducir el consumo de CPU, dando más uso de la memoria RAM. El ingeniero de Microsoft que da respuesta al de Google plantea que el problema de Chrome se debe a un bug y que se pueden realizar algunas mejoras para reducir el impacto en el consumo de procesador.

Pese a la respuesta del ingeniero de Microsoft, el equipo de desarrollo de Chrome ha optado por renunciar de momento a SegmentHeap. Esa es, eso sí, la buena noticia. Y es que el equipo de desarrollo del navegador de Google no ha descartado su uso de manera definitiva, sino que se ha planteado seguir realizando pruebas en el futuro, para ver si en algún momento es posible llegar a adopotarlo.

 

Con información de MSPoweruser

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído