Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Hackeo de Twitter: 130 cuentas se vieron comprometidas

Publicado el
Hackeo de Twitter: 130 cuentas se vieron comprometidas

Poco a poco va apareciendo más información sobre el hackeo de Twitter del que ya te hablamos ayer. Y debo reconocer que, en contra de lo que me esperaba ayer, los responsables de la red social sí que han optado por hacer público el número de cuentas afectadas según su investigación, y que como podemos leer en este tweet ronda las 130 víctimas. Un número que en primera instancia puede no parecer muy elevado, pero que hay que recordar que se refiere a cuentas especialmente populares, y en las que, como pudimos comprobar anteayer, muchos usuarios tienen una confianza ciega.

Según afirman en ese mismo hilo, unos mensajes más adelante, la compañía sigue trabajando con los usuarios cuyas cuantas se han visto afectadas por el hackeo de Twitter, con el fin de garantizar que puedan volver a emplearlas con seguridad. Por el momento se ha deshabilitado, para esas personas, la función de descarga del historial de mensajes (en una señal de que no están totalmente seguros de que los atacantes ya no tengan acceso a las mismas) y asegura estar investigando si los datos, tanto públicos como privados, de esas cuentas han sido exfiltrados.

Con respecto a las medidas adoptadas, así como las que considera adoptar la red social en el futuro, en uno de los últimos mensajes (hasta el momento) del hilo se afirma que se han adoptado medidas bastante «agresivas», lo que seguramente se traduce en que tras el hackeo de Twitter se habrán establecido férreas limitaciones, controles de seguridad y seguramente una politica de logs más estricta a las actividades llevadas a cabo por los trabajadores con las funciones y herramientas de administración del servicio. Hablan de asegurar sus sistemas, pero dado que todo apunta a que el problema de seguridad estaba «dentro», es lógico pensar que las medidas van en ese sentido.

Recordemos que el hackeo de Twitter consistió en tomar el control de aproximadamente 130 cuentas extremadamente populares (Barack Obama, Bill Gates, Elon Musk y Joe Biden, además de empresas como Apple y Uber) y emplearlas para engañar a sus seguidores. En los mensajes publicados se afirmaba que todas aquellas personas que enviaran bitcoins a un determinado monedero, obtendrían, en retorno, esa misma cantidad multiplicada por dos. Se estima que hubo al menos 365 víctimas, y que el importe que obtuvieron los ciberdelincuentes fue de alrededor de 120.000 dólares.

En este punto, no obstante, insisto en lo que comentaba ayer, es posible que el volumen de víctimas fuera más alto, pero que parte de estas no lleguen a hacerlo público nunca por la vergüenza de haber caído en algo que, visto ahora, sí que parecía sospechoso desde el primer momento. Y es que siempre es un momento excelente para recordar que, si hablamos de internet, nunca nos podemos fiar del algo (o de alguien) a 100%. El espíritu crítico es, a la red de redes, lo que el paraguas a los días de lluvia, y el hackeo de Twitter es un triste recordatorio más de ello.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído