Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Acusan a Google de espiar el uso de aplicaciones de Android para desarrollar alternativas

Publicado el
usuario de android

¿Cómo se lo montan en Google para decidir qué nueva aplicación desarrollar, con qué diseño y funcionalidad? Espiando al usuario, claro está. Al usuario de Android, para ser más exactos. O al menos eso es a lo que apunta una información que se acaba de publicar y cuyo origen sería la propia compañía, que ya ha respondido de manera oficial a las acusaciones.

La noticia la publica The Information y habla de ‘Android Lockbox‘, un supuesto programa interno de Google con el que los empleados de la compañía podrían acceder a datos supuestamente confidenciales -todo es supuesto- sobre el uso de las aplicaciones por parte del usuario. Y la razón no sería otra que que estudiar ese uso para así poder desarrollar alternativas con las que competir.

Como es evidente, si Google espía al usuario para sacarle ventaja a la competencia, el círculo se estrecha al extremo, y es que Google tiene muy poca competencia. Es lógico, por lo tanto, que este espionaje, de existir, se enfoque en aplicaciones como Facebook o Instagram. También se menciona a TikTok, la red social china de minivideos musicales en la que se basó Google para desarrollar YouTube Shorts, según se indica en la noticia.

Pero Google también habría usado y estaría usando Android Lockbox para vigilar a la competencia que tiene por detrás, por ejemplo en el caso de Gmail, servicio de correo electrónico líder en su categoría.

En cuanto al tipo de datos que estaría recogiendo Google, no se especifica apenas, salvo que incluirían la frecuencia con la que se abren ciertas aplicaciones y durante cuánto tiempo se usan. Por otra parte, el mismo medio asegura que los datos son de carácter anónimo y en ningún caso permiten identificar al usuario, y que los empleados de Google tienen que solicitar un permiso de acceso que no siempre consiguen.

Es decir, la cuestión de fondo en este tema no gira en torno a la privacidad, sino en torno a la competencia desleal. Con matices.

El espionaje, por cierto, se realizaría a través de Google Mobile Services, uno de los componentes clave de Android para con el propio software de la compañía y sobre el que antes de utilizarlo, todo usuario ha aceptado las condiciones de uso e incluso activado la telemetría de Android, que Google usa -como hacen todas las desarrolladoras del mundo- para mejorar la experiencia de usuario.

Así, la acusación se basa en que Google no usa todos esos datos solo para «mejorar la experiencia de usuario», sino en que también lo hace para competir en superioridad de condiciones. Y Google no niega que pueda acceder a esos datos, aunque tampoco dice nada de para qué los usa. Lo que sostiene la compañía es que esos datos pertenecen a un programa que es público y abierto a otros desarrolladores de aplicaciones.

«Desde 2014, la API de datos de uso de aplicaciones de Android ha sido utilizada por los desarrolladores de Google y Android que han sido autorizados por los OEM o usuarios de Android para acceder a datos básicos sobre el uso de las aplicaciones, como la frecuencia con que la que estas se abren, para analizar y mejorar los servicios», se defiende Google. «La API no obtiene ninguna información sobre la actividad en la aplicación y nuestra recopilación de esta información es revelada y controlable por los usuarios».

El problema es, siempre de acuerdo a la información publicada, que para que el desarrollador pueda acceder a los datos, el usuario debe haber dado permiso y tener instalada su aplicación… Y aquí Google juega con ventaja infinita, pues pocos dispositivos con Android hay en el mundo que no tengan instaladas aplicaciones de Google. El matiz está en que cuando Google se refiere a un programa público, no está hablando de Android Lockbox.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

3 comentarios
  • Pingüino Androide

    Una vergüenza Google, pero es lo mejor que tenemos (Android).
    Lo tiene todo montado para beneficiarse del software libre y evadir los términos que no le convienen económicamente en una forma que no rompe ninguna licencia. (Solo paga multas por lo poco o nada ético).
    Después recae en el usuario que se preocupa y ocupa la responsabilidad de tener un sistema operativo en su bolsillo mínimamente respetuoso con la privacidad, teniendo que resignar muchas cosas más que comodidad, como la garantía, compatibilidad con aplicaciones, la confianza en que no se vuelva inutilizable por un error. Hablo de las ROMs personalizadas, de código abierto y sin instalar los GMS (GApps), sino un reemplazo libre como microG, y sin cuenta de Google.
    Se puede? Sí. Se hace complicado a veces? Claro, y Google lo hace peor. Hay motivos para hacerlo? Seguro. Yo no me voy a dejar avasallar.

  • L1ch

    Sólo como nota: Android nace de AOSP como Chrome de Chromium. Las mayorias de ROM que hay salen de LineageOS que nace de AOSP.

    Hay roms con microG pero son pocas y está casi abandonadas, sin olvidar el poco soporte probable a tu dispositivo, así que toca romperse la cabeza instalando manualmente microG.

  • Pingüino Androide

    Chrome es chromium vitaminado, pero las diferencias entre AOSP y el Android® con GMS son cada vez mayores: imagina que los últimos commits en varias apps AOSP son del 2015. Y esas apps están en todas las ROMs, con más o con menos cambios.
    Lo de microG no me parece dramático: hay más de un módulo magisk para automatizarlo, pero yo lo hice manual y fueron 4 o 5 apk y un comando para activar el spoofing.

Lo más leído