Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Análisis del monitor LG 49WL95

Publicado el
Análisis del monitor LG 49WL95 29

¿Qué es lo que pasa cuando juntas dos monitores panorámicos de 27 pulgadas? Pues la respuesta sencilla es que obtienes un enorme monitor ultra panorámico de 49 pulgadas (como el LG 49WL95 que hemos probado) con nada menos que hasta  5120×1440 puntos para extender nuestra área de trabajo con una relación de aspecto de 32:9 (justo el doble de 16:9). Pero fuera del tamaño el monitor soporta HDR10, visualización de hasta tres dispositivos simultáneamente o velocidad de respuesta de 5 milisegundos.

Lo cierto es que no es un monitor para cualquiera, o por lo menos no es un monitor para el que tenga un presupuesto… o una mesa pequeña. De hecho la caja es lo primero que impresiona, con más de un metro treinta de anchura. En cualquier caso no os planteéis la machada habitual de desembalar e instalar el monitor vosotros solos (como se hace a veces con los muebles de IKEA a pesar de la advertencia de las instrucciones). Pedid ayuda, es un buen consejo…

Una vez realizado el montaje, sencillo si no fuera por el peso (más de 15 kilos con peana) afrontaremos el segundo desafío que es simplemente encontrarle sitio. No todas las mesas de trabajo pueden acoger un monitor que ocupa 121 centímetros de ancho. Y una vez encontréis esa mesa comprobad que las ventanas pueden abrirse sin problemas (también he pasado por eso). Una vez colocado el monitor encontrar la posición de trabajo es sencilla pues se puede subir y bajar así como rotar e inclinar hasta 15 grados (siempre con mucha precaución).

Análisis del monitor LG 49WL95 31

 

Modelo analizado LG 49WL95
Tipo de panel IPS
Tamaño / ratio de aspecto 49 pulgadas 32:9
Resolución nativa 5120 x 1440 a 60Hz
Conectividad 2xHDMI 2.0, 1xUSB-C, 1xDisplay Port, 1 salida audio, 4xUSB
Brillo 350 cd/m²
Relación de contraste 1000:1
Dimensiones con peana 1215,1 x 543,5 x 307,3 mm
Peso 15,2 kg
Web www.lg.com/es
Precio 1.501,63 euros

 

Conectar nuestros dispositivos es muy sencillo. Dispone de un gran número de conexiones en un panel que podremos descubrir retirando una tapa de plástico que luego podemos volver a poner para ocultar los conectores. Disponemos de dos conexiones HMI 2.0, un Display Port 1.4 y conexión USBC compatible con Display Port sobre USB-C además de una conexión de salida de audio y cuatro conexiones USB 3.0 que pueden cargar dispositivos o conectarse con el dispositivo que conectemos al USB-C.

Resolución máxima por Display Port o USB

Hay que tener en cuenta que la resolución máxima que permite la conexión HDMI es de 5120×1080. Para alcanzar los 5120×1440 puntos tendremos que utilizar la conexión Display Port o USB-C. Aquí también una advertencia ya que no todos los cables USB-C funcionan con el suficiente ancho de banda. Por suerte con el monitor viene incluido un elegante cable USB-C en color blanco como el monitor que es perfectamente capaz. Nosotros hemos utilizado el cable USB-C con un portátil que disponía de esa conexión y hemos podido utilizar el monitor a la máxima resolución además de aprovecharlo como hub USB conectando el móvil, webcam, teclado y ratón.

Análisis del monitor LG 49WL95 33

El monitor tiene un aspecto sólido, con una peana ergonómica que deja espacio para acercar el ordenador hasta colocarlo debajo del monitor en el caso de un portátil. Al modificar el ángulo lateral o la inclinación la base parece sólida y el mecanismo de giro permite realizar la operación de forma suave, algo complicado para un dispositivo con un peso y tamaño tan notables. Se trata de una pantalla con bordes muy finos en color negro mientras el resto del dispositivo y la parte exterior están en color blanco.

Nos ha gustado el sistema de control manual de la configuración del monitor a través de un «joystick» colocado en la parte derecha del mismo que permite cambiar de entradas, el apagado y encendido además de otras fuciones como la posibilidad de mostrar dos entradas en el monitor. Como es costumbre en este tipo de monitores la alimentación la proporciona un transformador bastante voluminoso de color blanco que en cualquier caso no molesta porque lo colocaremos habitualmente en el suelo.

Sorpresa: muy buenos altavoces

En las primeras pruebas una de las cosas que nos sorprendió gratamente fue curiosamente la calidad de los altavoces. No es habitual que un monitor destinado a tareas profesionales disponga de un sistema de altavoces con prestaciones tan buenas. Este modelo tiene instalados dos altavoces de 10 vatios compatibles con Rich Bass. El tamaño del monitor favorece que los altavoces estén separados de forma suficiente y el tamaño de la carcasa hace de caja de resonancia.

Análisis del monitor LG 49WL95 35

Comenzamos las pruebas con el ocio. La reproducción de películas y series es muy buena, incluso en escenas con poca iluminación a pesar de la tecnología Edge del panel LCD. Los colores se reproducen con viveza y fidelidad aunque hay que tener en cuenta que el contenido panorámico se verá con dos grandes bandas a los lados. En lo que respecta a los juegos este modelo no es precisamente el ideal en concreto para los títulos de acción que requieren una alta tasa de refresco. El 49WL95 solamente ofrece 60 hz a pesar de tener un tiempo de respuesta de 5 milisegundos. Por otro lado no es compatible con tecnologías como AMD FreeSync.

Por supuesto donde el monitor brilla realmente es en las tareas profesionales, especialmente las que precisan de mucho espacio en pantalla. Una de las que más se benefician es la edición de vídeo ya que podemos tener en un lado del monitor el vídeo que estamos editando y en el otro, sin solaparse, la ventana de la aplicación de edición con todas sus herramientas con su línea de tiempo, efectos y demás. Para edición de audio, otra tarea que requiere de multitud de herramientas con indicadores en pantalla, también puede resultar útil.

Ideal para el trabajo de oficina

Para el trabajo más de oficina también es ideal porque podemos tener en pantalla varias ventanas de procesadores de texto, hojas de cálculo y navegadores web para consulta simultáneamente. Una ventaja que hemos descubierto es la posibilidad de disponer una ventana de tamaño generoso con la aplicación de videoconferencia mientras consultamos los datos de los que estamos hablando sin tener que cambiar de ventana por lo que resulta un monitor muy útil también para el teletrabajo.

Análisis del monitor LG 49WL95 37

Otra posibilidad que ofrece el monitor y que hemos mencionado es la de mostrar la pantalla de varios dispositivos a la vez. Además si conectamos dos ordenadores mediante conexión física HDMI, Display port o USB-C, podemos utilizar la aplicación Dual Controller que una vez instalada en dos ordenadores nos permitirá controlar a ambos con el mismo monitor y teclado además de poder visualizar en pantalla la salida de vídeo de ambos. Para ello tendrán que estar también conectados a la misma red.

Uno de los inconvenientes de este tipo de monitores es precisamente su tamaño. Hay que acostumbrarse a que tendremos que mover la cabeza más de lo habitual para poder enfocar la vista en la parte de la pantalla en la que estamos trabajando en cada momento. Lo ideal es desplazar a la parte central de la pantalla las ventanas que utilicemos más a menudo y dejar para los laterales las que consultemos con menos asiduidad.

Conclusiones

Como hemos dicho un monitor de las características del LG49WL95 no es para todos los públicos. Una superficie de visualización tan amplia solamente la aprovechará quien trabaje con mucha información a la vez, aunque es cierto que poco a poco muchos trabajadores acaban teniendo estas características, sobre todo en épocas como estas en las que la de la videoconferencia se convierte en una ventana habitual más y tenemos que tener a disposición mucha información.

Análisis del monitor LG 49WL95 39

La calidad de imagen es indudable, también lo es que no es un monitor dirigido a gamers, aunque algún que otro aficionado a los juegos de estrategia encontrará muy útil poder visualizar una parte tan grande del mapa de operaciones. Uno de los puntos positivos es el del sonido, con unos altavoces con un rendimiento poco habitual para estos dispositivos. Otro elemento que lo hace un monitor para pocos es el precio, pero para el que lo necesite es una inversión que puede resultar rentable.

Valoración Final
7.8 NOTA
NOS GUSTA
Buena calidad de imagen
Buena conectividad
Altavoces de gran calidad
A MEJORAR
Precion muy alto
No apto para gaming
RESUMEN
El LG 49WL95 es un monitor enorme, tanto que es difícil encontrarle acomodo pero sus características de gran calidad de imagen (y sorprendentemente de sonido) lo hacen una opción interesante para quien necesite ese espacio de visualización tan grande de forma permanente.
Calidad de construcción8.5
Diseño y acabados8
Instalación y configuración8
Características7.5
Calidad/Precio7

2 comentarios
  • Benito Camelas

    Pues me parece horrible, no tiene conexión VGA! :O

    jaja bueno a quién voy a engañar, soy probre xD pero aún así me parece que el precio es bastante bueno para la experiencia que ofrece, con gusto pagaría lo que piden, debe ser como ponerse unas VR pero más cómodo y sin tener que estar de pie y moviéndote… no sé bien que haría con tanta pantalla pero la quiero igualmente, mejor que sobre que a que falte xD

    Creo que podrías estar picando código, viendo la ejecución, viendo el estado de los recursos todo a la vez e incluso poniendo algún canal de tele online (o videoconferencia) sin notar el esfuerzo técnico que hay detrás 1 sola pantalla con el tamaño de 4 y solo por mil y pico… sin duda una perita en dulce.

  • Nombre

    Usted es el de LG que viene a vender el producto, ¿no? xD

Lo más leído