Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Placas base Z590: gran oferta, gran nivel, pero carísimas en la gama alta

Publicado el
Placas base Z590

Las placas base Z590 son las más avanzadas que se podrán montar para crear ordenadores de sobremesa con los nuevos procesadores de undécima generación Core Rocket Lake-S, que ha presentado Intel esta semana en el CES 2021. Los grandes fabricantes de placas han presentado sus soluciones y no tenemos buenas noticias para los que pensaran acceder a la gama alta: los precios son disparatados y no ayudará a extender la plataforma.

ASUS, MSI, Gigabyte, Biostar o EVGA han presentado su oferta de placas con los distintos chipsets de la serie 500 que Intel ha desarrollado para soportar los nuevos procesadores. Una línea muy importante para Intel si quiere frenar el enorme avance en cuota de mercado de AMD con los Ryzen; tener tiempo para completar la problemática transición a los 10 nm y en general, recuperar la pérdida de liderazgo en la fabricación de chips que ha obligado a dimitir al CEO Bob Swan.

Aunque Intel y sus socios comercializarán otros chipsets como el H570 (orientado a computadoras de escritorio premium); el B560 (para PCs de rango medio) y el H510 (para computadoras de escritorio de nivel de entrada), no cabe duda que el mayor interés de la plataforma radica en las placas base Z590, las más avanzadas y las que serán capaces de extraer todo el rendimiento de las CPUs.

Placas base Z590

Los precios de las mejores se salen fuera de lo que un usuario puede pagar. Se lleva la palma la ASUS ROG MAXIMUS XIII EXTREME GLACIAL que con un precio de 1.516 euros batirá todos los récords de una placa base de consumo, aunque hay que mencionar que incluirá un sistema de refrigeración líquida.

La siguiente en precio, la ROG MAXIMUS XIII EXTREME, tiene un precio igual de elevado: 999 euros, con dos modelos a continuación Hero y Apex por encima de 500 euros. Es un ejemplo porque con el resto de fabricantes es más de lo mismo. La MEG Z590 GODLIKE, tope de gama de su oferta, costará 999 euros y las siguientes MEG ACE se acerca a 500 dólares.

Justo es reconocer que ambos fabricantes (y el resto) ofrecen una gran oferta (ASUS se lleva la palma con 12 modelos distintos) y se podrá acceder a estas placas por solo 189 euros con la PRIME Z590M-PLUS de ASUS o la Z590-A PRO de MSI al mismo precio.

Placas base Z590

Placas base Z590, características

Este chipset aprovecha a fondo todas las prestaciones de Rocket Lake-S y es el preferente para crear las mejores máquinas grado entusiasta y juegos. Te dejamos con un resumen de sus novedades:

– PCI Express 4.0. Por fin Intel da soporte a la última versión del bus más importante de los PCs, con 20 carriles en total. La CPU se conectará directamente y tendrá 4 carriles adicionales (x16 para la GPU y x4 para unidades de estado sólido bajo el protocolo NVME). Ello significa que tanto la gráfica dedicada como el almacenamiento SSD se conectarán directamente a la CPU mediante PCIe 4.0.

– DMI 3.0 se actualiza al enlace x8, lo que significa una velocidad de transferencia duplicada en comparación con la actual x4. Intel no establece la velocidad de transferencia para una nueva conexión DMI, pero el enlace x4 actual tiene una transferencia de 8 GT / s (3,93 GB / s).

– Intel Xe. Otra novedad importante llega en el mismo encapsulado de la CPU y son las gráficas integradas de última generación, Gen12, con importante mejora del rendimiento, soporte para HDMI 2.0b y DisplayPort 1.4a, además de la tecnología de sincronización de imágenes Adaptative Sync.

– Conectividad. El chipset también aporta avances en este apartado, con soporte nativo para las últimas norma de conectividad inalámbrica Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.1, y los puertos de conexión más avanzados como Thunderbolt 4 y USB 4. Soporta Ethernet LAN 2.5Gb.

– RAM. La plataforma aumenta la frecuencia de la memoria y la capacidad máxima soportada. Todavía será DDR4 (DDR5 llegará en la siguiente Alder Lake) en doble canal.

– Varios. En el apartado de multimedia, el chipset ofrece soporte para el códec AV1/HEVC de 12 bit. Se eliminan las extensiones Intel Software Guard y se favorece su capacidad de overclocking, especialmente en los modelos de CPU «K» con multiplicador desbloqueado.

Placas base Z590

Todas las placas base con estos chipsets Intel serie 500 utilizan el socket LGA1200 y al menos aquí hay buenas noticias en cuanto a su retrocompatibilidad. La serie 500 admite procesadores de la décima generación Core y al revés, las CPUs Rocket Lake-S pueden instalarse en placas base de la serie 400 tras las correspondientes actualizaciones de BIOS/UEFI.

En todo caso, viendo los precios de la gama alta, que esta plataforma es una transición (todavía fabricada en 14 nm) y que los nuevos Alder Lake (estos sí nuevos, en 10 nm y seguramente con grandes novedades con memorias DDR5 y la nueva interfaz PCIe 5.0) están a la vuelta de la esquina (finales de 2021), el usuario tendrá que valorar la inversión que supone esta plataforma.

Otro punto a tener en cuenta es que los Alder Lake llegarán con nuevas placas, nuevos sockets y nuevos chipsets que si ofrecen las características previstas no serán compatibles con nada de lo anterior.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

4 comentarios
  • nacerán muertos esos motherboard, Intel siempre mas para atrás, pagar esos precios solo por 9 meses de uso q duraran no vale la pena!!

  • -.-

    ¿Pero traen LEDs?.

  • Leonmafioso

    Y había gente que se quejaba que las placas AMD eran caras.

  • fail0

    Conclusión: Guardar el dinero e invertir en Alder Lake

Lo más leído