Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección

Publicado el
Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 28

El pasado 21 de enero se produjo la presentación de la serie Corsair Vengeance RGB Pro SL, una importante renovación del catálogo de soluciones de memoria de alto rendimiento de la conocida compañía estadounidense que, a grandes rasgos, mantiene la esencia de la generación anterior, aunque introduce pequeños cambios a nivel de diseño que consiguen darles un toque de distinción que, desde luego, no pasa desapercibido para el ojo experto.

La memoria RAM ha sido, desde siempre, un componente fundamental por todo lo que supone para el rendimiento de un PC. Si no tenemos suficiente memoria RAM tendremos problemas a la hora de ejecutar ciertas aplicaciones, o puede incluso que estas ni siquiera lleguen a funcionar. Este es uno de los problemas más comunes que tendremos que afrontar si no elegimos con cuidado dicho componente, pero no es el único, una memoria RAM lenta puede afectar negativamente al rendimiento de nuestro procesador, y en algunos casos, puede incluso darnos problemas de estabilidad.

Corsair Vengeance RGB Pro SL

El tema de la estabilidad y la memoria RAM ha sido muy interesante durante los últimos cuatro años, tanto que propició la fabricación y la comercialización de kits que llegaban con la distinción de «optimizado para Ryzen» u «optimizado para Intel». Esas distinciones tenían por objetivo ayudar al usuario con menos conocimientos técnicos, ya que le permitían identificar, de forma clara y sin esfuerzo, que la memoria RAM que iba a comprar funcionaría sin problema con su equipo.

Con la serie Corsair Vengeance RGB Pro SL, la compañía estadounidense no solo ha marcado un nuevo techo a nivel de diseño, sino que además ha creado una línea de memoria RAM que está optimizada tanto para plataformas Intel como para plataformas AMD de todas las generaciones. ¿Qué significa esto? Pues que podemos utilizarlas tanto con procesadores Intel Core Broadwell o superiores, como con procesadores Ryzen de primera generación y superiores.

Gracias a Corsair España, recibimos un kit de memoria Corsair Vengeance RGB Pro SL hace unas semanas, y hoy, por fin tenemos listo nuestro análisis. Como siempre, empezaremos con un primer vistazo que nos permitirá conocer hasta el más mínimo detalle de dicho kit, valoraremos tanto su estética como su calidad de construcción, y también analizaremos su rendimiento y su compatibilidad con diferentes plataformas. ¿Estáis listos para empezar? Pues poneros cómodos, que allá vamos.

Corsair Vengeance RGB Pro SL: primer vistazo

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 31

El kit que nos ha enviado Corsair está formado por cuatro módulos de 8 GB cada uno, lo que significa que tenemos, en total, 32 GB de memoria DDR4, funcionando a una frecuencia de 3.200 MHz y con latencias CL16, dos valores que están perfectamente equilibrados.

Con 8 GB de RAM tendríamos suficiente para montar un PC económico para ofimática y gaming. Por contra, con 16 GB podríamos montar un PC lleno de posibilidades, capaz de mover juegos de última generación durante muchos años y de mover, incluso, aplicaciones profesionales exigentes. Este kit de 32 GB se dirige, por tanto, a la gama alta. Con el podremos dar forma a un PC de gama alta preparado para mover sin problemas cualquier juego presente y futuro, y podríamos trabajar, incluso, con aplicaciones profesionales que consuman una gran cantidad de memoria.

Quiero recordaros que este kit de memoria Corsair Vengeance RGB Pro SL se puede utilizar para activar configuraciones de cuádruple canal en placas base compatibles, ya que tenemos un total de cuatro módulos de memoria. En placas base limitadas a doble canal, podríamos activarlo con solo dos módulos. Contar, en este caso, con un kit de cuatro módulos solo nos traería beneficios a nivel estético (salvo que utilicemos un Ryzen 5000), ya que al ocupar todas las ranuras conseguiríamos un acabado más limpio y más atractivo, como podéis ver en las imágenes adjuntas.

Volviendo al diseño, la Corsair Vengeance RGB Pro SL presenta un acabado plano con líneas angulosas muy marcadas. Cada módulo viene integrado en un elegante «esmoquin» de aluminio terminado en color blanco con detalles en negro y matices de amarillo, coronado por un sistema de luces LED RGB con un difusor integrado capaz de crear efectos de iluminación fantásticos, y que podemos personalizar totalmente a través de iCUE.

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 33

Su calidad de construcción está fuera de cualquier duda. Desde el momento en el que saqué el primer módulo y lo tuve en mis manos me transmitieron esa solidez y ese tacto único propio del aluminio. El diseño de las memorias Corsair Vengeance RGB Pro SL es, a mi juicio, uno de los mejores que he visto hasta el momento, de hecho me gustan más que las Corsair Dominator Platinum RGB White tanto por su línea como por el enfoque del sistema de iluminación LED RGB.

Para mejorar la compatibilidad con diferentes configuraciones, Corsair ha reducido la altura del disipador de las Corsair Vengeance RGB Pro SL hasta los 44 mm, lo que significa que podremos utilizarlas con una mayor variedad de soluciones de refrigeración por aire, y sin tener que preocuparnos por el espacio que ocupan los modelos de gran tamaño.

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 35

Corsair Vengeance RGB Pro SL: especificaciones

  • Memoria RAM de alto rendimiento con frecuencias de hasta 3.600 MHz.
  • El kit analizado funciona a 3.200 MHz con latencias CL16.
  • Perfil XMP 2.0 y voltaje de 1,35 v.
  • Corsair ha utilizado chips de memoria cuidadosamente seleccionados para ofrecer una estabilidad total, incluso con overclock.
  • Está optimizada para funcionar sin problemas con plataformas Intel y AMD.
  • PCB personalizado que mejora la calidad de la señal, lo que se traduce en un mayor rendimiento y una estabilidad superior.
  • Mayor compatibilidad con sistemas de refrigeración de gran tamaño, gracias a su altura de 44 mm.
  • Sistema de iluminación RGB dinámica con diez luces LED totalmente personalizables a través de iCUE.
  • Chasis de aluminio que aporta solidez estructural, protege los chips de memoria y actúa como sistema de refrigeración pasiva.
  • Disponible en color blanco y en color negro, y en kits de dos y cuatro módulos con capacidades que van desde los 16 GB hasta los 128 GB.
  • Tienen garantía de por vida.
  • Precio: 224,99 euros el kit analizado.

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 37

Equipos de pruebas y resultados obtenidos

He querido probar el kit de memoria Corsair Vengeance RGB Pro SL con varias configuraciones para ofreceros una visión lo más clara posible del valor que ofrece, y sobre todo para determinar hasta qué punto ha cuidado Corsair la optimización a nivel multiplataforma.

Por ello, he utilizado un total de tres configuraciones distintas que os detallo a continuación:

Equipo con Ryzen de primera generación y procesador Core de octava generación:

  • Procesador Ryzen 7 1800X con ocho núcleos y dieciséis hilos a 4 GHz y placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5 con BIOS F50e.
  • Procesador Core i7 8700K con seis núcleos y doce hilos a 5 GHz y placa base GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING con BIOS F16a.
  • 32 GB de memoria RAM Corsair Vengeance RGB Pro SL a 3.200 MHz CL16 (cuatro módulos).
  • Sistema de refrigeración Corsair Hydro Series H100i RGB Platinum.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE RTX 2080 Super OC (GPU a 1.975 MHz en modo turbo) y 8 GB de GDDR6 a 15,5 GHz.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB (sistema operativo).
  • SSD PCIE NVMe Corsair Force Series MP510 de 960 GB.
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Fuente de alimentación Corsair AX1000 80 Plus Titanium con certificación 80 Plus Titanio.

Corsair Vengeance RGB Pro SL

Equipo con Ryzen de cuarta generación:

  • Procesador Ryzen 7 5800X con ocho núcleos y dieciséis hilos a 3,8 GHz-4,7 GHz.
  • Placa base GIGABYTE X570 Aorus Ultra.
  • 32 GB de memoria RAM Corsair Vengeance RGB Pro SL a 3.200 MHz CL16 (cuatro módulos).
  • Sistema de refrigeración Corsair iCUE H150i Elite Capellix White.
  • Tarjeta gráfica RTX 3080 Founders Edition con 10 GB de GDDR6X.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB (sistema operativo).
  • SSD PCIE NVMe Corsair MP400 de 4 TB.
  • SSD PCIE NVMe Corsair MP600 de 2 TB.
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Fuente de alimentación Corsair AX1000 80 Plus Titanium con certificación 80 Plus Titanio.

Corsair Vengeance RGB Pro SL

El proceso de instalación del kit no tiene misterio, solo tenéis que abrir los cierres de seguridad de las ranuras dedicadas a la memoria RAM de vuestra placa base, orientar cada módulo de forma correcta e introducirlas hasta que escuchéis un clic.

Una vez instaladas, iniciamos el PC y dejamos que cargue hasta llegar a Windows 10. Esto nos permitirá confirmar que todo ha ido bien. El proceso no tiene misterio, pero en casos aislados podemos toparnos con restos de suciedad (polvo, principalmente) que pueden acabar afectando al correcto funcionamiento de la memoria. Por eso es tan importante limpiar con cierta regularidad el interior de nuestro equipo.

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 41

Podéis aprovechar para comprobar que las memorias funcionan a la velocidad indicada. En caso de que no sea así, no os preocupéis. Si os aparece que el kit de memoria Corsair Vengeance RGB Pro SL funciona a 2.133 MHz solo tenéis que reiniciar el equipo, entrar en la interfaz de vuestra placa base y activar el perfil XMP 2.0. He comprobado que este funciona sin problemas en las tres placas base que he utilizado en este análisis, pero tened en cuenta que todas ellas tienen la BIOS debidamente actualizada.

Durante mis pruebas, no he tenido el más mínimo problema de estabilidad con ninguno de los tres equipos que he utilizado, y el rendimiento ha estado a la altura de lo esperado, así que puedo confirmar que Corsair no iba de farol cuando decía que las Corsair Vengeance RGB Pro SL están optimizadas tanto para plataformas Intel como para equipos basados en AMD. Sobresaliente, en este aspecto.

Corsair Vengeance RGB Pro SL

Las capturas de pantalla que acompaño han sido extraídas de las pruebas de rendimiento realizadas con el PC basado en el Ryzen 7 5800X. No os alarméis por la velocidad de escritura registrada en AIDA64, es totalmente normal, ya que este procesador utiliza un único chiplet (unidad CCD), y por ello la velocidad de escritura se reduce a la mitad, algo que también aplica a los procesadores basados en la arquitectura Zen 2.

Corsair Vengeance RGB Pro SL rendimiento

Como podéis ver en la captura de CPU-Z, el rendimiento del Ryzen 7 5800X con este kit de memoria Corsair Vengeance RGB Pro SL es simplemente fantástico, y os puedo confirmar que lo mismo ocurre en juegos.

Corsair Vengeance RGB Pro SL

Uno de los que más he probado ha sido Cyberpunk 2077, y la experiencia con dicho procesador y  una RTX 3080 es sublime, ya que nos movemos entre los 60 y 90 FPS en zonas abiertas, y superamos los 100 FPS en entornos cerrados (1440p, calidad máxima, trazado de rayos en ultra y DLSS 2.0 en modo calidad). Ejecutando Cyberpunk 2077 durante más de una hora, las temperaturas de las Corsair Vengeance RGB Pro SL se mantuvieron entre los 40 y los 42 grados.

Por lo que respecta al overclock, este kit pudo llegar hasta los 3.600 MHz sin tocar latencias ni voltajes, y sin esfuerzo. Excelente, sin duda, ya que esto quiere decir que hemos llegado al nivel de la versión superior, y de forma gratuita.

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 46

Corsair Vengeance RGB Pro SL: ¿es una memoria óptima para montar un Ryzen 5000?

Sí, sin duda, y para montar cualquier configuración basada en DDR4. Con un kit a 3.200 MHz y latencias CL16 podrás aprovechar de forma óptima cualquier procesador actual, incluyendo el Ryzen 7 5800X, aunque con el kit a 3.600 MHz lograrás una pequeña mejora de rendimiento que, en el caso del citado Ryzen 7 5800X puede rondar entre el 1% y el 4%, dependiendo de cada juego en concreto, y de su dependencia de la CPU.

Se ha confirmado que, en algunos casos, utilizar cuatro módulos de memoria DDR4 en vez de dos módulos puede mejorar el rendimiento de los procesadores Ryzen 5000, pero la diferencia es muy pequeña, así que tenedlo en cuenta.

Como anticipamos, su integración con iCUE es total, lo que significa que podemos utilizar dicha herramienta para visualizar y aplicar efectos de iluminación, crear sincronizaciones, visualizar gráficos con un desglose de las temperaturas de trabajo durante diferentes periodos de tiempo y crear notificaciones de una manera rápida y sencilla.

En la galería de imágenes adjunta, que podéis ampliar haciendo clic en cada imagen, podéis encontrar un resumen visual con todas las funciones que ofrece iCUE cuando utilizamos un kit de memoria Corsair Vengeance RGB Pro SL.

Notas finales: un derroche de estilo, calidad y rendimiento

Corsair Vengeance RGB Pro SL, análisis: acariciando la perfección 58

La serie Corsair Vengeance RGB Pro SL ofrece una calidad de construcción de primer nivel, y tiene uno de los diseños más bonitos, y más cuidados, que he visto hasta el momento en el sector de la memoria DDR4 de alto rendimiento. En este sentido, destaca el chasis de aluminio y el enfoque minimalista que ha adoptado Corsair en esta nueva generación, pero también juega un papel clave el difusor integración junto al sistema de iluminación LED, que consigue un efecto sublime.

Queda claro que las Corsair Vengeance RGB Pro SL pueden dar un toque de estilo y de distinción a cualquier PC, pero son mucho más que una cara bonita. En términos de compatibilidad logran un sobresaliente, ya que han funcionado sin problemas, y sin tener que «trastear» nada, en tres plataformas muy distintas, incluyendo una basada en un Ryzen de primera generación. Por lo que respecta al rendimiento tampoco se quedan atrás, como hemos podido ver en este análisis.

Producto Recomendado

La experiencia de uso del kit Corsair Vengeance RGB Pro SL  fue perfecta en todo momento, con independencia de la plataforma utilizada, y la integración en iCUE raya a un gran nivel. Tenemos una interfaz intuitiva y muy fácil de utilizar que no solo nos permite controlar el plano estético (la iluminación LED RGB), sino que además nos da la posibilidad de crear avisos y de vigilar de cerca las temperaturas de trabajo.

Por lo que respecta al precio del kit Corsair Vengeance RGB Pro SL que hemos probado, creo que en esta ocasión Corsair ha sabido hilar muy fino, ya que 224,99 euros por un kit de 32 GB dividido en cuatro módulos con esta calidad de construcción, este rendimiento y este nivel de compatibilidad es, sin duda, una cifra muy atractiva y bien encajada, sobre todo si tenemos en cuenta lo que podemos encontrar actualmente en el mercado en ese rango de precios. Recomendable.

Valoración final
9.1 NOTA
NOS GUSTA
Diseño.
Iluminación LED RGB.
Estabilidad.
Optimizada para Intel y AMD.
Buen rendimiento.
Buenas temperaturas de trabajo.
Calidad.
Precio atractivo.
A MEJORAR
Nada que destacar.
RESUMEN
La serie Corsair Vengeance RGB Pro SL ofrece una calidad de construcción de primer nivel, y tiene uno de los diseños más bonitos, y más cuidados, que he visto hasta el momento en el sector de la memoria DDR4 de alto rendimiento. En este sentido, destaca el chasis de aluminio y el enfoque minimalista que ha adoptado Corsair en esta nueva generación, pero también juega un papel clave el difusor integración junto al sistema de iluminación LED, que consigue un efecto sublime.
Calidad de construcción9
Rendimiento9
Instalación y software9.5
Calidad/Precio9

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

1 comentario
  • Ronny Salas

    Tengo la versión Pro y el mismo color de memoria, apenas las ví note más esterilizado el diseño. Pero que sean un poco más bajas no me convence mucho, aún montando el wraith prism cooler del 3700x les sobra espacio. Aunque no veo razón para cambiar, quizás sea lo último que veamos de Corsair hasta la salida del Ddr5.

Lo más leído