Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Memoria RAM: qué es, por qué es importante y recomendaciones

Publicado el

La memoria RAM es un componente básico en cualquier equipo. Hace unos días hablamos del procesador, os contamos qué es, vimos sus elementos clave y os ayudamos a entender mejor por qué es importante.

Hoy queremos hacer una versión centrada en la memoria RAM. Como anticipamos su importancia está fuera de toda duda, ya que aunque ejerce una función distinta a la del procesador no solo resulta básico para poder utilizar un PC (o cualquier dispositivo electrónico), sino que además juega un papel fundamental en el rendimiento del sistema.

Además de profundizar en sus aspectos más importantes os dejaremos al final una serie de recomendaciones de compra para que tengáis algunas referencias si estáis pensando en ampliar la memoria RAM de vuestro equipo, o incluso en montar uno nuevo.

Sin más preámbulos empezamos. Como siempre esperamos que este artículo os sea de ayuda y os invitamos a dejar cualquier duda en los comentarios.

¿Qué es y por qué es importante la memoria RAM?

RAM son las siglas de «Random Access Memory» o «Memoria de Acceso Aleatorio». Su formato más extendido es el de un PCB a modo de pastilla rectangular sobre el que se asientan diferentes chips que contienen cantidades determinadas de memoria RAM.

La memoria RAM siempre se ha medido partiendo de un pilar básico: su capacidad. Los kilobytes fueron el nivel más utilizado entre finales de los setenta y principios de los ochenta. Posteriormente dejaron paso a los megabytes y finalmente llegamos a los gigabytes, que es la medida que utilizamos actualmente, aunque ya empezamos a hablar de terabytes en el sector profesional.

Como el procesador la memoria RAM se inserta en la placa base y se comunica con diversos elementos del sistema. Su función principal es almacenar datos e instrucciones para que puedan ser accedidos por otros componentes básicos, de manera que evita que tengan que volver a pasar por el procesador o incluso por la tarjeta gráfica.

Podemos entender mejor su funcionamiento con un ejemplo sencillo. Cuando encendemos el PC y arrancamos un juego éste carga una serie de datos básicos que necesita en la memoria RAM, y se mantienen en ella de forma permanente o hasta que necesita sustituirlos por otros datos (por ejemplo al cambiar de misión o de mundo e iniciar un nuevo proceso de carga). De esta forma se eliminan las cargas constantes y se consigue un rendimiento y una fluidez óptima.

La capacidad de la memoria RAM es fundamental, de hecho es lo primero que debemos priorizar a la hora de comprar, ya que si no tenemos la capacidad mínima que exigen determinadas aplicaciones y juegos no disfrutaremos de una buena experiencia, y en el peor de los casos ni siquiera podremos iniciarlas. Los sistemas operativos modernos cuentan con sistemas de memoria virtual que permite utilizar una parte del sistema de almacenamiento (HDD o SSD) para cubrir las carencias de memoria RAM, pero no obrará milagros si no llegamos a un mínimo.

Es importante tener en cuenta además que la memoria RAM es un tipo de memoria volátil, lo que significa que a diferencia de los HDDs o los SSDs pierde la información almacenada una vez que se apaga.

Memoria RAM: capacidad

Hemos dicho que la capacidad (o la cantidad) de memoria RAM es lo primero que debemos tener en cuenta, pero debemos recordar que hay diferentes niveles que podemos considerar como óptimos en función de lo que vayamos a hacer con el PC.

Hoy por hoy lo más normal es encontrar módulos de memoria con configuraciones mínimas de 1 GB y kits con configuraciones mínimas de 4 GB (dos módulos de 2 GB cada uno). A continuación os dejamos un listado con las cantidades recomendadas para disfrutar de una buena experiencia de uso en diferentes entornos y con distintas aplicaciones.

  • Trabajo básico en Word, navegación por Internet y contenidos multimedia sencillos: tendremos suficiente con 2 GB de RAM.
  • Trabajo con documentos complejos, navegación web con varias pestañas, contenidos multimedia y multitarea moderada: debemos contar al menos con 4 GB de RAM.
  • Trabajo con cualquier tipo de documentos, navegación web con decenas de pestañas, juegos, contenidos multimedia y multitarea alta: es necesario contar con 8 GB de RAM.
  • Trabajo con aplicaciones intensivas (edición de fotos y vídeo), juegos muy exigentes, multitarea y contenidos multimedia: es recomendable contar con 16 GB de RAM.

Memoria RAM: tipos, velocidad, latencia y canales

Velocidad, latencia y canales son tres aspectos que afectan de forma directa al rendimiento de la memoria RAM. La capacidad es el principal porque representa el punto de partida, pero su rendimiento global se ve afectado por esos elementos.

Por ejemplo, si un juego pide 8 GB de RAM y contamos con 4 GB de RAM a 3 GHz no podremos moverlo de forma óptima, pero si contamos con 8 GB de RAM a 1.666 MHz no tendremos problemas. Es un ejemplo sencillo pero efectivo, ya que nos permite entender a la perfección el peso que tiene la cantidad sobre la velocidad cuando hablamos de memoria RAM.

Cada estándar de memoria ofrece unas prestaciones distintas, aunque actualmente el estándar es la memoria DDR4. A continuación os dejamos un resumen con las características clave de cada tipo:

  • Memoria DDR: es la versión más antigua y se utiliza en equipos que montan procesadores Pentium 4 y Athlon en sus generaciones más antiguas. Rondan los 400 MHz.
  • Memorias DDR2: todavía están bastante extendidas ya que se utilizaron en equipos con sockets LGA775 y AM2. Se venden con frecuencias de hasta 1.066 MHz y tienen un precio muy elevado en comparación con el estándar actual, la DDR4.
  • Memorias DDR3: fue superada por la DDR4 pero todavía se comercializa y tiene una fuerte presencia ya que se ha utilizado con los sockets LGA1150 (Core 4000) y AM3+ (FX). La velocidad máxima que ofrecen los kits que encontramos en el mercado ronda los 2.400 MHz, aunque algunos modelos concretos consiguen acercarse a los 3 GHz.
  • Memorias DDR4: como dijimos es el estándar actual y el que mayor rendimiento ofrece. Podemos encontrar kits con velocidades de más de 4 GHz.

La velocidad determina la rapidez a la que es capaz de trabajar la memoria RAM y afecta, junto con el bus de datos, a su ancho de banda. Una mayor velocidad permite realizar transferencias en menos tiempo. Las operaciones de almacenar, borrar y realmacenar nueva información y datos se completarán más rápidamente, lo que en algunos casos puede marcar una diferencia importante de rendimiento.

No hay un único caso, pero no es necesario ir a por los módulos más rápidos y caros, ya que podemos fijar niveles óptimos en función de cada arquitectura y gama a partir de los cuales se diluye el valor calidad-precio. En el caso de los procesadores Pentium y Core a partir de los 2.400 MHz y 2.666 MHz entramos en un nivel óptimo, mientras que en el caso de los Ryzen de primera y segunda generación es recomendable llegar a los 2.933 MHz-3.000 MHz.

Además de la capacidad, el tipo de memoria y la velocidad debemos tener en cuenta la configuración de módulos que vamos a montar, ya que de ellos dependerá el bus de memoria que utilizará el sistema. Es a esto a lo que nos referimos cuando hablamos de canales.

Cuando conectamos un único módulo de memoria RAM a una placa base éste trabaja sobre un bus de 64 bits, y al instalar dos módulos de memoria RAM la cifra sube a 128 bits. Esto es lo que se conoce como modo de doble canal. En equipos tradicionales (con GPU dedicada) no marca una gran diferencia de rendimiento en la mayoría de los casos, pero si utilizamos una GPU integrada que recurre a la RAM como memoria gráfica puede elevar el rendimiento de forma notable, así que tenedlo en cuenta.

Las plataformas de última generación para consumo general soportan configuraciones de doble canal, mientras que los sistemas HEDT y las plataformas profesionales soportan configuraciones de cuádruple y hasta séxtuple canal, que suben el bus de datos a 256 bits y 384 bits.

Pasamos ahora a la latencia. La latencia es el retraso que experimenta la memoria de cara a la realización de distintas operaciones, por lo que acaba teniendo un impacto significativo en el rendimiento de la misma.. Afecta al rendimiento y se relaciona de forma directa con la velocidad de trabajo, ya que normalmente las memorias más rápidas tienen latencias más elevadas,

Con todo su impacto no resulta significativo salvo en casos muy extremos, así que no debemos preocuparnos demasiado. A continuación os dejamos un ejemplo sencillo que muestra el tiempo de acceso de dos tipos de memoria DDR3 con diferentes frecuencias y latencias, éstas últimas expresadas como CL9 y CL8:

  • DDR3 a 2.000 MHz CL9: 9 nanosegundos.
  • DDR3 a 1.800 MHz CL8: 8,96 nanosegundos.

Hemos visto muchas cosas, así que llega el momento de hacer un resumen con todo lo que debemos sacar en claro de lo expuesto en este artículo:

  1. Debemos buscar módulos de memoria RAM con unas latencias y unas frecuencias equilibradas. En DDR4 siempre serán un poco más altas que en DDR3.
  2. Si tenemos gráfica integrada debemos apostar por una configuración en doble canal para mejorar el ancho de banda y obtener un mayor rendimiento.
  3. La cantidad de memoria RAM debe ser nuestro primer objetivo. Por ejemplo, si vamos a jugar es mejor montar 8 GB de RAM a 2.133 MHz que 4 GB a 3.000 MHz.
  4. Si no vas a utilizar gráfica integrada no es imprescindible el doble canal.
  5. Un usuario normal no necesita módulos de memoria RAM a más de 3.200 MHz.

Guía de compras: recomendaciones

Para terminar os dejamos con un pequeño listado que incluye algunas recomendaciones concretas. El objetivo es que os sirva como guía de compras y también como punto de referencia, ya que el mercado de la memoria RAM es muy cambiante y puede que las ofertas que hoy son muy buenas mañana dejen de serlo.

En cualquier caso tener siempre presentes esas cinco claves que os dimos en el apartado anterior antes de elegir, ya que os servirán como base para hacer una buena compra.

Presupuestos bajos

Presupuestos medios

Presupuestos altos

Enlaces de interés: Guía de compras de tarjetas gráficas.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

19 comentarios
  • Gregorio Ros

    Buen artículo Isidro. Yo aumentaría los mínimos de memoria para aplicaciones basicas, entre lo que se come el sistema y lo que tragan los navegadores es que apenas arrancas y te quedas sin nada, más si abres varias pestañas a la vez. Como nota curiosa para el que quiera hacer números comentar que las latencias vienen sobre todo por la limitación de la velocidad de la luz, tambien por el tiempo de respuesta de los chips, pero principalmente por la distancia de los buses. A poco cualquier bus tiene como minimo 20cm, y eso apurando, a 3Ghz la electricidad apenas recorre 10cm en un ciclo de reloj, es por eso que por mucho que aumentemos la frecuencia luego tienes que estar esperando a que lleguen los datos. Una forma de aligerar es lanzar datos en rafagas, mas tampoco podemos aumentar mucho la frecuencia, cualquier pista de cobre a esas frecuencias es una antena de radio, un autentico dolor de cabeza para quien tenga que diseñar las placas.
    Saludos.

  • Víctor Martín

    La gente nunca se fija en la latencia y es súper importante.
    Y bueno, eso de que un usuario normal no necesita 3200mhz de velocidad… No sé… Necesitar claro que no la vas a necesitar, pero comprarse una ddr4 de menos de 3000mhz… Yo no lo recomendaría para nada, y menos si usas amd

  • Gracias, pero queda muy incompleto.
    ¿Y las de los ARM? ¿Y explicar que no existe la posibilidad de elegir entre DDR2,3 y 4, y que van vinculadas a la placa – chipset – y el procesador.? ¿Y las GDDR?

  • Virtualbox Vbox

    Buen artículo, salvando un par de detalles menores:

    «pero obrará milagros si no llegamos a un mínimo.» Más bien NO obrará milagros.

    «Memoria DDR: es la versión más antigua y se utiliza en equipos que montan procesadores Pentium 4 y Athlon.» Athlon es una marca que se sigue usando hoy en día, luego estaría bien especificar un poco.

    Un saludo.

  • Arguelles 1984

    Gregorio Ros buena recomendacion hacia Isidro en cuanto al minimo para aplicaciones basicas, debido a que yo en la PC que uso actualmente (que no es mia sino que es prestada por los momentos, casi dos años de prestamo), tiene 1GB de RAM DDR2 con un procesador Pentium E5200 y te digo «que sufrimiento tengo», mas que todo me sucede con Firefox (Navegador que mayormente uso) y algun que otro programa que se come la memoria RAM (casi completa) a tal punto que a veces cambiar entre pestañas sea un tremendo dolor de cabeza.

  • KontorTube .

    Buen artículo, deberias ampliarlo e incluir algo sobre ECC, (correción de errores), hace un par de días me preguntaban si se podía poner ECC y NOECC en la misma placa base sin ir más lejos, saludos.

  • nigmadark

    Muy buen articulo pero sii ase falta hablar sobre ECC y NOECC deberían de tener un canal en youtube en donde hablen de estos componentes para pc etc. Tendrían mas audiencia ya q muchas personas aun tenemos muchas dudas y su conocimiento nos podría ayudar

  • Alberto

    Bastante interesante, al menos para introducir al mundo. Ciertos conceptos que conocía, pero que no tenía del todo claro en que afectaban, ahora sé que en mi caso de uso, si o si memoria dual channel, ya que no pretendo volver a montar una GPU dedicada. Pero si que es cierto, que los estándares son para dar una idea general, porque no es igual lo que consume Windows, que GNU/Linux, y dentro del propio inmenso mundo de GNU/Linux, no es igual usar GNOME de DE que Plasma, que Xfce, por poner algún ejemplo. Pero ya digo, útil e interesante a rasgos generales.
    Saludos.

  • Isidro Ros

    Editado, muchas gracias.

    Saludos!

  • Isidro Ros

    Exacto, las distancias siempre han sido clave, de ahí los saltos tan grandes que vimos en rendimiento con el paso de las cachés de las placas base al encapsulado de la CPU, por ejemplo.

    Saludos!

  • Isidro Ros

    Tienes toda la razón, en este caso partimos de un enfoque general. Hay muchas distros, sería complicado un artículo abarcando todas las posibilidades que ofrece Linux (por lo amplias que son), pero lo tendremos en cuenta.

    Saludos!

  • Isidro Ros

    Gracias. En general se limita a plataformas profesionales, aunque hay excepciones. Por ejemplo, si no recuerdo mal Ryzen soporta memoria ECC pero depende de cada placa base en concreto.

    Lo tendremos en cuenta para ampliar contenidos en futuros artículos. Sobre el canal de Youtube requiere un tiempo que ahora mismo no podríamos dedicarle, pero gracias igualmente por la sugerencia.

    Saludos.

  • Isidro Ros

    Nos centramos en x86, por eso obviamos ARM ;).

    El tema de la DDR2 y demás se indica en cada plataforma, así que el usuario ya sabe de inicio qué versión puede o no puede montar en su placa base.

    La GDDR es memoria gráfica, no RAM.

    Saludos.

  • sergio

    Bien dicho. A esto agrego que sin importar el sistema operativo, se necesitan si o si memoria ram libre, para tener las aplicaciones abiertas y no tener esperar que la ram se reordene con el o los archivos de paginación o swap.

    Ejemplos:

    1- En un smartphone con 1giga de ram tienes más o menos 380 megas libre, pero con android 4.4.4, en cambio en otro celular, con android one oreo, con 2 GB de ram, la memoria libre iría por 480 MB aprox. Aquí queda claro que las nuevas versiones de android cada vez ocupan más RAM, y también es de importancia saber cuanta ram hay disponible no solo para aplicaciones, si no, para los archivos que ocuparé con las mismas.

    2- Un pc con 2gb de ram con windows 7, ocupa aprox. 800MB de ram con solo los drivers y antivirus funcionando dejando 1200megas libres, pero al actualizar windows 10, el uso de ram se dispara dejando escasos megas, y sabiendo que los navegadores no funcionan bien con 1000MB libres, por lo menos en pc. En este caso queda claro que el problema es la falta de ram, y no la velocidad del procesador, sin embargo, hay que evaluar los limites de la placa madre, porque, muchas veces las posibles mejoras se quedan cortas, y ahí es mejor y más práctico cambiar el gabinete completo(lo lamento por los notebooks)

    3- Un notebook con windows 7 y 1 solo giga de ram ddr3, y la placa teniendo 2 zócalos de ram, y 1 disponible. Es poca la inversión para agregarle una memoria de 4 GB y mejorar la productividad. Por lo menos hacer los tramites rápidos y poder tener más tiempo libre.

  • sergio

    Lo que necesita un usuario normal, es que el espacio de ram libre, sea suficiente para tener abierta las aplicaciones abiertas. Y lo de una tecnología mínima(en x86)es por que las placas madres tienen limitada el máximo de ram, y las tecnologías más antiguas, se vuelven insostenibles de usar y ampliar.

  • DN Modder

    Chrome no entiende la importancia de la RAM, por eso se la come.

  • Víctor Martín

    A un usuario no le vale de nada una RAM de 749284 GB si el procesador para acceder a esa cantidad tarda mucho en conseguirlo, puedes tener tropecemos GB libres y que vaya más lento que teniendo 50 megas libres y que sea una memoria mucho más rápida.

  • sergio

    Lamento decepcionarte, pero un equipo con 50 mb libres, o tienes software muy antiguo o adaptado(algunas versiones de linux)que no pide más, o está tan al cuello reordenandose con paginación o swap que se convierte en un martirio a menos que le tengas un buén ssd bién refrigerado

  • Víctor Martín

    Evidentemente dije una cifra por decir, solo era para aclarar que es mucho mejor más velocidad que más cantidad, la RAM se reescribe, y evidentemente que es bueno tener una RAM grande, pero de nada te vale una RAM grande si es lenta…
    Precisamente para la paginacion es más importante la latencia que el tamaño de la ram, la paginación es precisamente la operación que más influye la latencia por que requiere una comunicación constante entre la caché con la ram, importa muchísimo más en ese caso la latencia que el tamaño

Top 5 Cupones

Lo más leído