Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Cómo debo conectarme a Internet, por Wi-Fi o por cable?

Publicado el
Internet por cable o por Wi-Fi

Si quieres conectarte a Internet a día de hoy tienes dos grandes opciones que son, a grandes rasgos, las más utilizadas, el cable Ethernet en sus diferentes versiones, y el Wi-Fi, también en sus distintas versiones. A esas dos opciones habría que sumar, además, la conexión basada en datos móviles (4G principalmente, ya que el 5G tiene una tasa de adopción que todavía resulta bastante limitada), aunque esta tercera opción se centra, principalmente, en el sector smartphone. Ambas se encuadran en la categoría de conexiones inalámbricas, ya que no utilizan cableado.

¿Y qué conexión debería utilizar? Estoy seguro de que te habrás hecho está pregunta en más de una ocasión, y la verdad es que no solo no existe una respuesta universal, sino que además tampoco es bueno limitarse siempre a una única conexión.

Lo ideal, para disfrutar de la mejor experiencia posible, es conocer las ventajas y las desventajas que ofrecen las conexiones inalámbricas y las conexiones cableadas, y optar por una u otra en función de lo que necesitemos para disfrutar de Internet, de nuestros juegos favoritos o de esos contenidos multimedia que tanto nos gustan.

Conexión a Internet por cable: Ventajas, desventajas y cuándo utilizarla

Una conexión a Internet por cable consigue, normalmente, una señal más limpia y estable, y nos permite disfrutar del máximo rendimiento posible, siempre que utilicemos los componentes adecuados. Por ejemplo, si tenemos contratada una conexión con una velocidad de subida y de bajada de 900 Mbps, pero utilizamos un cable Ethernet que solo puede alcanzar 100 Mbps estaremos creando un cuello de botella claro. Necesitaríamos un cable Gigabit Ethernet, que puede trabajar a un máximo de 1.000 Mbps.

Con este tipo de conexiones disfrutaremos de una latencia reducida, podremos exprimir al máximo la conexión a Internet que tengamos contratada y no tendremos que preocuparnos por las interferencias. Este tipo de conexión es la mejor opción para utilizar ciertos dispositivos, como por ejemplo:

  • Consolas de videojuegos que vayamos a utilizar de forma online.
  • Ordenadores y portátiles para descargar contenidos pesados, o para jugar online.
  • Televisores inteligentes adscritos a plataformas de contenidos multimedia en streaming de alta resolución.

Internet por cable o por Wi-Fi

Debemos utilizar este tipo de conexión a Internet cuando el rendimiento, la estabilidad y la calidad de la conexión sean nuestras grandes prioridades. Entre sus desventajas más importantes se encuentran todas las asociadas a las limitaciones inherentes a cualquier conexión cableada:

  • Nos ata a un lugar concreto.
  • Necesitamos un cable para cada dispositivo.
  • La gestión del cableado, en entornos multidispositivo que utilicen este tipo de conexión, puede ser caótica.

Conexión a Internet inalámbrica: Ventajas, desventajas y cuándo utilizarla

Ya hemos anticipado que a día de hoy se utilizan dos grandes variantes, el Wi-Fi y los datos móviles. La primera es la más extendida en hogares y empresas, y la segunda se utiliza en situaciones y casos más concretos.

Las conexiones inalámbricas tienen, como principales ventajas, que son muy fáciles de utilizar, y que simplifican la creación de entornos multidispositivo sin tener que lidiar con la pesadilla del cableado. Por ejemplo, un router colocado en una habitación contigua puede servir para dar conexión a Internet a dos smartphones, tres portátiles, un PC y una televisión inteligente, y sin tener que utilizar un solo cable. Entre los dispositivos que más partido pueden sacar de este tipo de conexiones se encuentran:

  • Los smartphones, tablets y similares.
  • Ordenadores portátiles.
  • Consolas portátiles.
  • Dispositivos inteligentes.

Con la llegada del estándar Wi-Fi 5, el rendimiento de este tipo de conexiones ha mejorado bastante, y lo mismo aplica a los datos móviles tras la estandarización del 4G. Sin embargo, las velocidades que ofrecen este tipo de conexiones son altamente variables en función de la distancia y de la cobertura, y son muy sensibles a los obstáculos y a las interferencias, porque suelen ofrecer un rendimiento inferior, menos estabilidad y mayor latencia.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

2 comentarios
  • Leonmafioso

    Que se quite el wifi donde hay un buen cable.

  • Marco Tulio Albarrán Medina

    La realidad es que las conexiones inalámbricas dieron un giro de 360 grados con la aparición de wifi 6, ya que te permite latencias muy similares al ethernet y conexiones de hasta 1000mbps este último protocolo, siendo la única modalidad no cableada ideal o hecha para gaming. Lo que te dicen muy pocos es para jugar inalámbricamente sin extrañar las conexiones ethernet necesitas necesariamente que tu mobo y tu router soporten esta reciente tecnología wifi 6 (ax). Así como en conexiones cableadas necesitas un buen el estado del cable, en conexiones gaming inhalambricas la magia pasa necesariamente por un buen router no por el que te entrega tu compañía de internet, si tu router es gaming y soporta protocolo wifi 6 como QoS puedes asegurarte que mientras estes a una distancia no mayor de 10 mts estarás jugando a la perfección casi muy similar o en algunos routers igual a conexiones cableadas. Esto es importante porque deberíamos tratar de disminuir la utilización de cables, porque entre una menor gestión de éstos y aprovechando las conexiones inhalámbricas podemos disminuir temperaturas de nuestra pc y contribuir menos al sobrecalentamiento global.

Lo más leído