Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Mi repetidor Wi-Fi rinde menos de lo que esperaba, ¿por qué?

Publicado el
repetidor Wi-Fi

Ya lo tienes en tus manos, has comprado un repetidor Wi-Fi, pero te has dado cuenta de que su rendimiento está muy por debajo de tus expectativas. ¿No entiendes qué es lo que está pasando? Pues no te preocupes, sigue leyendo que te lo vamos a explicar al detalle.

Antes de entrar en materia es importante aclarar algunas cosas para evitar dudas. Lo primero que debes tener en cuenta es que cualquier fabricante publicita un repetidor Wi-Fi hablando de velocidades máximas, es decir, de picos máximos de rendimiento que realmente solo se alcanzan en ciertas condiciones. Esto es perfectamente normal, y es un enfoque similar al que se adopta a la hora de hablar de la autonomía máxima de un portátil o de un smarpthone, y del rendimiento máximo que pueden alcanzar ciertos componentes si cumplimos determinadas condiciones.

Sin embargo, en un escenario de uso realista y normal, la velocidad tope de un repetidor Wi-Fi va a ser inferior a ese valor máximo, y esto no tiene por qué ser negativo ya que, al final, lo importante es que dicha velocidad sea suficiente para garantizar una buena experiencia de uso, y que la señal sea estable y que no nos dé problemas.

repetidor Wi-Fi

¿Por qué mi repetidor Wi-Fi rinde menos de lo que esperaba?

Ya te hemos adelantado, en parte, la explicación, porque los valores que tú tomaste como referencia representaban un máximo que solo es posible en situaciones muy concretas, y esto te generó unas expectativas poco realistas.

Bien, ¿y por qué el rendimiento máximo está tan lejos del rendimiento real? Pues es muy sencillo, cualquier red Wi-Fi tiene un rendimiento concreto que depende de muchos factores:

  • El estándar que estemos utilizando. Con Wi-Fi 5 disfrutaremos de un rendimiento mucho mayor que con Wi-Fi 4, y también tendremos menos interferencias.
  • La distancia y los obstáculos que encuentre la señal Wi-Fi en su camino hacia nuestro dispositivo. A mayor distancia (y obstáculos), menor velocidad.
  • Los dispositivos conectados y el consumo de ancho de banda de estos.
  • La velocidad máxima de nuestra conexión (tarifa contratada) y la calidad de la señal, y la intensidad, con la que emita el router.

Cualquier repetidor Wi-Fi debe lidiar con esos cuatro puntos. Es importante conectar el repetidor cerca del router, concretamente en una posición en la que este reciba la señal Wi-Fi con una buena intensidad, ya que de lo contrario no podrá repetirla de forma óptima y tendremos serios problemas.

Por otro lado, debemos tener presente que, cuanto más lejos estemos del repetidor Wi-Fi y cuantos más obstáculos deba superar, menor será la velocidad. Si quieres disfrutar de una mayor velocidad no apures mucho las distancias, utiliza Wi-Fi 5 y cuida la colocación del repetidor.

Si necesitas cubrir distancias muy largas, o si quieres llevar tu conexión a Internet a plantas situadas en plantas superiores o inferiores (con respecto a aquella en la que se encuentra el router), lo mejor es que optes directamente por un PLC con funciones de repetidor Wi-Fi.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído