Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Problemas con un repetidor Wi-Fi? Asegúrate de que lo has colocado bien

Publicado el
repetidor Wi-Fi

Un repetidor Wi-Fi es la manera más rápida y sencilla de ampliar el alcance de nuestra conexión a Internet. Con el paso de los años, su funcionamiento ha mejorado de forma notable, y actualmente podemos colocarlos en cualquier enchufe y vincularlos a cualquier router sin que tengamos que preocuparnos por temas de compatibilidad, aunque es cierto que algunos modelos se integran mejor con ciertos routers.

Así, por ejemplo, los routers FRITZ!Box se llevan de maravilla con los repetidores Wi-Fi FRITZ!Repeater. Con ambos, podremos crear una red Wi-Fi Mesh sin esfuerzo, y disfrutaremos de un conjunto de funciones avanzadas y de una integración total a través de FRTIZ!OS. Obviamente, también nos beneficiaremos de las ventajas que trae cada nueva versión de dicho sistema operativo, un tema que ya tuvimos la ocasión de ver recientemente al hablar de la llegada de FRITZ!OS 7.25.

El caso es que, a pesar de lo fáciles que resultan de utilizar, y de que su funcionamiento puede ser tan simple como pulsar un botón si hacemos el emparejamiento con el router mediante WPS, lo cierto es que todavía hay muchos usuarios que tienen problemas con los repetidores Wi-Fi. Puede que, en algunos casos, esto se deba a problemas inherentes al propio repetidor, sobre todo cuando hablamos de modelos de baja calidad y de bajo coste, pero también puede que, simplemente, lo hayamos colocado mal, o que no los estemos utilizando correctamente.

repetidor Wi-Fi

Cómo utilizar, y colocar, correctamente un repetidor Wi-Fi

Lo primero que debes tener claro son las especificaciones, y las limitaciones, del repetidor Wi-Fi que vas a utilizar. Esto es todo lo que debes conocer:

  • Velocidad máxima en cada banda.
  • Bandas, y estándares Wi-Fi, soportados.
  • Funciones avanzadas integradas.

Por ejemplo, si has comprado un repetidor Wi-Fi que no soporta el estándar Wi-Fi 5 y tienes problemas para sacar el máximo partido a tu conexión a Internet tranquilo, no lo estás usando mal, simplemente has comprado un modelo que no se ajusta a tus necesidades reales. Lo mismo aplica si has comprado un modelo lento que pierde mucho rendimiento incluso en distancias relativamente cortas.

Una vez que tienes claras las limitaciones de tu repetidor Wi-Fi, debes ser consciente de que su alcance es limitado, y de que se ve afectado por los obstáculos y por las interferencias. Esto significa que si lo colocas demasiado lejos del router para intentar maximizar el alcance, puede que el repetidor no reciba bien la señal de aquél, y que por eso no sea capaz de repetirla de forma óptima. Lo mismo ocurriría si lo colocas en una zona con muchos obstáculos, o si está rodeado de interferencias, su señal será muy pobre.

Sé que no siempre es posible encontrar una posición realmente óptima para un repetidor Wi-Fi, pero debemos intentar colocarlo a una distancia intermedia entre el router y la zona donde queremos ampliar la conexión. También es importante buscar posiciones elevadas, es decir, debemos evitar conectarlo en enchufes que estén muy a ras de suelo. Si esto último no es posible con un repetidor tradicional no pasa nada, podemos optar por el FRITZ!Repeater 3000.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído