Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Carga rápida: los fabricantes chinos buscan un estándar

Publicado el
Carga rápida: los fabricantes chinos buscan un estándar

La carga rápida de los teléfonos móviles se ha convertido en una prestación bastante demandada. Lejos quedan ya los tiempos en los que aceptábamos tener que dejar el móvil cargando toda la noche, todas las noches, para garantizarnos tener carga para todo el día. Y es que en los últimos tiempos de los teléfonos «tontos», ya se había alcanzado ese punto, pero la llegada de los smartphones lo cambió todo, reduciendo de nuevo la autonomía de los móviles, y volviendo a atarnos a los cargadores.

A consecuencia de ello, el primer camino que adoptaron los fabricantes fue intentar optimizar el consumo y, al tiempo, dotar a los teléfonos de baterías con más capacidad, una senda que se ha mostrado eficiente, pero que tiene múltiples limitaciones, en parte por el hecho de que cada día le exigimos más a los smartphones, y por otra parte, la capacidad de las baterías va creciendo, pero lo hace a un ritmo moderado, sobre todo después de los problemas de hace unos años con el embalamiento térmico. Así, ahora la carga rápida se ha mostrado como el otro gran puntal.

Así, los últimos tiempos hemos visto una enorme evolución en este campo, que se traduce por una parte en pruebas que alcanzan velocidades de carga cada día más altas, y por otra como sistemas de carga rápida, aunque evidentemente no tan rápida como la de los prototipos, van llegando cada día a más teléfonos. Así, hace ya unos meses que vimos su desembarco en la gama media (hasta entonces solo se podía encontrar en topes de gama) y, desde entonces, cada día es más común.

El problema es que aunque la carga rápida avanza a muy buen ritmo, hasta ahora cada fabricante ha trabajado en su propio sistema, alejándose así de un más que deseable estándar, que redundaría no solo en el beneficio de los usuarios, sino también en una reducción en los costes de investigación y desarrollo. Y la buena noticia es que esto parece estar a punto de cambiar, pues según podemos leer en Gizchina los principales fabricantes de origen chino se habrían puesto de acuerdo para colaborar en la investigación de la carga rápida, para desarrollar un estándar común.

Carga rápida: los fabricantes chinos buscan un estándar

Según esta publicación, el consorcio de fabricantes incluiría marcas como Huawei, Honor, Oppo, Vivo y Xiaomi, así como Rockchip y la Academia de Tecnología de la Información y la Comunicación de China, una lista a la que podríamos añadir las submarcas de las mismas, por lo que el impacto que puede llegar a tener este consorcio en pro de un sistema de carga rápida unificado podría ser enorme, e incluso llegar a sumar al resto de fabricantes, tanto chinos como de otros países, que quieran beneficiarse de las múltiples ventajas que ofrece apostar por un estándar en vez de por una tecnología propietaria.

No hay, de momento, más información sobre los planes de las tecnológicas que se han asociado para participar en este proyecto. Sin embargo, y dado que se trata de un campo en el que, hasta el momento, ya han hecho grandes inversiones, cabe esperar que evolucione a buen ritmo, y que por lo tanto no tardemos demasiado tiempo en tener las primeras noticias sobre este sistema de carga rápida estandarizado.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído