Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

LG Gram 16Z90P, análisis: ligero y autónomo

Publicado el
LG Gram 16Z90P

La miniaturización tecnológica que caracteriza a los ordenadores portátiles siempre implica sacrificio. Así, el usuario que se decide a comprar uno debe pensar a qué está dispuesto a renunciar. ¿Más potencia a cambio de menos autonomía? ¿Más diagonal de pantalla pero con un peso y dimensiones superiores? ¿Unos gramos menos compensan un menor rendimiento?

No cabe duda que los ordenadores portátiles, como casi cualquier producto tecnológico, ha experimentado una notable evolución en los últimos años pero también es cierto que, mirando el sector con algo de perspectiva, se aprecia cierto estancamiento. En cierto sentido y, más allá de las obvias diferencias de rendimiento, no hay un cambio dramático entre un portátil actual y otro de hace cinco años.

Las disrupciones que hemos visto en otros sectores, como de los smartphones, tienen que llegar al mundo de la informática portátil. Probablemente la irrupción de ARM, con la firme apuesta de Apple a la cabeza, sea un acicate para pasar de evolución a transformación.

 

LG Gram 16Z90P, análisis: ligero y autónomo 30

 

Así, en un mercado amplio pero aburrido, LG apostó con su serie Gram por equipos realmente portátiles y de gran autonomía, destinados al usuario que demanda y prioriza movilidad sobre cualquier otro factor. He utilizado el LG Gram 16Z90P en mi trabajo diario durante unas semanas y os comparto mis impresiones a lo largo de las próximas líneas.

La primera sensación que transmite el LG Gram en cuánto lo retiramos de su embalaje es su ligereza. No en vano, hablamos de un portátil con diagonal de 16 pulgadas y 1.190 gramos de peso, todo un hito logrado en parte por la acertada decisión de optar por una aleación de magnesio en lugar del aluminio.

El resultado es un chasis robusto, con un punto de flexibilidad que no implica en absoluto que se pueda romper fácilmente, sino todo lo contrario. Estamos ante el clásico equipo que puede ir en una mochila sin protección, bastante resistente a arañazos y pequeños golpes, así como a polvo y temperaturas extremas. No en vano, LG presume de la certificación militar MIL-STD-810G.

El retoque estético respecto a la generación anterior le sienta de maravilla a este LG Gram (disponible también en color plata) y lo aproxima a la gama media alta, aunque sin llegar a los acabados (ni a los precios) de los HP Spectre, Dell XPS o los Apple MacBook Pro. No es un equipo que llame la atención, pero sí transmite sensación de calidad y no desentona en ningún ambiente.

LG Gram 16Z90P, análisis: ligero y autónomo 32

LG Gram 16Z90P, especificaciones técnicas

  • 355,9 x 243,4 x 16,8 mm, 1.190 gramos
  • Intel Core i7 1165G7
  • Gráficos integrados Intel Iris Xe
  • 1 x 16 GB RAM DDR4
  • 512 GB M.2 NVme
  • Windows 10 Home
  • Batería de 80 Wh. Hasta 16,5 horas.
  • Intel WiFi 6. Bluetooth 5.1.
  • 2 x USB A, 2 x USB C, HDMI, jack 3,5 mm. MicroSD
  • Webcam HD
  • Desde 1299 euros

Sin lugar a dudas, el protagonista del equipo es un panel de 16 pulgadas, en formato 16:10 con una resolución nativa de 2560 x 1600 píxeles, desde mi punto de vista el compromiso ideal entre calidad de imagen, rendimiento y comodidad. Los marcos son ultrafinos, aunque los ingenieros han sido capaces de incrustar una webcam en el perfil superior discreta, pero de calidad solo suficiente para videoconferencias y teletrabajo.

En lo relativo al teclado, el tacto es correcto y el recorrido el adecuado, aunque la cierta flexión de la bandeja inferior puede resultar incómoda al principio, especialmente si estamos acostumbrados a teclados mecánicos o a portátiles de perfil más grueso. La firma coreana ha optado por reducir un poco el tamaño de las teclas algo que, sin ser un grave problema, si resulta un poco extraño teniendo en cuenta que hablamos de un chasis de gran tamaño. Una posible solución hubiera sido prescindir del teclado numérico (que también han reducido y estrechado), aunque entiendo que estudios de mercado indicaban que no era la mejor opción en este caso.

LG Gram 16Z90P, análisis: ligero y autónomo 34

Por fortuna, el trackpad sí tiene un generoso tamaño y una respuesta tan buena que no echaremos de menos conectar un ratón a los cinco minutos de uso.

Un rendimiento sobresaliente

Más allá de pruebas sintéticas y test de rendimiento con valores absolutos para comparar equipos en condiciones ideales y que, normalmente, poco tienen que ver con el uso real, pienso que la mejor forma de evaluar este tipo de soluciones es poniéndose en la piel del usuario final y ponerlos a trabajar para lo que fueron diseñados.

En este caso estamos ante un equipo orientado hacia la ofimática y el uso de aplicaciones que no realicen uso intensivo de la tarjeta gráfica, como los videojuegos o los editores de vídeo más avanzados. En el día a día con un navegador web y decenas de pestañas abiertas, el paquete Office a máximo rendimiento y aplicaciones empresariales de todo tipo, este LG Gram se desenvuelve con total fluidez en cualquier escenario.

La combinación de un buen procesador de Intel (es una pena que LG no ofrezca la opción de probar un formato como este sobre la plataforma Ryzen), 16 Gbytes de RAM y 512 GB (ampliables a 1 TB) de un SSD realmente rápido ofrecen al usuario una plataforma con la que trabajar, estudiar o simplemente consumir contenido es una maravilla.

Como comentaba al principio del artículo, creo que la plataforma Intel da síntomas de agotamiento y nos hubiera gustado una versión de este equipo sobre AMD 4000 o, por soñar, con una alternativa Windows a los excelentes M1. Llegarán, seguro, como también lo es que un gigante como Intel tendrá preparada una respuesta a la altura. Nada mejor para el usuario final que la feroz competencia que se avecina en el mundo de la informática portátil.

LG Gram 16Z90P, análisis: ligero y autónomo 36

La pantalla 16:10 es una opción fantástica para disfrutar de películas y series en las múltiples plataformas disponibles y encantará a los aficionados a editar sus fotos o vídeos a un nivel no profesional. Optar por 2.560 x 1.600 píxeles implica un poco más de espacio vertical para trabajar que opciones más panorámicas. Es una lástima que el audio del equipo no esté a la altura de lo esperado, con un sonido plano y sin matices que hace del uso de unos buenos auriculares algo casi obligatorio para los contenidos multimedia.

La promesa de la autonomía

Hace varias iteraciones que los procesadores de Intel ofrecen rendimiento más que suficiente para este tipo de equipos. La asignatura pendiente desde hace años no es otra que la eficiencia, esto es, ofrecer la máxima duración de batería posible sin comprometer en demasía el rendimiento.

El LG Gram analizado es, probablemente el equipo con mayor autonomía que he tenido la ocasión de probar, superando a cualquier equipo de Apple basado en Intel y al nuevo Dell XPS con pantalla de 17 pulgadas. En el uso real comentado en el texto, mis tiempos nunca han bajado de las 10-11 horas reales.

En mis pruebas intenté acercarme lo máximo posible a las 16,5 horas que promete el fabricante, poniendo el brillo a un 40% y utilizando el test de ofimática disponible en PCMark 10. Con estos parámetros, la media de las cinco pruebas realizadas rondó las 14,5 horas de duración total, unos números sobresalientes.

En este punto dos ventajas más que merece la pena destacar: el cargador incluido, de tamaño compacto y discreto y la posibilidad de cargar el equipo a través de los puertos USB-C con cualquier cargador homologado, algo realmente práctico en el día a día si tenemos más dispositivos con el mismo estándar.

LG Gram 16Z90P, análisis: ligero y autónomo 38

Conclusiones

Si necesitas un portátil ligero pero no quieres renunciar a una gran pantalla este LG Gram debería estar entre tus opciones. Su precio, que se ha moderado respecto al lanzamiento y ronda los 1.200 euros, es un argumento poderoso dado que es complicado encontrar más por menos en diagonales por encima de las 15 pulgadas.

El LG Gram es un equipo potente, con una autonomía sobresaliente y perfecto para usuarios que dediquen gran parte de su tiempo al trabajo con software multimedia, navegación web y consumo de contenido multimedia. Diseñado como dispositivo único, la calidad de su panel, el amplio trackpad y la comodidad del teclado permite usarlo con comodidad tanto dentro como fuera de casa sin necesidad de más accesorios.

En el lado negativo no nos convencen la webcam, el sistema de audio ni la decisión de reducir el espacio del teclado para integrar el numérico. En cualquier caso y, como ocurre con cualquier análisis, se trata de una opinión necesariamente subjetiva, así que es tarea de cada uno poner en la balanza ventajas e inconvenientes antes de decidir. Desde mi punto de vista, una opción interesante para el que busca un portátil equilibrado y con el que no echar de menos un monitor auxiliar.

Valoración final
8 NOTA
NOS GUSTA
Excelente autonomía
Sorprendentemente ligero
Pantalla grande y de calidad
A MEJORAR
Audio muy mejorable
La webcam no está a la altura del resto del equipo
RESUMEN
LG logra una combinación casi mágica: un portátil ligero, con pantalla de 16 pulgadas y autonomía récord. Una opción a valorar para todos aquellos que buscan un equipo para trabajar y consumir contenido.
Diseño y calidad de construcción7.5
Rendimiento7.5
Conectividad7.5
Autonomía10
Calidad/Precio7.5

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído