Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Conceptos básicos de red: WLAN, ¿qué es y por qué es importante?

Publicado el
WLAN

Estoy seguro de que muchos de nuestros lectores tendrán claro a qué nos referimos cuando hablamos de WLAN. Es un concepto muy popular y bastante conocido en el sector tecnológico, y de hecho es también uno de los más importantes, pero somos conscientes de que otros lectores con menos conocimientos probablemente tengan dudas al respecto, y no terminen de tener claro qué significa exactamente.

Si eres uno de ellos no te preocupes, en este artículo te vamos a explicar, al detalle, qué es y por qué es importante. En las próximas semanas, iremos publicando otros artículos en los que también hablaremos de otros conceptos básicos asociados a redes e Internet que son, sin ningún tipo de duda, muy importantes, pero que todavía siguen generando dudas aquellas personas que no están tan «puestas» en el sector tecnológico.

Bien, por el principio, ¿qué es WLAN? Son las siglas de «Wireless Local Area Network», es decir, se refiere a una conexión de red inalámbrica de área local. A diferencia de una conexión LAN, que funciona de manera cableada, una conexión WLAN trabaja sin cables, de forma totalmente inalámbrica. Este tipo de redes utilizan la tecnología Wi-Fi, en sus diferentes estándares, para ofrecer una conexión a Internet sin tener que recurrir al cableado.

WLAN

¿Por qué existen y por qué son importantes las redes WLAN?

Es muy fácil de explicar. Imagina que tu router estuviera limitado a la tecnología LAN y que, por tanto, tuvieses que conectar todos tus dispositivos por cable para poder acceder a Internet. Sería terrible, ¿verdad? Pues ahí es donde entran en juego las redes WLAN, ya que gracias a ellas podemos utilizar nuestros smartphones, portátiles, tablets y otros dispositivos de forma inalámbrica.

Sin las redes WLAN, los entornos multidispositivo que existen actualmente tanto a nivel doméstico como empresarial no serían posibles, y los costes a nivel de infraestructura que implicaría crear un entorno capaz de dar cabida a decenas de dispositivos utilizando cable serían ridículamente altos. Al final es un tema cuya importancia va más allá de la simple comodidad, como podemos apreciar.

La interfaz WLAN se encuentra perfectamente integrada en cualquier router actual de consumo general, y podemos configurarla de una manera bastante sencilla a través de la interfaz del mismo. Para ello solo tenemos que introducir «http://192.168.0.1/» sin comillas en la barra de direcciones de nuestro navegador web, entrar con nuestro usuario y contraseña al menú de configuración del router, dirigirnos a la sección WLAN y listo, ahí podremos cambiar ajustes tan importantes como los nombres de nuestras redes Wi-Fi, las contraseñas y el muestreo público del nombre de esas redes.

Como habréis podido intuir por el párrafo anterior, eso quiere decir que una red WLAN debe contar con un nombre de red y una contraseña segura para estar debidamente protegida, y que su rendimiento dependerá del estándar Wi-Fi que utilicemos. Así, si nuestro router es compatible con Wi-Fi 6 disfrutaremos de un rendimiento muy elevado, cosa que no ocurrirá si está limitado a Wi-Fi 4.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído