Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios

Publicado el
MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

El MSI Delta 15 AMD Advantage Edition es un portátil de nueva generación que combina a la perfección cuatro grandes claves: potencia, diseño, calidad de construcción y movilidad. Sé que, para algunos usuarios, la potencia es uno de los factores más importantes a la hora de elegir un portátil para juegos, pero cada vez somos más los que preferimos buscar un cierto equilibrio que nos permita disfrutar de lo mejor de un portátil gaming sin tener que aceptar, por ello, los sacrificios que imponen los modelos que centran únicamente en el rendimiento.

Piénsalo por un momento. Quieres un portátil para jugar a títulos actuales con un buen nivel de rendimiento, pero al mismo tiempo también buscas un equipo con un toque de distinción, que encaje con tu estilo, que no deje a nadie indiferente, y que puedas llevar contigo a cualquier parte sin que el peso, el tamaño la autonomía se conviertan en un lastre insuperable. Pues bien, ahí es donde entran en juego esas cuatro claves que hemos citado, y que sustentan la idea del equilibrio en portátiles.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

En este sentido, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition es uno de los mejores exponentes del valor que representa ese equilibrio. Gracias a MSI España he tenido la oportunidad de analizar este equipo durante más de dos semanas, y hoy estoy listo para compartir con vosotros mis impresiones, y para contaros todo lo que debéis saber. Como siempre, os invito a que os pongáis cómodos ya que tengo muchas cosas que contaros. ¿Estáis listos? Pues allá vamos.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition: Primer contacto

Lo primero que llama la atención del MSI Delta 15 AMD Advantage Edition es, sin duda, su diseño. MSI ha elegido un enfoque marcadamente minimalista, sin excesos ni estridencias, lo que se traduce en una superficie plana y unas líneas marcadamente angulosas que, en conjunto, nos dejan un formato y un estilo elegante y claramente atemporal. El detalle del logo «Thunderbird», situado en la esquina superior izquierda de la tapa, encaja a la perfección con el diseño y el acabado del portátil, y es un símbolo claro de que estamos ante un equipo muy potente.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Cuando empiezo a tocar el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition me voy dando cuenta, poco a poco, de la excelente calidad de construcción que ha conseguido MSI. Resulta evidente gracias al tacto inconfundible del aluminio, un material premium que se ha utilizado para construir el chasis del equipo, y también destaca la solidez en general que transmite cuando lo sujeto y empiezo a moverlo por la casa. Las primeras impresiones que me transmitió fueron excelentes, y casaron a la perfección con lo que cabría esperar de un portátil de su gama y rango de precios.

En la zona interior, nos encontramos con una pantalla de 15,6 pulgadas de nivel IPS que, en el modelo que he podido probar, alcanza una tasa de refresco de 240 Hz y ofrece una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles, aunque podemos conectar dos pantallas más con resolución 4K. Este detalle es interesante, y representa un valor importante para aquellos que quieran utilizar el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition para jugar y para trabajar (o estudiar). Los bordes de pantalla son bastante contenidos, lo que contribuye a mejorar la inmersión, y tenemos unos ángulos de visión perfectos en 178 grados.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

La calidad que ofrece la pantalla del MSI Delta 15 AMD Advantage Edition raya, en general, a un buen nivel. Tenemos un brillo máximo óptimo tanto para utilizarlo en interiores como exteriores, una representación de colores que no desentona en absoluto y una nitidez a la altura del conjunto. En este sentido, es importante tener presente que su relación tamaño de pantalla y resolución está perfectamente equilibrada, y que la solución gráfica que integra, una Radeon RX 6700M Mobile, da lo mejor de sí precisamente en 1080p. No es, por tanto, casualidad que MSI haya montado un panel FullHD en este equipo, es una consecuencia más de esa búsqueda del equilibrio a la que hicimos referencia.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

En el borde superior de la pantalla nos encontramos con una cámara con resolución HD (720p), que podremos utilizar para socializar y para realizar videollamadas con nuestros seres queridos. Bajamos hasta la zona del teclado, y nos encontramos con un diseño que sigue ese enfoque minimalista, discreto y elegante que encontramos en el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, aunque en esta ocasión contrasta con la iluminación LED RGB personalizable integrada. Podemos alternar entre diferentes efectos y colores para adaptarlo a cada momento.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Las teclas se encuentran en un espacio ligeramente hundido, lo que las coloca a la altura de la zona de apoyo de las muñecas. Presentan un buen tacto, tienen el tamaño adecuado para que podamos escribir rápido sin cometer pulsaciones accidentales y responden a la perfección, pero el recorrido por pulsación es un poco corto, lo que significa que puede que tengamos que pasar por un pequeño periodo de adaptación, sobre todo si venimos de un teclado mecánico. En cualquier caso, es algo comprensible si tenemos en cuenta que el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition tiene un grosor de apenas 19 mm.

En la parte superior del teclado tenemos una apertura decorada con una rejilla de motivos geométricos que, como habréis podido imaginar, contribuye a la refrigeración del equipo. Justo en la parte inferior nos encontramos con la almohadilla táctil. No destaca por ser especialmente grande, pero cumple su función y nos permite realizar acciones rápidas y precisas sin ningún problema.

Pasamos a revisar los laterales, y nos encontramos con un buen abanico de conectores:

  • Un USB Type-C compatible con DisplayPort.
  • Conector USB Type-C 3.2 Gen2.
  • Una salida HDMI 2.0 (4K y 60 Hz).
  • Dos conectores USB Type-A 3.2 Gen2.
  • Un jack de 3,5 mm (auriculares y micrófono).
  • Cierre de seguridad Kensington.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Tenemos todo lo que necesitamos para conectar una amplia variedad de periféricos y de accesorios, de eso no hay duda. En lo que respecta a la conectividad inalámbrica, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition viene con Wi-Fi 6E, un estándar de última generación que garantiza un alto rendimiento cuando nos conectamos a Internet de forma inalámbrica, y dispone también de Bluetooth 5.2.

Especificaciones del MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Tras este primer vistazo, estamos listos para profundizar en las características técnicas del MSI Delta 15 AMD Advantage Edition. Es un equipo de gama alta no solo por diseño, movilidad y calidad de construcción, sino también por su acertado conjunto de componentes, como veremos a continuación.

  • Pantalla de 15,6 pulgadas de tipo IPS con resolución de 1.920 x 1.080 píxeles, 240 Hz de tasa de refresco, tiempo de respuesta de menos de 5 ms, y brillo máximo de 315 nits.
  • La pantalla ofrece ángulos de visión perfectos en 178 grados, y reproduce los espacios de color sRGB en un 97%, AdobeRGB en un 67,2% y DCI-P3 en un 70,7%. Todo esto se traduce en una buena calidad de imagen.
  • Chasis fabricado en aluminio.
  • APU AMD Ryzen 9 5900HX con CP de 8 núcleos y 16 hilos basada en la arquitectura Zen 3 funcionando a 3,3 GHz-4,6 GHz, modo normal y turbo.
  • GPU integrada AMD Radeon con 8 CUs (unidades de computación) que equivalen a 512 shaders funcionando a 2.100 MHz de frecuencia máxima.
  • GPU dedicada Radeon RX 6700M basada en la arquitectura RDNA 2. Tiene 2.304 shaders, 144 unidades de texturizado, 64 unidades de rasterizado, 36 unidades para acelerar trazado de rayos, bus de 160 bits, 10 GB de memoria GDDR6 a 16 GHz y 96 MB de caché infinita. Su potencia alcanza un máximo de 10,37 TFLOPs en precisión simple.
  • Tecnología AMD SmartShift, que equilibra el suministro energético entre la CPU y la GPU para maximizar el rendimiento en función de la carga de trabajo.
  • Tecnología Smart Access Memory (SAM), que permite a la CPU acceder a toda la memoria gráfica disponible.
  • Tecnología AMD FreeSync, que sincroniza los fotogramas generados para evitar problemas de stuttering y de tearing.
  • Tecnología
  • 16 GB de memoria DDR4 a 3.200 MHz en doble canal, ampliable a 64 GB.
  • SSD PCIE de 1 TB. Dispone de dos ranuras M.2, lo que significa que podemos montar dos SSD PCIE Gen3 x4.
  • Sistema de refrigeración CoolerBoost 5 con dos ventiladores y seis caleoductos, capaz de trabajar de forma silenciosa cuando hacemos un uso moderado del equipo, y de mantener a raya el calor cuando le exigimos el máximo rendimiento.
  • Batería de 82 Whr. (once horas y media de autonomía uso básico, hora y media jugando).
  • Teclado de tipo isla con un recorrido corto por pulsación y retroiluminación LED RGB personalizable.
  • Almohadilla táctil en posición central, con un tamaño bien ajustado para que no interfiera cuando nos centramos en utilizar el teclado.
  • Un USB Type-C compatible con DisplayPort.
  • Conector USB Type-C 3.2 Gen2.
  • Una salida HDMI 2.0 (4K y 60 Hz).
  • Dos conectores USB Type-A 3.2 Gen2.
  • Un jack de 3,5 mm (auriculares y micrófono).
  • Cierre de seguridad Kensington.
  • Wi-Fi 6E y Bluetooth 5.2.
  • Webcam con resolución 720p a 30 fotogramas por segundo y micrófono integrado.
  • Dos altavoces de dos vatios cada uno.
  • Tecnología Nahimic (SteelSeries) que mejora notablemente la calidad del sonido.
  • Windows 10 Home como sistema operativo, actualizable gratis a Windows 11.
  • Medidas: 357 x 247 x 19 mm.
  • Peso: 1,9 kilogramos.
  • Precio: 1.759 euros el modelo analizado.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition: Experiencia de uso

Mi primer contacto con el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition fue muy positivo, y debo reconocer que durante todo el análisis disfruté de una experiencia a la altura de mis expectativas. La calidad y nitidez de la pantalla es tan buena que podemos jugar, disfrutar de nuestros contenidos multimedia e incluso trabajar con todas las garantías. En este sentido, merece una mención especial el teclado, ya que aunque el recorrido por pulsación es un poco corto no llega a caer en los excesos de otros portátiles con delgados y ligeros. Esto tiene una consecuencia muy importante, y es que podemos escribir durante horas con total comodidad.

La iluminación LED RGB tiene un importante papel a nivel estético, pero también resulta muy útil para escribir en condiciones de escasa o nula iluminación ambiental. Así, por ejemplo, pude utilizarlo sin problema en el sofá del salón para trabajar con las luces apagadas mientras que mi pareja disfrutaba de su serie favorita. La conexión Bluetooth me permitió conectar, sin problemas, mis auriculares inalámbricos, y el rendimiento era tan bueno que Windows 10 «volaba», y todas las aplicaciones y documentos que abría, y las acciones que quería realizar, se ejecutaban al instante, incluso bajo una multitarea bastante intensa.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Con un uso centrado alrededor de la edición de textos, trabajando con imágenes y reproduciendo música en streaming, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition ofreció un funcionamiento totalmente silencioso, y registró unas temperaturas mínimas. A través del software dedicado MSI Center podemos acceder a una gran cantidad de opciones de personalización, herramientas y ajustes, incluyendo, entre otras cosas, los perfiles de los ventiladores, que afectarán al rendimiento máximo (por cuestiones térmicas) y al nivel de ruido, y distintos modos de visualización. También podremos utilizar una herramienta para el cuidado y el mantenimiento de la batería que viene integrada en dicho software.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Y hablando de utilizar el portátil en el salón. Como hemos visto en el listado de especificaciones del MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, este tiene un peso de 1,9 kilogramos y un grosor de apenas 19 mm. ¿Qué supone esto para mí, como usuario? Pues muy sencillo, que puedo transportarlo con total comodidad, moverlo con una mano incluso cuando está abierto y colocarlo encima de mis piernas sin ningún problema. Obvia decir que esta alta movilidad supone una ventaja importante si estas buscando, por ejemplo, un portátil con el que puedas jugar a cualquier título actual, pero que también puedas llevarte a la universidad o a la oficina sin que parezca que vas cargado con un armatoste enorme.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Saltamos ahora a hablar del rendimiento, un tema que, al fin y al cabo, es uno de los núcleos centrales cuando hablamos de un portátil para juegos. El MSI Delta 15 AMD Advantage Edition está equipado con una configuración perfectamente equilibrada, que cumple sobradamente con los requisitos óptimos que necesitamos, en general, para mover títulos actuales con todas las garantías.

Su APU Ryzen 9 5900HX monta una CPU Zen 3 de 8 núcleos y 16 hilos con un alto IPC, así que superamos el nivel recomendado de 6 núcleos y 12 hilos, y sus 16 GB de memoria RAM también superan el mínimo recomendado de 8 GB. Por lo que respecta a la tarjeta gráfica, la Radeon RX 6700M es una solución de última generación que no solo ofrece un alto nivel de rendimiento, sino que además viene con 10 GB de memoria gráfica, lo que supera el nivel recomendado de 8 GB, acelera trazado de rayos, y es compatible con tecnologías que representan un importante valor añadido, como SAM, SmartShift y FreeSync.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Antes de entrar a ver los datos de rendimiento quiero profundizar un poco sobre FreeSync, ya que tiene un papel muy importante en este equipo. El MSI Delta 15 AMD Advantage Edition utiliza un panel de 240 Hz, pero para evitar los problemas clásicos asociados a la pérdida de sincronización de fotogramas (stuttering) y a la ruptura de la imagen (tearing), tenemos la tecnología FreeSync de AMD. Esta nos permitirá disfrutar de una fluidez total, sin microtirones, y de una imagen limpia, sin esas líneas horizontales que genera el tearing. Esta tecnología representa una mejora muy grande, y cambia la experiencia por completo.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition: Rendimiento, temperaturas y autonomía

Para medir el rendimiento del MSI Delta 15 AMD Advantage Edition he utilizado una amplia variedad de pruebas que nos permitirán ver todo lo que puede dar de sí este equipo. Recordad que podéis hacer clic en todas las imágenes para ampliarlas.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Empezamos con el rendimiento del procesador. En CPU-Z he obtenido un resultado un poco bajo en multihilo, pero creo que se debió a un error del propio benchmark integrado, ya que como podemos apreciar en la prueba de Cinebench R23, el Ryzen 9 5900HX obtiene un resultado que sí entra dentro de lo esperado.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

En monohilo, el Ryzen 9 5900HX que integra el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition posiciona como uno de los procesadores más potentes de su clase, y en multihilo también raya a un gran nivel, superando a otros chips configurados con 8 núcleos y 16 hilos. Esto es posible gracias al importante salto que ha representado Zen 3 a nivel de IPC.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Pasamos ahora a ver el rendimiento en PassMark, y nos encontramos con un resultado muy bueno, ya que se coloca, claramente y en muchos aspectos, por encima de la media. Destaca especialmente su resultado a nivel de CPU, ya que queda muy cerquita de «la cima».

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

En CrystalDiskMark, tenemos un resultado que entra dentro de lo que cabría esperar de una unidad PCIE Gen3, pero no llega a estar al nivel de las soluciones más potentes del mercado. Con todo, esos valores son más que suficientes para disfrutar de una fluidez total, de unos lapsos de encendido y apagado muy rápidos y de unos tiempos de carga mínimos en juegos.

Saltamos ahora a ver el rendimiento en juegos. El MSI Delta 15 AMD Advantage Edition está equipado con una configuración que, como dijimos, es óptima para ejecutar cualquier juego actual en calidad máxima y con resolución 1080p, y los resultados encajan a la perfección con esa descripción.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios 44 MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios 46 MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios 48 MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios 50

En general no hay sorpresas. Como anticipamos, la Radeon RX 6700M ha sido capaz de mover con soltura todos los juegos que hemos probado, aunque debo reconocer que ha superado mis expectativas al activar el trazado de rayos, puesto que es capaz de mantener tasas de fotogramas por segundo fluidas en títulos tan exigentes como Metro Exodus Enhanced Edition, Resident Evil Village y Control.

Las gráficas hablan por sí solas, así que no hay mucho más que comentar. No obstante, quiero precisar algunas cosas para evitar dudas:

  • Quake 2 RTX se ha probado configurado en 2 rayos y con tres perfiles de resolución: nativa, resolución dinámica a 75% y resolución dinámica a 50%.
  • Resident Evil Village se ha probado con y sin FSR, la tecnología de reescalado de AMD. En modo ultra calidad ofrece un resultado bastante bueno, pero si bajamos de ahí empieza a mostrar una pérdida de nitidez que no compensa la ganancia de rendimiento.
  • Metro Exodus Enhanced Edition utiliza trazado de rayos por defecto. Hemos activado los reflejos por trazado de rayos, y desactivado HairWorks.
  • Los datos de rendimiento se han obtenido haciendo una media de, al menos, tres zonas diferentes para ofrecer una visión más realista. Para ello, hemos cargado partidas y/o elegido localizaciones, según cada juego.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

El modo turbo de la Radeon RX 6700M es bastante «agresivo», y esto es bueno, ya que significa que el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition tiene margen suficiente, tanto de potencia como de refrigeración, para que esta tarjeta gráfica pueda desarrollar todo su potencial.

Estas son las velocidades que ha registrado la Radeon RX 6700M durante mis pruebas:

  • Velocidad mínima: 1.454 MHz.
  • Velocidad media: 1.652 MHz.
  • Velocidad media sostenida: 1.988 MHz (casi todo el tiempo).
  • Velocidad máxima: 1.990 MHz.

Por lo que respecta a la autonomía, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition ha superado mis expectativas. Con un uso básico (reproduciendo vídeo en streaming), un brillo de pantalla reducido y la iluminación del teclado desactivada, he conseguido casi 11 horas y media de autonomía por carga de batería.

Es un resultado muy bueno que refuerza esa valiosa idea de equilibrio a la que vengo haciendo referencia durante todo el análisis, e implica que podremos llevar el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition y utilizarlo durante toda una jornada de trabajo, o de clases, sin tener que estar buscando un enchufe. Si lo utilizamos para jugar con la batería, la autonomía se reduce en gran medida, como es normal, y ronda entre una y dos horas de media.

A pesar de su delgadez, y de su bajo peso, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition integra un sistema de refrigeración eficiente y de alta calidad, y gracias a ello logra mantener bajo control las temperaturas de todos los componentes, incluso cuando estos trabajan a plena carga. La única pega que puedo ponerle es que, cuando trabaja a plena carga, el sistema de refrigeración resulta bastante ruidoso, pero es algo comprensible, ya que tenemos dos componentes de alto rendimiento, el Ryzen 9 5900HX y la Radeon RX 6700M, trabajando a tope.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios 53

No os asustéis por los valores del procesador, es consecuencia directa de un modo turbo afinado al milímetro que intenta ofrecer en todo momento el máximo de rendimiento, pero sin entrar en una franja verdaderamente peligrosa. Dicho de otra forma, está diseñado para funcionar así, apurando el margen de temperatura para maximizar la potencia, pero sin que se produzcan problemas de ningún tipo.

Notas finales: Un portátil para los que lo quieren todo

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition

Creo que no hay mejor manera de definir al MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, un portátil construido y diseñado con maestría que ofrece un la línea atemporal, un acabado premium y un diseño tan cuidado que le permite encajar en cualquier lugar. No importa si vas a utilizarlo para jugar, para tus clases en la universidad o para trabajar, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition nunca desentona.

A nivel de rendimiento, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition ha demostrado que puede hacer frente a cualquier cosa, incluso a los juegos más exigentes del mercado configurados con sus ajustes de calidad máximas, y manteniendo unos valores térmicos totalmente seguros. Esto último es importante, ya que significa que no se produce «thermal throttling» en ningún momento, y que todos los componentes pueden desarrollar todo su potencial.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios 56

La tecnología FreeSync supone un importante añadido. Es tan importante que un juego puede mostrar mayor fluidez con dicha tecnología activada y funcionando a 40 FPS que otro que corra a 60 FPS con problemas de stuttering. Como ya hemos dicho, la calidad de la pantalla también raya a un buen nivel, y nos permite disfrutar de una experiencia totalmente óptima, tanto trabajando como jugando.

Por lo que respecta a la movilidad y la autonomía, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition es un equipo que podremos llevar con nosotros a cualquier parte, con total comodidad, y sin tener que preocuparnos por si nos quedamos sin batería poco después de empezar a utilizarlo. Tu jornada de 6 horas de clases en la universidad, o tus 8 horas de trabajo, no serán un problema para el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition.

Con todo esto en mente, creo que el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition posiciona como una buena opción dentro de su rango de precios, y de su categoría. Si buscas un portátil gaming con un acabado premium, un diseño elegante y discreto y una buena autonomía deberías tenerlo muy en cuenta.

MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, análisis: Potencia sin sacrificios 58

Valoración final
8.8 NOTA
NOS GUSTA
Diseño.
Calidad de construcción.
FreeSync.
Rendimiento.
SSD de 1 TB.
10 GB de memoria gráfica.
Ligero y delgado.
A MEJORAR
Ruido a plena carga.
Rendimiento del SSD.
Precio un poco elevado.
RESUMEN
Un portátil para los que lo quieren todo. Creo que no hay mejor manera de definir al MSI Delta 15 AMD Advantage Edition, un portátil construido y diseñado con maestría que ofrece un la línea atemporal, un acabado premium y un diseño tan cuidado que le permite encajar en cualquier lugar. No importa si vas a utilizarlo para jugar, para tus clases en la universidad o para trabajar, el MSI Delta 15 AMD Advantage Edition nunca desentona. Posiciona como una buena opción dentro de su rango de precios, y de su categoría
Diseño y calidad de construcción9.5
Rendimiento9
Conectividad8.5
Autonomía8
Estética Gaming9
Calidad9

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

1 comentario
  • Benito Camelas

    Sin duda unos muy buenos acabados y un buen hardware, hasta casi pagaría los 1700€ que vale, pero una vez más sale un portátil AMD/AMD sin teclado numérico (no solo lo hace MSI, si no otras marcas), eso ya me hace descartarlo (no soy el único que busca tener un teclado numérico) no creo que incremente mucho el precio poner unas cuantas teclas más, si tienen un portátil parecido pero con teclado numérico ya me entraría por los ojos.

    Luego algo que me he fijado en estos portátiles es que las teclas f1 f2… sale el fx en pequeño abajo, como si la función principal de esas teclas sea las de subir volumen o multimedia, ese tipo de detalles son importantes ya que al final es una amargura usar un teclado donde las teclas de función no funcionen directamente.

    Sin duda este portátil es casi lo que estoy buscando pero esos 2 detalles del teclado que en principio te dices «bah puede pasar» puede hacer que lo odies al mes de comprarlo y más cuando hablamos de un equipo de ese rango de precios, que a ver, en este caso parece justificado que hasta tiene chasis de aluminio, sin duda MSI va por el buen camino en cuanto a ofrecer soluciones AMD/AMD, pero debería ampliar un poco más la gama de sus productos y ofrecer un teclado profesional, con su teclado numérico y que el uso principal de las teclas de función sean las funciones F1 Fx…

    MSI está a un paso de venderme un portátil, que lo llamen como quieran «diseño para profesionales, informáticos o programadores» pero que metan un teclado sensato en cuanto a la distribución de teclas (de calidades e iluminación parece muy bueno).

Lo más leído