Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente

Publicado el
Análisis Intel Core i9-12900K

El Intel Core i9-12900K es el procesador tope de gama de la serie Alder Lake-S, una generación de CPUs de alto rendimiento que marca, sin duda, el mayor salto que ha dado Intel en los últimos años, gracias a la adopción de un nuevo diseño híbrido que, como ya os contamos en su momento, combina un bloque de núcleos de alto rendimiento con un bloque de núcleos de alta eficiencia.

Gracias a la unión de diferentes tipos de núcleos, Intel ha llevado a cabo una apuesta por la especialización que está llamada a marcar el futuro de la industria, y que nos permitirá disfrutar de lo mejor de dos mundos muy distintos: el excelente valor consumo-rendimiento de los núcleos de alta eficiencia, y la potencia de los núcleos de alto rendimiento.

Análisis Intel Core i9-12900K

A nivel de microarquitectura, el Intel Core i9-12900K también representa una evolución importante frente a la generación anterior. Es el sucesor directo del Intel Core i9-11900K, un chip fabricado en 14 nm+++ que utiliza la arquitectura Cypress Cove, y que estaba configurado con 8 núcleos y 16 hilos.

A diferencia de aquél, el Intel Core i9-12900K está fabricado en proceso de 10 nm SuperFin, lo que conocemos ahora como Intel 7, tiene 8 núcleos de alto rendimiento con tecnología HyperThreading (16 hilos) y 8 núcleos de alta eficiencia, lo que nos deja un total de 24 hilos. Utiliza la arquitectura Golden Cove en sus núcleos de alto rendimiento, y Gracemont en sus núcleos de alta eficiencia.

Análisis Intel Core i9-12900K

De lo anterior podemos extraer varias claves importantes. El Intel Core i9-12900K no solo ofrece un IPC superior y un mayor rendimiento multihilo, sino que además, utiliza un nodo más avanzado (el nodo de 10 nm de Intel supera en densidad de transistores al de 7 nm de TSMC) y está diseñado para afrontar, de una manera más eficiente, distintas cargas de trabajo. Como veremos más adelante, también se integra en una plataforma más avanzada, que es compatible con los estándares de última generación.

A grandes rasgos, el Intel Core i9-12900K es una clara apuesta por la especialización, y por la creación de valor más allá del rendimiento bruto. La integración de núcleos de alta eficiencia ha sido un movimiento que ha generado muchas dudas, pero como vamos a descubrir en este artículo, al final se ha confirmado como una decisión correcta que, a mi juicio, está llamada a marcar el futuro del sector porque, al final, no todo se reduce a la potencia.

Intel Core i9-12900K frente a Intel Core i9-11900K: Una comparativa necesaria

Para entender mejor el gran salto que marca Alder Lake-S frente a Rocket Lake-S solo tenemos que realizar una comparativa sencilla entre sus dos buques insignia, el Intel Core i9-12900K y el Intel Core i9-11900K. Ambos procesadores son lo más potente de su generación, y utilizan arquitecturas y plataformas distintas, una cuestión vamos analizar posteriormente.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 31

Intel Core i9-11900K

  • Arquitectura Cypress Cove en proceso de 14 nm+++.
  • Ocho núcleos y dieciséis hilos a 3,5 GHz-5,3 GHz, modo normal y turbo.
  • GPU Intel UHD Graphics 750 (Xe Gen12).
  • Multiplicador desbloqueado (soporta overclock).
  • Compatible con memoria DDR4.
  • Integra 20 líneas PCIE Gen4.
  • 16 MB de caché L3.
  • 4 MB de caché L2.
  • TDP de 125 vatios (PL1).
  • Compatible con el socket LGA 1200 y chipset H470 y Z490, y con la serie 500.

Análisis Intel Core i9-12900K

Intel Core i9-12900K

  • Arquitectura Golden Cove en núcleos de alto rendimiento, y Gracemont en los núcleos de alta eficiencia.
  • Fabricado en el nodo Intel 7 (10 nm SuperFin).
  • Ocho núcleos de alto rendimiento y dieciséis hilos a 3,2 GHz-5,2 GHz, modo normal y turbo, y ocho núcleos de alta eficiencia a 2,4 GHz-3,9 GHz, modo normal y turbo.
  • GPU Intel UHD Graphics 770 (Xe Gen12).
  • Soporta memoria DDR4 y DDR5.
  • Integra un sistema PCIE Gen5 con hasta 16 líneas, y PCIE Gen4 con hasta 4 líneas.
  • Multiplicador desbloqueado (soporta overclock).
  • 30 MB de caché L3.
  • 14 MB de caché L2.
  • Alimentación base de 125 vatios.
  • Compatible con el socket LGA 1700 y chipset serie 600.
  • Precio: 679,90 euros.

Solo con mirar detenidamente este listado, es fácil apreciar las enormes diferencias que existen entre estos dos procesadores. El Intel Core i9-11900K utiliza un diseño tradicional, limitado a 8 núcleos de alto rendimiento y 16 hilos, está fabricado en un proceso menos avanzado carece del soporte de tecnologías y estándares de última generación que sí están presentes en el Intel Core i9-12900K. Este ofrece un mayor IPC, tiene un mayor potencial multihilo, gracias a sus 24 hilos totales, utiliza un nodo superior y se integra en una plataforma de última generación, compatible con DDR5 y PCIE Gen5.

Según Intel, la diferencia en términos de IPC entre el Intel Core i9-12900K y el Intel Core i9-11900K puede ser de hasta un 19%, lo que significa que el primero puede rendir hasta un 19% más que el segundo funcionando a la misma frecuencia, y con el mismo número de núcleos e hilos activos. Obviamente, al contar con una mayor cantidad de hilos, el Intel Core i9-12900K ofrece un rendimiento muy superior en entornos multihilo, y está fabricado con una litografía más avanzada que permite equilibrar ese aumento general de rendimiento, así como el resto de avances introducidos a nivel de silicio, con el consumo y las temperaturas.

Intel-Core-i9-12900K

Un análisis técnico: Intel Core i9-12900K al desnudo

Lo primero que debemos tener claro es que, a pesar del importante cambio que vemos a nivel de silicio en la imagen que encabeza este apartado, el Intel Core i9-12900K mantiene un diseño de núcleo monolítico. El gigante del chip ha combinado núcleos de alto rendimiento y núcleos de alta eficiencia, pero sin tener que recurrir a un diseño MCM, ya que, como vemos en la imagen, todos los elementos del procesador se encuentran integrados en una única pastilla de silicio, fabricada en proceso de 10 nm (nodo Intel 7).

Dicha pastilla de silicio es especialmente larga, lo que confiere al Intel Core i9-12900K, y en general a toda la serie Alder Lake-S, una línea rectangular muy marcada. En la parte superior del chip se encuentra el subsistema de pantalla y la interfaz PCIE Gen5 con 16 líneas y PCI Gen4 con 4 líneas, mientras que en el lateral tenemos la parte dedicada a la controladora de memoria.

Análisis Intel Core i9-12900K

Como hemos dicho, el Intel Core i9-12900K, y toda la serie Alder Lake-S que ha presentado el gigante del chip, es compatible con DDR5 a 4.800 MHz y con DDR4 a 3.200 MHz en doble canal (bus de 128 bits).

Es importante destacar, antes de avanzar, que cuando utilizamos memoria DDR5 con el Intel Core i9-12900K, vemos que CPU-Z indica que esta está configurada en cuádruple canal. No es una referencia exacta, pero tiene una explicación, y es que, a diferencia de la DDR4, donde nos encontramos con un canal de 64 bits por módulo, en la memoria DDR5 tenemos dos canales de 32 bits de datos y 8 bits ECC por módulo.

Desde una perspectiva técnica, se mantiene el mismo ancho de banda, pero la DDR5 cuenta con la ventaja de cada uno de esos canales puede realizar dos accesos independientes al mismo tiempo, lo que debería mejorar el rendimiento. Sí, el bus ancho total del bus es de 128 bits con DDR4 y DDR5.

En la parte inferior nos encontramos con la GPU integrada, una Intel UHD 770 (Xe LP) que suma 32 unidades de ejecución y funciona a 300 MHz-1.550 MHz, modo normal y turbo. Es una solución bastante completa en términos de soporte, ya que es compatible con DirectX 12, OpenGL 4.5 y OpenCL 2.1; funciona con conectores  eDP 1.4b, DP 1.4a y HDMI 2.1, permite conectar hasta cuatro pantallas, toca techo en una resolución de 7.680 x 4.320 píxeles a 60 Hz y ofrece aceleración AV1 y HEVC, además de compresión de extremo a extremo.

Análisis Intel Core i9-12900K

El Intel Core i9-12900K tiene ocho núcleos de alto rendimiento basados en la arquitectura Golden Cove, que pueden trabajar con un proceso y un subproceso (dos hilos), gracias a la tecnología HyperThreading, y dispone también de ocho núcleos de alta eficiencia basados en la arquitectura Gracemont, que se encuentran situados en la parte inferior. Justo en la parte central vemos el sistema de caché L3, que suma un total de 30 MB en el Intel Core i9-12900K, y también se aprecia claramente un sistema ringbus bidireccional que conecta, y comunica, todos los componentes del chip.

Esta estructura dice muchas cosas, aunque no lo parezca. Lo primero es que, con Alder Lake-S, Intel no ha querido renunciar a las ventajas que ofrecen los diseños de núcleo monolítico, pero al mismo tiempo ha buscado una forma de innovar y de aprovechar mejor el espacio a nivel de silicio. Un núcleo de alto rendimiento tiene casi el mismo impacto, a nivel de silicio, que cuatro núcleos de alta eficiencia, una comparativa que creo que nos ayuda a entender mejor por qué Intel ha optado por meter un total de ocho núcleos de alta eficiencia.

Análisis Intel Core i9-12900K

Con esos núcleos de alta eficiencia se consigue mejorar el rendimiento en multihilo del Intel Core i9-12900K con un impacto mínimo a nivel de silicio, sin comprometer las temperaturas ni el consumo, y sin tener que renunciar, como dijimos, a un diseño de núcleo monolítico con CPUs de alto rendimiento. Gracias a este diseño híbrido, el Intel Core i9-12900K puede ofrecer un alto desempeño en tareas exigentes que tengan un menor grado de paralelizado, y escalar de forma óptima en aquellas que necesiten de una gran cantidad de hilos.

En términos de arquitectura, los núcleos de alta eficiencia basados en Gracemont son, sin duda, un pequeño milagro. Su IPC se encuentra en un nivel similar a lo que vimos en los procesadores Skylake, algo que ha sido posible gracias a la introducción de mejoras muy importantes, entre las que podemos destacar:

Análisis Intel Core i9-12900K

  • Mayor caché para instrucciones (64 KB).
  • Predictor de saltos más preciso.
  • Nuevo sistema de descodificación fuera de orden, capaz de trabajar con hasta 6 instrucciones por ciclo de reloj.
  • Mejoras en la ejecución de datos y 4 unidades de ejecución de enteros.
  • Soporte de AVX2 (256 bits).
  • Subsistema de memoria mejorado, con hasta 4 MB de caché L2, un buffer más profundo y captación previa de caché avanzada.
  • Un conjunto más amplio y avanzado de instrucciones, incluyendo ejecución avanzada especulativa, Wide Vector y FMA.
  • Latencias reducidas.

Cada núcleo de alto rendimiento tiene una caché L2 de 1,25 MB, mientras que cada bloque de cuatro núcleos de alta eficiencia suma 2 MB de caché L2 compartida entre todos ellos, y se comunican con los 30 MB de caché L3 compartida. En términos de IPC, los núcleos Golden Cove ofrecen una mejora del IPC de hasta un 19% frente a Cypress Cove (Rocket Lake-S), y llegan hasta un impresionante 28% frente a Comet Lake-S. En rendimiento multihilo, la mejora es mucho mayor, gracias a ese total de 16 núcleos y 24 hilos que ofrece el Intel Core i9-12900K. Los núcleos de alto rendimiento son compatibles con la tecnología Intel AMX.

Análisis Intel Core i9-12900K

Para conseguir esa importante mejora a nivel de IPC en los núcleos de alto rendimiento del Intel Core i9-12900K, el gigante del chip ha introducido cambios muy profundos en la arquitectura Golden Cove. Estos son algunos de los más importantes que debemos tener en cuenta:

  • Mejoras en el front end y un predictor de saltos más preciso e inteligente.
  • Ejecución fuera de orden más profunda, amplia e inteligente.
  • Mejoras en las unidades de ejecución de enteros, y en las unidades de ejecución de vectores.
  • Se ha añadido FP16 (precisión media) a Intel AVX-512.
  • Subsistema de caché mejorado: más inteligente y más grande (1,25 MB en caché L2).
  • Reducción de los accesos a la RAM gracias a las mejoras a nivel de cachés (un acceso a la caché es mucho más rápido que uno realizado a la RAM).
  • Nuevo sistema de interconexión Compute Fabric con latencia optimizada que alcanza los 1.000 GB/s.

Intel Thread Director gestiona, de forma inteligente, la división de tareas

Análisis Intel Core i9-12900K

Ya conocemos los tipos de núcleos que están presentes en el Intel Core i9-12900K, ¿pero cómo sabe el sistema a qué núcleos tiene que asignar una tarea en concreto? Es una pregunta muy importante que debemos hacernos, ya que el rendimiento del procesador dependerá de que se produzca una correcta distribución de la carga de trabajo.

Esa tarea tan importante queda en manos de Intel Thread Director, una solución que opera a nivel de hardware y de software y que decide, en tiempo real, cómo se divide la carga de trabajo entre los distintos núcleos que integra el Intel Core i9-12900K. Por regla general, las tareas más exigentes se asignarán a los núcleos de alto rendimiento, que tendrán prioridad en la mayoría de los casos, exceptuando aquellos en los que deba primera la eficiencia, y también aquellos otros en los que el sistema se encuentre con tareas que quedan en segundo plano, y que es mejor paralelizar a los núcleos de alta eficiencia.

La carga de trabajo puede cambiar en cualquier momento. Si esto ocurre, también cambiará la manera en la que se ocupan de sacar adelante diferentes tareas los núcleos de alta eficiencia y los de alto rendimiento. Intel Thread Director puede mover tareas que originalmente estaban destinadas a núcleos de alto rendimiento y derivarlas a los núcleos de alta eficiencia cuando, por ejemplo, ejecutamos tareas que son más intensivas y que deben quedar priorizadas en dichos núcleos.

Análisis Intel Core i9-12900K

Interesante, pero esto no es todo. Intel Thread Director también se ocupa de gestionar la alimentación, los voltajes y las frecuencias de los núcleos que integra el Intel Core i9-12900K, todo para conseguir que no solo sea capaz de ofrecer el máximo rendimiento, sino para que también lo consiga de la manera más eficiente posible afinando los consumos. Obvia decir que esto tendrá un impacto positivo también en las temperaturas de trabajo.

Si es necesario, todos los núcleos que integra el Intel Core i9-12900K pueden trabajar al mismo tiempo, de forma concurrente, sin ningún tipo de problema, lo que nos deja un total de 24 hilos disponibles, como anticipamos. Esto se traduce en un alto potencial para sacar adelante cargas de trabajo que requieran de un alto grado de paralelizado, y dicho potencial se ve respaldado por un IPC enorme y una distribución inteligente y afinada en tiempo real.

Análisis Intel Core i9-12900K

Intel Core i9-12900K y chipset Z690

De momento, Intel solo ha confirmado el lanzamiento del chipset Z690 para acompañar al Intel Core i9-12900K, y al resto de procesadores serie «K» y «KF» que han llegado al mercado justo hoy. Estamos ante el sucesor del chipset Z590, una solución tope de gama que los principales fabricantes de placas base han utilizado para dar forma a un amplio catálogo de placas base con configuraciones, acabados y prestaciones muy distintos.

Más adelante se producirá la llegada de placas base con chipsets más modestos, entre los que se encontrarán los H670, B660 y H610. Volviendo al chipset Z690, como podemos ver en la imagen adjunta, este integra un conjunto de características avanzadas que no solo es muy amplio, sino que además agrupa todos los estándares actuales de última generación. Estos son sus elementos más importantes:

Análisis Intel Core i9-12900K

  • Soporta PCIe Gen4 (hasta 12 líneas). Esto es muy importante a la hora de utilizar varias unidades de almacenamiento SSD PCIE NVMe.
  • PCIe Gen3 (hasta 16 líneas).
  • Nos permite disponer de un soporte completo de funciones de overclock para aprovechar al máximo las posibilidades de los procesadores serie «K» y «KF», que vienen con el multiplicador desbloqueado.
  • Soporta Intel Optane, Intel VMD y Rapid Storage Technology.
  • Intel PTT, que nos permite cumplir el requisito TPM 2.0 de Windows 11.
  • Incluye Intel Killer Wi-Fi 6-6E.
  • Amplio soporte de conectores USB de alto rendimiento, y también de Thunderbolt 4.
  • Controladora RAID SATA integrado con un total de ocho puertos SATA III.
  • Hasta cuatro puertos USB 3.2 a 20 Gbps; diez puertos USB 3.2 a 10 Gbps; diez puertos USB 3.1 a 5 Gbps y hasta catorce puertos USB 2.0.
  • Dos MAC Ethernet 2,5 GbE y 1 GbE.
  • Tecnologías Intel Smart Sound y High Definition Audio.
  • Soporte de la plataforma Intel Extreme Tuning Utility.

En la imagen que encontraréis justo debajo de estas líneas podéis ver un desglose completo con todas las claves del chipset Z690, y de los elementos I/O del Intel Core i9-12900K, incluyendo las controladoras de memoria DDR4 y DDR5.

Chipet Serie Z690

No quiero cerrar el apartado dedicado al chipset Z690 sin hablar del overclock, ya que este es, precisamente, el valor diferencial que ofrecen los procesadores serie «K» y «KF», como el Intel Core i9-12900K. Con la introducción de los dos bloques de núcleos, Intel debía afrontar nuevos retos de cara a mantener un buen nivel de overclock en su nueva generación de procesadores, y no hay duda de que el gigante del chip ha logrado resolverlos sin problema.

Podemos overclockear el Intel Core i9-12900K tanto de forma general, sencilla y con un simple clic utilizando la herramienta Intel Extreme Tuning Utility, que establecerá una frecuencia de trabajo mayor sin que tengamos que hacer ningún esfuerzo, y nos permitirá disfrutar de un mayor nivel de rendimiento. Esta característica se conoce como «Intel Speed Optimizer», añade 100 MHz a la frecuencia máxima con todos los núcleos activos, y está diseñada para que incluso los usuarios con menos experiencia puedan beneficiarse del valor que ofrece un chip serie «K».

Análisis Intel Core i9-12900K

Si queremos trastear a fondo con el Intel Core i9-12900K, vamos a disfrutar de lo lindo. Intel ha afinado al máximo su serie de procesadores Alder Lake-S para convertirlos en una generación pensada, y optimizada, para el overclock. Gracias a ello podemos llevar a cabo una gran cantidad de ajustes y de modificaciones que incluyen, entre otros, los siguientes:

Análisis Intel Core i9-12900K

  • Podemos establecer overclocks diferentes en los núcleos de alta eficiencia y de alto rendimiento.
  • Tenemos la opción de deshabilitar tanto núcleos de alto rendimiento como de alta eficiencia, y de controlar el HyperThreading núcleo a núcleo.
  • También podemos overclockear la memoria RAM, ya sea DDR4 o DDR5. En este sentido hay que destacar dos grandes avances, el estándar XMP 3.0 optimizado para DDR5, que nos permite contar con hasta 5 perfiles distintos y personalizarlos, y la tecnología Intel Dynamic Memory Boost, que trabaja como una especie de modo turbo aplicado directamente a la memoria.
  • Podemos desactivar los sets de instrucciones AVX y controlar la proporción por núcleo.
  • También podemos afinar los voltajes, monitorizar la velocidad de la memoria.

Con la llegada de los procesadores Intel Core de doceava generación, el gigante del chip ha dejado de hablar, de forma estricta, de TDP, y los valores PL1 y PL2 han dejado de tener sentido. Para reflejar mejor la realidad de un procesador, y evitar posibles errores que puedan perjudicar al usuario, Intel se refiere ahora a alimentación base en vez de al TDP.

Análisis Intel Core i9-12900K

En el caso del Intel Core i9-12900K, es de 125 vatios, pero sus estados PL1 y PL2 equivalen a un total de 241 vatios. En modo base, es decir, con esos 125 vatios, el Intel Core i9-12900K trabaja en sus frecuencias base, mientras que, al entrar en modo turbo, puede alcanzar esos 241 vatios. Sí, la clave sigue siendo el modo turbo.

Si no queremos hacer overclock al Intel Core i9-12900K, no pasa nada. Este procesador viene con las tecnologías Intel Turbo Boost Max 3.0, que eleva al máximo la frecuencia de trabajo cuando el procesador afronta cargas que dependen de una baja cantidad de hilos, y dispone también de Intel Turbo Boost 2.0, una tecnología complementaria a la anterior que eleva las frecuencias de trabajo de forma dinámica cuando el procesador se enfrenta a cargas máximas que utilizan todos sus núcleos.

Análisis Intel Core i9-12900K

Para mantener un buen valor térmico, el Intel Core i9-12900K utiliza el nodo Intel 7 (10 nm SuperFin), un proceso refinado que ha permitido mejorar el rendimiento y el consumo, y cuenta también con un IHS (disipador de calor integrado, la capa metálica que cubre la superficie del encapsulado y que hace contacto con el sistema de refrigeración que utilicemos) más grueso.

Esto se dejó notar desde el primer momento en el que tuve el Intel Core i9-12900K en mis manos, ya que resulta un poco más pesado que las generaciones anteriores. En la imagen que tenemos encima del párrafo anterior, podemos ver que, para conseguir esto, Intel ha reducido el grosor del encapsulado y ha «engordado» el IHS.

Análisis Intel Core i9-12900K

Equipo de pruebas: Un vistazo a los componentes utilizados

Gracias a Intel España hemos tenido la oportunidad de ser de los primeros en analizar el nuevo Intel Core i9-12900K. También tenemos un Intel Core i5-12600K, pero por cuestiones de tiempo no hemos podido completar el análisis de ambos al mismo tiempo. No obstante, os prometemos que en los próximos días publicaremos el análisis del Intel Core i5-12600K.

Antes de entrar a ver las diferentes pruebas de rendimiento, vamos a repasar, uno a uno, los diferentes componentes que hemos utilizado para este análisis. Quiero agradecer, de paso, a cada uno de los grandes que nos han suministrado los componentes que necesitábamos, ya que sin ellos este artículo no habría sido posible: Gigabyte, Corsair, Kingston, WD, Crucial y NVIDIA.

Análisis Intel Core i9-12900K

Procesador

Intel Core i9-12900K con ocho núcleos de alto rendimiento y dieciséis hilos a 3,2 GHz-5,2 GHz, modo normal y turbo, y ocho núcleos de alta eficiencia a 2,4 GHz-3,9 GHz, modo normal y turbo.

El Intel Core i9-12900K es el procesador más potente que tiene Intel ahora mismo en el mercado de consumo general.

Placa base

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 51

Gigabyte Aorus Master Z690, un de las mejores placas base de gama alta del mercado, tanto por diseño como por prestaciones y calidad de construcción. En la imagen adjunta podemos ver un resumen completo con sus especificaciones más importantes, entre las que podemos destacar un sistema de refrigeración sobresaliente que cubre todas las partes clave de la placa base, como el sistema VRM, el chipset y las unidades SSD.

En la parte trasera, la Gigabyte Aorus Master Z690 tiene una placa metálica que aporta rigidez y solidez al PCB, algo muy importante teniendo en cuenta lo voluminoso, y pesado, que resulta ese sistema de refrigeración al que hicimos referencia. No hace falta profundizar mucho para darse cuenta de que la Gigabyte Aorus Master Z690 derrocha calidad y estilo por los cuatro costados.

Análisis Intel Core i9-12900K

Su diseño en general, y los toques de iluminación LED RGB que presenta, le dan un toque preciosista que desde luego no deja a nadie indiferente, y su mítico acabado Ultra Durable es toda una garantía con detalles tan fáciles de apreciar como las ranuras DIMM y PCIE reforzadas, y en otros no visibles a simple vista, como el sistema de alimentación VRM de 19+1+2 fases de 105 amperios y condensadores de polímero de tantalio.

Los que me leéis a diario sabéis que siento predilección por las placas base de Gigabyte por su buena relación precio-prestaciones, de hecho para montar mi PC personal escogí una Gigabyte Aorus X570 Aorus Ultra. En este caso, y obviando las diferencias a nivel de plataforma, tengo que decir que la Gigabyte Aorus Master Z690 está muy por encima, tanto en acabados como en diseño y prestaciones, y que me ha parecido una auténtica pasada. Tiene un precio elevado, pero lo compensa ofreciendo un valor sobresaliente.

Análisis Intel Core i9-12900K

Memoria RAM

La memoria RAM que hemos utilizado para acompañar al Intel Core i9-12900K ha sido la Kingston Fury Beast, concretamente el kit de DDR5 con 32 GB repartidos en dos módulos de 16 GB, lo que nos ha permitido activar el doble canal.

Este kit tiene un diseño sobrio y elegante, monta un chasis de aluminio que actúa como sistema de refrigeración y funciona a 5.200 MHz con latencias CL40 cuando activamos el perfil XMP 3.0 correspondiente.

Tiene garantía de por vida, y ha sido probada para garantizar una compatibilidad total con las diferentes placas base que existen actualmente.

Análisis Intel Core i9-12900K

Unidades de almacenamiento

He utilizado una unidad SSD SATA III de 480 GB como base principal, donde tengo instalado Windows 10, y un SSD WD Black de alto rendimiento con interfaz M.2 compatible con PCIE Gen4 x4 de 2 TB, donde he instalado los juegos y las principales aplicaciones de prueba.

El WD Black que hemos utilizado es el modelo SN850, que alcanza hasta 7.000 MB/s en lectura secuencial y 5.300 MB/s en escritura secuencial. Utiliza memoria NAND Flash de tipo TLC y tiene cinco años de garantía, lo que lo convierte en uno de los SSDs con mayor rendimiento y fiabilidad que podemos encontrar dentro de su categoría.

Tarjeta gráfica

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 56

Para el proceso de instalación y configuración previa he utilizado una Radeon RX 460 de 4 GB. Una vez que he comprobado que todo funcionaba correctamente, he retirado dicha tarjeta gráfica y he montado una GeForce RTX 3080 Ti, y he procedido a realizar una instalación limpia de Windows 11.

Os recuerdo sus especificaciones:

  • Núcleo gráfico: GA102 en proceso de 8 nm (Samsung).
  • 10.240 shaders a 1.365 MHz-1.665 MHz, modo normal y turbo.
  • 320 unidades de texturizado.
  • 112 unidades de rasterizado.
  • 320 núcleos tensor.
  • 80 núcleos RT.
  • Bus de 384  bits.
  • 34,10 TFLOPs de potencia en FP32.
  • 12 GB de memoria GDDR6X a 19 GHz (912 GB/s).
  • TGP: 350 vatios.
  • Necesita un conector de alimentación de 12 pines y una fuente de 750 vatios.

Análisis Intel Core i9-12900K

Sistema de refrigeración

Hemos utilizado la joya de la corona de Corsair, el Corsair iCUE H150i Elite LCD, que integra tres ventiladores Corsair ML RGB ELITE de 120 mm con 8 zonas de iluminación LED RGB, una bomba con pantalla IPS de 2,1 pulgadas totalmente personalizable y un Corsair iCUE Commander Core.

Este kit de refrigeración líquida todo en uno tiene un acabado fantástico, aunque sobre ello hablaremos en el análisis que le dedicaremos en los próximos días.

Análisis Intel Core i9-12900K

Fuente de alimentación

Para asegurar una estabilidad total, hemos utilizado la fuente de alimentación Corsair RM1000x con certificación 80 Plus Oro, que tiene una potencia máxima de 1.000 vatios y un amperaje de 83,3 amperios en el carril de 12 voltios, de sobra para mover esa RTX 3080 Ti sin despeinarse.

Esta fuente también es modular, así que nos permite utilizar solo el cableado que necesitamos.

Notas adicionales sobre el montaje

Análisis Intel Core i9-12900K

Antes de entrar a ver el rendimiento, quiero comentaros cómo ha sido el proceso de montaje y de configuración, ya que tuve un pequeño problema que estuvo a punto de volverme loco. Al instalar el SSD WD Black, no me aparecía como identificado en la BIOS, y no podía asignarle letra de unidad en Windows 10 (antes de actualizar a Windows 11).

Tras muchas vueltas, descubrí que todo esto se debía al controlador Intel VMD, que hacía que la unidad fuese invisible. Si os ocurre, solo tenéis que entrar en la BIOS, deshabilitarlo y listo.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 61

Por lo que respecta a la memoria RAM, la carga del perfil XMP 3.0 a 5.200 MHz y latencias CL40 fue perfecta, tal y como cabría esperar. El equipo arrancó sin problemas, y todo funcionó a la perfección. Tampoco experimenté ningún problema durante la instalación limpia de Windows 11, y el Intel Core i9-12900K fue capaz de desarrollar todo su potencial desde el primer momento.

Intel Core i9-12900K: Rendimiento en pruebas sintéticas

Los resultados que vemos en CPU-Z confirman lo que era un secreto a voces, el Intel Core i9-12900K representa una mejora muy grande tanto en rendimiento monohilo como en multihilo. La diferencia frente al Intel Core i9-11900K es sustancial, ya que este consigue 681 y 6.578 puntos en monohilo y multihilo, respectivamente.

cpu z

Resulta especialmente llamativo también ver que supera sin problema al Ryzen 9 5950X en monohilo, y que queda muy cerca de aquél en multihilo, a pesar de que el chip de AMD tiene 16 núcleos de alto rendimiento y 32 hilos, mientras que el Intel Core i9-12900K tiene 8 núcleos de alto rendimiento, 8 núcleos de alta eficiencia y 24 hilos. Creo que este resultado es más que suficiente para disipar todas esas dudas que se esforzaban en mantener algunos alrededor del valor real de la combinación de ambos tipos de núcleos.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 64

En Cinebench R23, el Intel Core i9-12900K logra un resultado fantástico. Lidera en monohilo con un margen bastante grande, y en multihilo juega casi en la misma liga que un AMD Threadripper 2990WX, que tiene 32 núcleos y 64 hilos. No es magia, es la enorme diferencia de IPC que hay entre ambos procesadores.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 66

PassMark es otra prueba que no podía faltar, y como vemos el resultado vuelve a ser estupendo. Lo mismo aplica al resultado que hemos obtenido en UserBenchmark, y que podéis ver en la imagen inmediatamente inferior. Os recuerdo que podéis hacer clic en todas las imágenes para ampliarlas y ver los resultados con más detalle.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 68

He querido pasar también la prueba CrystalDiskMark, que mide el rendimiento de cualquier unidad de almacenamiento, todo para valorar el potencial que es capaz de desarrollar el SSD WD Black que hemos utilizado funcionando sobre la nueva plataforma Z690 de Intel. Como vemos en la imagen, cumple con las expectativas que teníamos.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 70

Las temperaturas que registra el SSD WD Black SN850 son excelentes, y esto es posible gracias al enorme sistema de refrigeración pasiva que monta la Gigabyte Aorus Master Z690.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 72

También hemos utilizado Blender renderizando a través de la CPU, y los resultados han sido sobresalientes, como podemos ver en la imagen adjunta. A la izquierda podéis ver el resultado que obtienen diferentes procesadores en BMW27, y sí, el Intel Core i9-12900K es más rápido que el Ryzen 9 5900X, y solo cuatro segundos más lento que el Ryzen 9 5950X que, recordamos, tiene 16 núcleos de alto rendimiento y 32 hilos.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 74

BIOS F2

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 76

BIOS F5

Por último, os dejo con los resultados que hemos obtenido en la prueba de memoria RAM con Aida 64. Hemos utilizado la BIOS original (F2) que viene con la Gigabyte Aorus Master Z690, y después hemos repetido la prueba con la última BIOS disponible, la F5. Como podéis ver, hay una mejora de rendimiento al utilizar esta última, así que os recomiendo instalarla si vais a comprar dicha placa base.

Intel Core i9-12900K: Rendimiento en juegos

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 78

Las gráficas hablan por sí mismas. Hemos utilizado resoluciones 720p y 1080p porque, como sabrán nuestros lectores habituales, es en esos niveles en los que nos encontramos con que el procesador se puede convertir en el cuello de botella del sistema. Ambas resoluciones son un paseo por el campo para la RTX 3080 Ti de NVIDIA, así que es el Intel Core i9-12900K el que tiene que demostrar de qué es capaz.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 80

Por otro lado, esta prueba es interesante porque los juegos tienen una menor dependencia de la capacidad multihilo del procesador una vez que superamos los 6 núcleos y 12 hilos. Esto quiere decir que las mejoras de rendimiento que vemos en juegos vienen dadas principalmente por el aumento a nivel de IPC que ha conseguido Intel con Alder Lake-S.

De media, el Intel Core i9-12900K es un 8% más potente en juegos que el Ryzen 9 5950X bajo resolución 1080p, y hasta un 11% más potente si bajamos la resolución a 720p. Tened en cuenta que estos porcentajes pueden variar ligeramente en función de los juegos que utilicemos para comparar. No obstante, la realidad que reflejan es muy clara, y es que el chip de Intel se impone sin problema en juegos.

No hay duda, el Intel Core i9-12900K es el procesador más potente para juegos que existe ahora mismo, ya que ha conseguido arrebatar la corona al Ryzen 9 5950X de AMD. Como anticipamos, esto no habría sido posible sin ese salto que representa la arquitectura Golden Cove, utilizada en los núcleos de alto rendimiento, en términos de IPC, ya que los juegos se ejecutan en dichos núcleos. Las tareas que quedan en segundo plano mientras jugamos, como por ejemplo las aplicaciones de streaming y de grabación de contenidos, se derivan a los núcleos de alta eficiencia, lo que libera a los núcleos de alto rendimiento de esa carga de trabajo.

Intel Core i9-12900K: Overclock, consumo y temperaturas

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 82

Gracias a la herramienta Intel Extreme Tuning Utility podemos hacer overclock al Intel Core i9-12900K de forma segura, y con un simple clic. Dicha herramienta nos ha permitido llevar dicho procesador hasta los 5 GHz en los núcleos de alto rendimiento, frecuencia que se mantiene incluso con todos los núcleos activos, lo que se traduce en una mejora de rendimiento claramente apreciable, como podemos ver en los resultados que hemos obtenido en CPU-Z y en Cinebench R23.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 84

Haciendo un ajuste manual, y sin comprometer la integridad del chip, podemos subir las frecuencias de trabajo hasta los 5,2 GHz en los núcleos de alto rendimiento manteniendo una estabilidad total. No obstante, debemos tener en cuenta que al hacer overclock aumenta el consumo, y también las temperaturas de trabajo, que pueden alcanzar los 100 grados. No debemos preocuparnos, ya que el Intel Core i9-12900K ha sido diseñado para apurar al máximo los valores de consumo y de temperatura, de manera que pueda ofrecer el máximo rendimiento posible en todo momento. Una vez que toca ese techo, la temperatura se estabiliza y deja de subir.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 86

A frecuencias de stock, el sistema de refrigeración líquida Corsair iCUE H150i Elite LCD que hemos utilizado es capaz de mantener totalmente bajo control el Intel Core i9-12900K, incluso cuando este funciona a plena carga. Las temperaturas en reposo son excelentes, y en cargas de trabajo que no utilizan la CPU al 100% se mantienen en valores óptimos, como podemos ver en la gráfica.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 88

Sin embargo, como ya os habíamos adelantado, al hacer overclock las temperaturas suben notablemente. Con la CPU al 100% de carga, es decir, con sus 24 hilos activos, algo que no será lo habitual para un usuario normal y que representa el peor escenario posible, las temperaturas superan los 90 grados y en ocasiones llegan a tocar los 100 grados. Esto es consecuencia directa del propio diseño del chip, como anticipamos.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 90

Por lo que respecta al consumo, el Intel Core i9-12900K registra unos valores muy buenos en Cinebench R23 estando al 100% de carga, ya  que no supera los 230 vatios. Sin embargo, cuando hacemos overclock, el consumo se dispara y ronda entre los 280 y los 290 vatios. En reposo, su valor medio se establece en la franja de los 8 vatios. Quiero destacar, antes de cerrar este apartado, que la placa base no tuvo ningún problema para alimentar al Intel Core i9-12900K, algo comprensible teniendo en cuenta la calidad del VRM, y del sistema de refrigeración, que monta la Gigabyte Aorus Master Z690.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 92

Notas finales: Intel ha vuelto por la puerta grande

Equipo de pruebas Intel Core i9-12900K

Para entender mejor lo que ha supuesto la llegada de Alder Lake-S, y en concreto el lanzamiento del Intel Core i9-12900K, debemos lanzar una pequeña mirada al pasado que nos dé ese contexto que necesitamos para poder observar todo desde una perspectiva adecuada.

Cuando Intel lanzó los procesadores Rocket Lake-S mantuvo el proceso de 14 nm, ofreció una configuración máxima de 8 núcleos y 16 hilos con el Core i9-11900K, logró una mejora discreta en términos de IPC y acompañó a dicha generación de una plataforma un tanto limitada, especialmente en lo que respecta a la interfaz PCIE Gen4.

Producto Recomendado

Con Intel Alder Lake-S, Intel ha logrado echar a los fantasmas del pasado. El Intel Core i9-12900K ha dado el salto al nodo Intel 7 (proceso de 10 nm SuperFin), ha introducido un diseño totalmente nuevo que gira alrededor de dos arquitecturas, Golden Cove (núcleos de alto rendimiento) y Gracemont (núcleos de alta eficiencia), con las que podemos disfrutar de lo mejor de los dos mundos: el máximo rendimiento a día de hoy en una CPU x86 por hilo activo, gracias a su elevado IPC, y un alto grado de paralelizado con una mayor eficiencia, gracias a sus 24 hilos.

Pero eso no es todo, Intel no solo ha conseguido volver a liderar el sector de procesadores x86 en términos de potencia bruta, también ha innovado con ese diseño híbrido, y ha demostrado que la arquitectura de núcleo monolítico tiene todavía mucha vida por delante si se utiliza de forma inteligente. Por otro lado, también ha conseguido situarse a la cabeza en términos de plataforma, gracias al chipset Z690 y al soporte de memoria DDR5 y del estándar PCIE Gen5.

Después de tener la suerte de probar el Intel Core i9-12900K durante estos días, y con los resultados sobre la mesa, tengo muy claro que estamos ante el procesador más potente que existe a día de hoy en términos de IPC, y en multihilo es tan potente que puede competir incluso con procesadores capaces de manejar 32 hilos. Intel ha vuelto al camino correcto.

Intel Core i9-12900K, análisis: Alder Lake-S es el futuro hecho presente 96

Valoración final
9.2 NOTA
NOS GUSTA
Rendimiento.
DDR5 y PCIe Gen5.
Innovación.
Adiós a los 14 nm.
Plataforma.
Tecnologías avanzadas.
A MEJORAR
Temperaturas con OC.
RESUMEN
Cuando Intel lanzó los procesadores Rocket Lake-S mantuvo el proceso de 14 nm, ofreció una configuración máxima de 8 núcleos y 16 hilos con el Core i9-11900K, logró una mejora discreta en términos de IPC y acompañó a dicha generación de una plataforma un tanto limitada, especialmente en lo que respecta a la interfaz PCIE Gen4. Con Intel Alder Lake-S, Intel ha logrado echar a los fantasmas del pasado. El Intel Core i9-12900K ha dado el salto al nodo Intel 7 (proceso de 10 nm SuperFin), ha introducido un diseño totalmente nuevo que gira alrededor de dos arquitecturas, Golden Cove (núcleos de alto rendimiento) y Gracemont (núcleos de alta eficiencia), con las que podemos disfrutar de lo mejor de los dos mundos: el máximo rendimiento a día de hoy en una CPU x86 por hilo activo, gracias a su elevado IPC, y un alto grado de paralelizado con una mayor eficiencia, gracias a sus 24 hilos. Intel ha vuelto al camino correcto.
Rendimiento10
Temperaturas8
Overclock9
Calidad / Precio9
Plataforma10

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

26 comentarios
  • TGX

    Es curioso, AMD aguanto 4 años entre los FX y los Ryzen, Intel hizo exactamente lo mismo entre Skylake y Alder Lake-S manteniendo mejoras marginales entre todas las series intermedias, aunque muchos no se dieron cuenta, pero Intel nunca entro en números rojos.

    A tener en cuenta:

    – AMD ya va por los Ryzen 6000 aunque se habla mas de los 7000 ¿Cuánto podrá estirar AMD a Ryzen?

    – Intel tiene algo nuevo y bueno, pero no es el cambio que todo mundo espera, pasaran 2 años para ver lo que todos esperamos.

    – Intel aun no resuelve completamente sus problemas de nanómetros ¿Cómo rendiría un procesador con 16 núcleos de alto rendimiento sin los núcleos de alta eficiencia?

    Por lo pronto en cuanto tenga oportunidad dejare Ryzen, 4 procesadores Ryzen y muchos dolores de cabeza son más que suficientes.

  • Nick Alex Montoya

    Hola, me parece injusto decir que el 12900k es mejor que el 5950x respecto a calidad/precio, no soy fan de AMD, pero el 12900k usa DDR5 que valen $300 frente al las DDR4 de $200 que usa el 5950x, ademas el 12900k usas un AIO 360mm con temperatura de 65C (esos 8 núcleos de alto rendimiento se calientan una brutalidad), mientras que el 5950x usan un AIO de 240mm llegando a 55C . Cierto el 12900k supera en un porcentaje muy bajo 8% en juegos, pero la pregunta es a que precio? en mi opinión es muy alto comparado con el 5950x, y la segunda pregunta es realmente vale la pena cambiar de un 12900k si ya tienes un ryzen 5000 o intel 8,9,10,11 generación, pues a no ser que utilices una aplicación en especifico, no creo que valga la pena. Saludos.

  • Gregorio Ros

    Me resulta curioso el dato: «El nodo de 10 nm de Intel supera en densidad de transistores al de 7 nm de TSMC». Demuestra dos cosas, primero prueba de calidad de fabricación por parte de Intel, segundo que hay quien posiblemente «infla» sus datos (en este caso disminuyendo los nm del proceso) para hacer marketing. La verdad es que desde que AMD ha resucitado da gusto ver como se mueven todos, es fantástico volver a tener competencia en el mercado. Como único punto negativo que le pueda encontrar es estar fuera de mis posibilidades, continuaré probando con la primitiva 😉

  • Pepito Grillo

    Esto pinta muy bien, pero teniendo un i5 10400, prefiero esperarme un par de generaciones mas hasta que depuren los diseños, mejoren la litografía, bajen los precios de la DDR5 y Windows aprenda a gestionar estas CPU’s heterogéneas.

    Un saludo

  • Pepito Grillo

    Tampoco es cuestión de comprarse el procesador mas Top, con un gama media se va mas que «sobrao» para el común de los mortales.

  • Álvaro Lázaro Laín

    Esa es la pregunta: ¿Debería cambiar a la última generación de micros, por muy buenos que estos sean? Pues no, porque cuando tengamos un i9 12900K saldrá un 13900K y todos serán revolucionarios. Antes eran revolucionarios los Ryzen y ahora los core de Intel. Hay que tener en cuenta, también, que si nuestro ordenador es para jugar, de nada nos va a servir una CPU potente si la tarjeta gráfica es una patata o nos arruinamos para conseguirla.

  • Nick Alex Montoya

    Exacto, para jugar basta con un i5 10400f, Ryzen 3600, con Ram DDR4, y no gastarse una gran pasta en Ram DDr5, junto a estos nuevos micros que calientan como estufa, que necesitas una costosa AOI de 360mm. No veo una justificación solida para adquirir este 12900k si ya posees uno se los micros antes mencionados para jugar y ganar un par de fps.
    Y también como tu dices el precio de las GPU ahora están por la nubes. Saludos

  • javi

    cuanta indecencia teneis en pornerle un 8 a las temperaturas, porque hay que ser indecente y/o mentiroso patalogico. En temps deberia tener un 5 raspado o un suspenso. En consumo, no es un mechero precisamente, todo lo contrario. En potencia es el mejor, cagandose en la cara en los ryzen y en la gen 11 de intel. Un rprocesador de extremos absolutos: potencia extrema, consumos extremos, temperaturas extremas.

    Por otro lado el i5-12600k tambien tiene consumos absurdisimos a plena carga, pero mucho mejores temps

  • Isidro Ros

    En temperaturas, con carga estándar en juegos, registra 65 grados. Con carga al 100% en Cinebench R23, que no es lo normal en la mayoría de los casos de uso, 79 grados. La nota es más que merecida. Es que no sabes ni mirar una gráfica, de verdad.

    Por tu falta de respeto, bloqueo más que merecido también. Adiós.

  • Isidro Ros

    La respuesta es depende de qué procesador concreto tengas y de para qué lo vayas a usar.

    Si te vas a limitar a jugar y a hacer otras cosas básicas no, no vas a rentabilizar el Core i9-12900K.

    Aquí tenemos que valorar el salto en conjunto que marca el Core i9-12900K, y la plataforma (DDR5 y PCIE Gen5) forma parte de este, y hay que tenerlo en cuenta, como tuve en cuenta en su momento el soporte de PCIE Gen4 en la plataforma AM4 de AMD. Lo contrario sería pecar de parcial.

    PD: Un Ryzen 9 5950X no registra 55 grados a plena carga (100% de uso) ni de broma :).

    Saludos.

  • Javi

    el 12700k esta en mi punto de mira para 2022 y asi jubilar mi 6700k pero cuando se bajen de precio las DDR5….

  • Isidro Ros

    Poniéndome en tus zapatos, que ya hemos hablado varias veces, incluso me plantearía el modelo estándar (no K), siempre que el precio compense.

    Sobre lo de esperar unos meses, haces bien. No solo se afinarán precios, también tendrás más entre lo que elegir (placas base, RAM, étc).

    Saludos.

  • Javi

    Si, la verdad que para jugar con el normal deberia bastar pero ya veremos la diferencia de precio.

    Lo de esperar es tal y como dices, mas que nada por las placas que ahora hay muy pocas y caras, por la RAM y porque ahora no hay juegos aun que me hagan cambiar en este momento por lo tanto puedo aguantar hasta primavera por ejemplo.

    Estare atento por si analizas el 12700K y ver que diferencias hay

  • Carlos Fernández

    Justamente Isidro,no tienes que pecar de parcial,sobre todo cuando borras comentarios de personas que dicen tener un Ryzen 9 5900X sobre todo cuando apoyan a comentarios que objetan el comparar al Core i9 12900K con un Ryzen 9 5950X por las razones que explica el comentario de Nick Alex Montoya.Si lo haces entonces se puede tomar como que estás intentando darle un espaldarazo a Intel.Tienes que respetar y mantener todos los puntos de vista que se expresen aquí en los comentarios mientras no sean ofensivos para la comunidad.Espero que no borres este comentario también.

  • carlis

    No es por quitarte la ilusión, pero para que lo vas a usar? trabajo, juegos, por capricho como ros?

    Que PC tienes actualmente, se podría aprovechar tu placa para procesadores actuales como los de AMD?

    El stock va a mermar los precios pero no tanto como pasa con las gráficas, aún dependiendo del uso que le des, de momento no hay porque correr tanto para comprar DDR5, esto no es mas que marketing para estar por delante de AMD al igual que hizo Nvidia con el Raytracing, aunque sean cosas diferentes son estrategias que no piensan en el consumidor, dado que Intel siempre necesitas de nuevas placas y ahora nos vienen con el PCIe que no se necesita ni se aprovecha rendimiento con el PCie 4.0, no le veo logica, a no ser que reservasen el 4 para gama media y baja y el 5 para gama alta y master race.

    saluditos

  • Javi

    De verdad que para hacer artículos de este tipo, no deberías hacer la pregunta mas importante, aunque ya lo hayais hablado.

    Para que necesitas esta nueva CPU?

    Entusiastas los hay pero no somos estupidos, y no vamos a comprarnos compulsivamente este o productos similares hasta que se muestre de verdad si merece la pena la diferencia, incluso con respecto a los portatiles, dado que esta CPU me serviría mas para Portatil que para Sobremesa, para ahorrar batería,

    Ahora mismo la DDR5 no está implementada, y las tarjetas gráficas, sobre todo las de AMD al fabricar CPUs y Gráficas comparten las memoria DDR6 en su totalidad para su uso en la CPU, y tampoco esta bien implementado, como tampoco el PCIe4.0 y nos vienen con el 5, con lo cual, todos sacamos la misma conclusión, Intel está desesperada… Como el raytracing y el reescalado
    CUANTO HUMO

    Que vaya bien

  • Javi

    Bueno tengo un 6700k desde abril de 2016 con una 3060TI desde Diciembre y tengo pensado actualizar en primavera por eso voy a poner un 12700k y ya de paso DDR5 y un SSD 4.0 para ir a la ultima.

    El uso mas que nada juegos y cualquier cosa que se pueda hacer en un PC de casa, no veo que sea nada raro querer montar lo mas novedoso como ya lo hice en 2016 con el I7 6700k que me ha dado mas de 5 años a tope

  • Isidro Ros

    Es obvio que tu CPU va necesitando una actualización Javi.

    Ni caso a este tipo de troles, se nota desde el principio es su tono, ¿no viste el por capricho como ros? Últimamente parece que tengo muchos «fans» 🙂

    En cualquier caso, no deja de ser curioso lo absurdo que resulta siempre el tema cuando Intel, o NVIDIA, lanzan un buen producto, no faltan comentarios despotricando con cualquier excusa. Es la canción de siempre, «los humos y los reescalados». Si no fuera por esos humos igual todavía estaríamos en la era en la que la CPU se ocupaban de la geometría. Innovar es humo, salvo que venga de mi marca favorita, así piensan algunos.

    Por otro lado, cada uno es libre de gastar su dinero en lo que quiera, y si quieres, y puedes, tener lo último para disfrutar de tus juegos favoritos, o para trabajar y jugar como es mi caso, adelante.

    Saludos.

  • Javi

    Nada de troles, está bien sacar tecnología puntera, pero nos lo meten hasta en la sopa, y luego no lo sacarás partido en año ni la ddr5 ni el Pcie5, etc
    Lo de las cpus estancadas diselo a Intel cuando salieron los Ryzen, eso si que no fue nada marketing y se demostró, con hechos.
    Me encantan los nuevos Intel, pero soy realista, prefiero dar mi punto de vista que callarme, y creo que no hago daño a nadie ni soy troll por decir cosas diferente a tu post.

    Son muchas mas cosas que no voy a escribir aquí porque me darían las 2 madrugada del 31 dic..

    Nota, no todo el mundo tiene el mismo poder adquisitivo, 85% gente se comprará un gama media o generación anterior por necesidad/potencia de sobra,
    que parecemos olvidarlo…

    No me bloquees amigo, que no pasa nada por charlar, si quieres decirme algo escribeme un privao, no vaya a ser que te estén patrocinando y no lo sepamos…

  • Javi

    Como te gusta el boton SUP… jejejeejjejrjrjr

  • Rafael

    Overclock un 9?!!!
    Y temperaturas … que necesitan de un disipador por líquido, un 8?!!!
    En fin … ustedes sabrán.
    El rendimiento es de un procesador overcloqueado de serie. Y por ello no puede más sin disparar el consumo/temperaturas.
    Arder-Lake es un Epic Fail de Intel. Buscaban una plataforma de bajo consumo y les ha salido rana.

  • Vicius Games

    Difícilmente logré darme cuenta que esto era un analisis para finalmente darme cuenta que era publicidad XD, cosas que pasan

  • Vicius Games

    Alder Lake es un lanzamiento desesperado de Intel, si te lees muchas webs de habla hispana, veras mas publicidad que analisis, te recomiendo buscar en youtube y webs angloparlantes que esten menos sesgadas, pero eso si, Alder Lake es algo mas potente que su par en AMD, no como lo pintan aqui, pero esta en terminos globales alrededor de 8- 10% tomando en cuenta potencia/rango de OC detrimento en temperaturas y consumo, etc

  • fabri o

    Epa, les falto poner donde venden y demas publicidad, loguitos de Intel y mas

  • fabri o

    Estos medios mas publicitan que revisan, si comentas algo que no les gusta o les arde, lo bloquean, como sera dentro de poco este comentario, te recomendaria buscar medios de informacion mas confiables.

  • fabri o

    Y no se preocupen, no volvere por aqui, solo me salio en recomendados en la lista de noticias de google, pero ya lo marque como spam por publicidad.

Lo más leído