Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Kia EV6, serenidad

Publicado

el

Kia EV6

Up where the mountains meet the heavens above  Bonnie Tyler (Holding Out for a Hero, 1984)

Veo su cara de sorpresa mientras le apunto con la pistola. Le recuerdo perfectamente, un tipo lleno de ilusiones con una carrera perfecta. Desde que dejó el instituto todo de cara con becas, subvenciones y una oferta de una prestigiosa universidad de los Estados Unidos. Metido en el laboratorio de física aplicada más prestigioso del planeta fundiendo dinero con sus ocurrencias que siempre parecían salir bien y que entusiasmaban a las empresas que las financiaban. Ignoró a su familia y a sus antiguos amigos desde que pisara por primera vez el campus. Llegó tarde a la enfermedad de su madre que murió dejando deudas de sus tratamientos que tampoco ayudó a pagar «justo ahora estoy muy ocupado papá».  No volvió a mirar atrás. Una mente privilegiada que fascinaba a sus profesores convirtiendo las teorías más descabelladas en experimentos tangibles espectaculares. Brillante en sus observaciones, preciso en sus cálculos, alabado por científicos e ingenieros. Una oferta de la NASA que rechazó por seguir con sus experimentos.

Pronto una de las empresas que financiaban el laboratorio de la universidad le quiso solamente para él y le cubrió de dinero y de recursos con un objetivo totalmente descabellado pero que supo vender en una crucial reunión con la junta de accionistas: «Es probable que no llegue a funcionar pero… ¿y si lo hace?» Y después de cinco años de seguir quemando dinero y después de tener conflictos que hicieron peligrar su puesto por sus absurdas exigencias de suministro de energía una tarde de mayo falsificó la firma de un superior para obtener lo que necesitaba para alimentar su último intento. Y lo consiguió. Por eso le tengo aquí delante, en el momento y en el lugar en el que sabía que iba a estar. Igual que sé lo que pasará si consigue volver, igual que sé que su vida se convertirá en un infierno de dolores por la enfermedad provocada por las radiaciones, luego el despido, la soledad, la pobreza y algo mucho peor… Y por eso tengo que matarle, tengo que acabar con él antes de que sea tarde. Me mira aterrado con las manos levantadas «¿Pero… eres?» «Si» le contesto «Soy tú». Suena un disparo y todo se acaba. Todo.

Metidos en plena vorágine del desarrollo de los coches eléctricos, las empresas de automoción tradicionales no tienen más remedion que plantear sus estrategias para un futuro en el que la legislación va a ser cada vez más estricta en lo que respecta a las emisiones. Por eso los grandes fabricantes hacen grandes apuestas financieras, estratégicas y tecnológicas pero no es un juego fácil y en ocasiones no hay más remedio que arriergar. Y eso parece ser lo que está haciendo Kia con sus nuevos modelos.

Kia EV6

Modelo analizado KIA EV6
Motor y acabado GT-line 229 CV 77 kWh Tracción trasera
Potencia 229 CV
Velocidad máxima 185 Kmh
Aceleración o-100 7,3 s
Largo/ancho/alto 4695/1890/1550 mm
Potencia máxima RPM 229 CV
Par máximo Nm/RPM 350 Nm
Caja de cambios Automático
Web https://www.kia.es/
Precio 53.425 euros

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de probar el Kia EV6, un coche eléctrico muy ambicioso como concepción y diseño que podemos colocar en la categoría de aquellos coches eléctricos diseñados para parecer distintos ya que su aspecto se aleja de los parámetros convencionales de diseño de los automóviles, gracias también a que este tipo de vehículos tienen una configuración distinta al proponer soluciones mecánicas totalmente diferentes.

Desmarcado

El fabricante coreano se ha desmarcado totalmente de sus propuestas anteriores para aterrizar con fuerza en el segmento de los coches eléctricos medianos a grandes, con un vehículo de 4,68 metros con aires futuristas y soluciones innovadoras que buscan competir en una carrera en la que los atletas acaban de dar sus primeras zancadas. Además supone el lanzamiento de una plataforma para vehículos eléctricos que comparte con el Ioniq 5 de Hyundai y que probablemente dará lugar a nuevas versiones de ambas marcas.

Kia EV6, serenidad 69

Como hemos adelantado el diseño del Kia EV6 tiene una orientación moderna y futurista. En la parte delantera unos faros muy afilados que se estrechan hacia el centro y se unen mediante una estrecha parrilla en color oscuro. El capó es alargado y con inspiración deportiva con dos protuberancias que marcan la silueta de los faros y siguen hasta el parabrisas. Debajo otra parrilla con objeto de refrigerar las baterías divide un spoiler de gran tamaño.

La línea lateral del EV6 asemaja más a la de un coupé que a la de un turismo convencional, con un diseño aerodinámico que queda subrayado por la hendidura de la parte inferior de las puertas que queda subrayada por las defensas que aparecen en el remate de la parte de abajo y sobre los pasos de rueda. Las llantas tienen también un diseño peculiar con elementos tipo bumerang que buscan la eficiencia energética con menor resistemcia al aire.

Futurista

Un detalle también futurista que el EV6 ha imitado de otros vehículos eléctricos como los Tesla son las manillas de apertura de puertas que se esconden en la carrocería. En realidad aunque parezca una decisión estilística en realidad contribuyen, aunque no demasiado, a disminuir la resistencia del aire cuando el coche está en marcha para optimizar la autonomía del vehículo sobre todo a altas velocidades.

Kia EV6, serenidad 71

En la parte trasera el diseño dinámico del EV6 se evidencia aún más con un gran spoiler dividido en dos sobre el techo y una muy pronunciada inclinación del portón hasta otro segundo spoiler rematado con material rojo reflectante que une los grupos ópticos mientras que a una altura inferior también se unen con un elemento de plástico en color plateado enmarcando ambos el logotipo de Kia y el identificador del modelo. Más abajo el parachoques y el spoiler trasero completan este original diseño.

Hay que decir que la gran inclinación del cristal del portón añade mucho dinamismo pero resta visibilidad, aunque esta viene compensada con la muy amplia lista de sistemas de ayuda a la conducción que incluye una serie amplia de cámaras para facilitar las maniobras. La impresión general es que estamos ante un coupé de grandes dimensiones con muchas concesiones a la aerodinámica pero no tan bajo como otros modelos con diseños aerodinámicos quizás más extremos.

Diseño interior

Para el diseño interior del Kia EV6 también se han escogido unas líneas limpias, sencillas y en definitiva modernas así como acabados con materiales actuales. Como sucede en los coches eléctricos diseñados desde cero el espacio es el protagonista gracias a las características mecánicas que prescinden de grandes bloques motor y de una transmisión voluminosa.

Kia EV6, serenidad 73

Los asientos de la parte delantera tienen un diseño en dos colores que combinan un material de imitación de cuero con costuras y otro tejido con tacto aterciopelado para las partes en contacto con el cuerpo que es muy agradable. Tiene varias zonas con acolchados distintos, como en los laterales o en la parte superior de la espalda y unos reposacabezas también acolchados. Los asientos lucen un diseño emvolvente que roza lo deportivo y sujetan muy bien en las curvas. En esta versión los controles para ajustar los asientos son totalmente eléctricos.

El salpicadero tiene un diseño sencillo y lineal y sobre él destacan las dos pantallas contiguas que por un lado cubren las funciones de la instrumentación, la que se encuentra tras el volante, y por otro lado la del sistema de información y entretenimiento. El conjunto da una importante imagen de modernidad y originalidad al cubrir buena parte de la parte superior del mencionado salpicadero.

Mucha pantalla

La pantalla encargada de mostrar la instrumentación ofrece una vista con sensación de profundidad en la que se muestran tanto la información principal como la velocidad o la autonomía como multitud de datos así como gráficos como los de navegación, consumo, nivel de retención, temperatura, entrega de potencia y otros que podemos seleccionar para que se muestren en la parte central de la pantalla.

Kia EV6, serenidad 75

La pantalla del sistema de información y entretenimiento es táctil y tiene una muy buena visibilidad aunque quizás tenga demasiados reflejos en ocasiones. La información se muestra con fondo oscuro, lo que hace que las huellas se vean de forma más evidente sobre la pantalla. La calidad de imagen es buena aunque la calidad de los gráficos, sobre todo el diseño de los iconos, quizás necesiten una actualización para ponerse al nivel del resto del diseño del coche.

La información que se muestra, sobre todo en el apartado de la batería, de la carga y en definitiva toda la información del funcionamiento del sistema de propulsión eléctrica, es muy completa. Además podemos dividir la información que se muestra en la pantalla entre una zona más grande y otra más reducida para poder visualizar información de dos apartados a la vez, como por ejemplo de la carga y del navegador.

Mandos cambiantes

Debajo de la pantalla del sistema de información y entretenimiento se han ubicado dos salidas del sistema de ventilación y más abajo se encuentra un bloque de botones táctiles y dos diales. Lo curioso es que las etiquetas de los controles se apagan cuando el coche no está en marcha y cuando se encienden podemos seleccionar distintas modalidades de dichos controles: para controlar el sistema de climatización o el sistema de sonido y la navegación.

Kia EV6, serenidad 77

La consola central que se coloca entre los asientos delanteros es alta y bastante grande con un hueco bastante generoso debajo de ella donde se ha colocado un espacio para dejar el teléfono móvil. Justo delante de la consola, cerca del suelo y no muy accesibles, se han colocado dos conectores USB y USB-C para la conexión y carga de dispositivos. También podemos abrir la tapa del reposabrazos central para acceder a otro generoso hueco para colocar objetos.

En la parte trasera una vez más el espacio es protagonista con unos asientos en los que se pueden acomodar dos personas de cierta estatura de forma cómoda con mucha amplitud para las piernas y para la cabeza. Lo que nos ha gustado menos es la altura del asiento, que no es muy elevada y por ello las rodillas quedan elevadas. Tampoco queda mucho espacio para los pies bajo los asientos delanteros.

Espacio atrás

Curiosamente las salidas de ventilación para las plazas traseras se encuentran en los pilares de las puertas y las conexiones USB para la parte de atrás en los laterales de los asientos delanteros con lo que la consola central queda con un diseño más limpio. Los asientos traseros pueden inclinarse de forma independiente en dos partes.

El maletero es uno de los puntos fuertes del Kia EV6. En primer lugar y al igual que pasa con los modelos de Tesla, disponemos de dos maleteros, uno en la parte delantera (en el lugar en el que tradicionalmente encontraríamos el motor) de 50 litros en el caso de la versión de tracción trasera, y 20 litros en la versión de tracción a las cuatro ruedas.

Kia EV6, serenidad 79

El maletero de la parte trasera tiene un volumen grande y alcanza los 490 litros con una abertura de carga muy amplia gracias a que el portón es de un tamaño muy considerable. Sin embargo por el diseño aerodinámico del coche la altura no es demasiado elevada por lo que es complicado transportar objetos de cierta altura. Para objetos largos es posible abrir un hueco que corresponde al reposabrazos trasero o abatir los asientos. En total podemos conseguir hasta 1.300 litros.

Es el momento de ponernos en marcha para comprobar las prestaciones del Kia EV6. Sobre el papel las cifras son muy buenas con 229 caballos y una cifra de par que alcanza los 350 Nm lo que sobre el papel le da una capacidad de aceleración a la altura de sus rivales en el segmento de coches eléctricos de potencia parecida ya que es capaz de alcanzar los 100 kilómetros por hora desde parado en 7,3 segundos.

Silencioso

Como siempre el territorio ideal de un coche eléctrico es el de la ciudad donde el consumo es contenido y el confort muy alto, especialmente en un modelo como este con una excelente insonorización. Tiene algo menos de maniobrabilidad de la esperada ya que el radio de giro es algo escaso y por otro lado la visibilidad trasera no es muy buena, problema que como hemos dicho se compensa con los sistemas de ayuda a la conducción.

Kia EV6, serenidad 81

En autopista el confort de marcha es muy bueno también y nos ha gustado tanto la insonorización como el sistema de sonido de la marca Meridian aunque hay otros modelos como los Tesla o el Mustang Mach-e de Ford que quizás son algo superiores. La suspensión es algo dura pero no se deja notar demasiado en superficies irregulares. Y como veremos esta dureza de las suspensiones tienen su razón de ser.

En carreteras viradas es donde parece que el EV6 muestra su personalidad y es donde la suspensión algo más rígida mantiene al coche siempre en su trayectoria incluso con ritmos altos de conducción. Podría clasificarse entre los eléctricos con más personalidad deportiva aunque le falta algo de pegada que seguramente veríamos con la versión de cuatro ruedas motrices y 325 caballos o mucho más la versión GT con 585 caballos.

Manejo perfecto

La verdad es que el manejo del Kia EV6 es un verdadero placer y saca todo el partido del clásico comportamiento de los eléctricos puros con un centro de gravedad bajo. La dirección es precisa a velocidades sostenidas y el sistema de frenos tiene un funcionamiento impecable y detiene con eficacia un coche con una masa tan elevada como la de este coreano.

El EV6 dispone de varios niveles configurables para la retención del propio motor eléctrico que permite regenerar electricidad a la vez que se disminuye la velocidad del coche. También tiene un modo i-pedal que en teoría permite conducir solamente accionando y soltando el pedal del acelerador, aunque en la práctica haremos uso del freno. Podemos seleccionar varios modos de conducción como Eco, Normal y Sport con distintos modos de funcionamiento del motor y el cambio y un modo Snow para evitar deslizamientos.

Kia EV6, serenidad 83

El consumo del EV6 no es de los mejores que hemos podido experimentar ya que es complicado mantenerlo en los 20 kW hora, siempre mucho menos en ciudad como es habitual en estos vehículos. La capacidad de la batería de 77 kW daría una autonomía un poco por debajo de los 400 kilómetros, cuando la declarada es de 504 kilómetros. La capacidad de carga en corriente continua alcanza los 240 kW.

Conclusiones

El Kia EV6 es un coche muy interesante que pertenece ya a la que podríamos considerar el inicio de la madurez de los modelos eléctricos con una nueva estética con la que aún se está experimentando, buena habitabilidad y por supuesto prestaciones espectaculares. Este modelo propone una estética diferente muy emparentada con un aire coupé bastante conseguido, aunque algo menos en su parte trasera.

Kia EV6, serenidad 85

Nos ha gustado el manejo y el amplio catálogo de sistemas de ayuda a la conducción a los que por otro lado nos tiene acostumbrado Kia con sus modelos. Mejorables los consumos y quizás la dureza de las suspensiones, que por otro lado permiten un manejo muy ágil y seguro en curva. En definitiva un paso más en el camino de la electrificación con un modelo de aspecto innovador y pocos defectos.

Valoración Final
8.1 NOTA
NOS GUSTA
Buena habitabilidad
Muy estable en trayectos rápidos
A MEJORAR
Consumo algo alto
Maletero bajo
RESUMEN
El Kia EV6 es un coche eléctrico con una estética diferente y buenas prestaciones en las que solamente mejoraríamos algo el consumo y quizás el tamaño del maletero.
Prestaciones8.5
Diseño8
Consumo7.5
Confort8
Sistema de infoentretenimiento8.5

Lo más leído