Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar

Publicado el
GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC (17)

La GeForce RTX 3090 Ti ha sido el broche de oro de NVIDIA a una de las mejores generaciones de tarjetas gráficas que el gigante verde ha lanzado hasta la fecha. Como os dije hace unas semanas, tenía pendiente compartir con vosotros un análisis muy personal de esta tarjeta gráfica, y hoy, por fin, ha llegado el momento de la verdad.

Gracias a NVIDIA España he tenido la oportunidad de probar, sin prisas y con total libertad, una unidad de la GeForce RTX 3090 Ti, concretamente uno de los mejores diseños personalizados que podemos encontrar ahora mismo en el mercado, la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC. Estoy acostumbrado a analizar tarjetas gráficas, pero este modelo me dejó muy sorprendido por su tamaño, y también por su calidad de construcción, aunque sobre este tema ya hablaremos más adelante.

Antes de entrar en materia quiero recordaros que la GeForce RTX 3090 Ti es la tarjeta gráfica de consumo general más potente que existe, pero también es una solución gráfica que está pensada para algo más que jugar. Gracias a su alto nivel de rendimiento, a sus 24 GB de memoria GDDR6X y a la excelente optimización que proporcionan los drivers NVIDIA Studio la GeForce RTX 3090 Ti es una tarjeta gráfica perfecta para unificar trabajo y ocio, lo que le confiere un valor muy interesante, sobre todo para profesionales del mundo del diseño, la programación y el renderizado.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC caja

¿Vas a trabajar? Sin problema, a través de GeForce Experience podrás saltar a los drivers NVIDIA Studio, y podrás afrontar con todas las garantías cualquier proyecto, por ambicioso que te parezca, sus 24 GB de memoria gráfica y su hardware especializado en IA y trazado de rayos son toda una garantía en este sentido. ¿Has terminado de trabajar y quieres echar un par de partidas con tus amigos? Pues adelante, vuelve al driver NVDIA Game Ready desde GeForce Experience y podrás utilizar la GeForce RTX 3090 Ti para jugar a lo que quieras.

He querido ahondar en este tema desde el principio porque es imprescindible para entender mejor cómo y dónde posiciona la GeForce RTX 3090 Ti, y también para poder interiorizar de verdad el valor que esta ofrece. Por otro lado, también es importante reconocer el excelente trabajo que ha hecho NVIDIA al simplificar de esa manera la transición entre el lado profesional de dicha tarjeta gráfica y su lado gaming, ya que podemos realizarlo con unos simples clics a través de GeForce Experience, sin tener que entrar en complicadas configuraciones.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, primer contacto

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC caja

La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es una tarjeta gráfica tope de gama que sorprende por su enorme tamaño, no en vano estamos ante un modelo que ocupa cuatro ranuras de expansión, y también por su peso. Esto tiene una explicación, y es que GIGABYTE ha utilizado un voluminoso sistema de refrigeración para mantener a raya las temperaturas de trabajo. Nada más sacarla de la caja y tenerla entre las manos, queda claro que es un producto de alta calidad, y que la ensambladora taiwanesa ha cuidado todos los detalles.

También me llamó la atención el diseño, y es que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC no adopta una línea marcadamente gaming, con iluminación LED RGB y un perfil agresivo, sino que de hecho hace todo lo contrario y apuesta por un enfoque minimalista, discreto y elegante. Con esas credenciales no debería llamar mucho la atención, pero resulta curioso ya que consigue precisamente el efecto contrario, no deja a nadie indiferente, y demuestra que, en ocasiones, menos es más. Sus medidas también impresionan: 33,1 x 15 x 7 centímetros.

El sistema de refrigeración que monta la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC está formado por un enorme radiador de aluminio dividido en dos bloques, que están conectados por ocho tuberías de calor  fabricadas en cobre. Dichas tuberías salen de una base de contacto fabricada en cobre que cubre tanto la GPU como la memoria gráfica, y que incorpora un sistema de cámara de vapor que mejora en gran medida la transferencia de calor.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Todos los componentes clave de la tarjeta, incluido el VRM, hacen contacto con la base, lo que significa que cuentan con refrigeración directa, y podemos encontrar una placa de metal que no solo contribuye en las tareas de refrigeración, sino que además aporta solidez estructural. La placa metálica trasera tiene una apertura en su segunda mitad que permite el paso del aire, lo que contribuye a acelerar el enfriamiento del radiador de aluminio. GIGABYTE no ha escatimado en el sistema de refrigeración, eso salta a la vista.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Sobre el radiador se asientan tres ventiladores «Windforce» de 100 mm capaces de girar de manera alternativa, lo que aumenta la presión del aire, y sus aspas tienen una terminación triangular con ligeras muescas lineales que mejoran la entrada de aire. Los tres ventiladores utilizan una estructura de doble rodamiento de bolas, lo que se traduce en una mayor vida útil. Más adelante veremos en qué se traduce todo esto, pero ya os adelanto que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es increíblemente fresca, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una tarjeta gráfica con un TGP de 450 vatios.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

En el lateral nos encontramos con un conector de alimentación de doce pines, que podremos utilizar sin problemas gracias al adaptador incluido que utiliza tres conectores de alimentación de 8 pines. GIGABYTE recomienda una fuente de alimentación de 850 vatios, pero tened en cuenta que esto puede variar en función de la configuración de vuestro equipo. Si tenéis componentes que consuman mucha energía, puede que una fuente de esa potencia se os quede corta. Es un tema sobre el que ya hablamos en su momento en este artículo, así que os invito a echarle un vistazo si tenéis dudas.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC tiene tres conectores DisplayPort 1.4a y una salida HDMI 2.1, es compatible con NVIDIA NVLINK (se puede conectar a otra GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC para funcionar en modo SLI) y viene con dos BIOS personalizadas, una que activa el modo silenciosa y otra que hace lo propio con el modo overclock. Podemos alternar entre una y otra en cualquier momento, pero habrá que hacer un reinicio del equipo para que el cambio surta efecto.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Para este modelo, GIGABYTE ha utilizado un PCB totalmente personalizado de alta calidad. Según la compañía es resistente al polvo, a los insectos, a tornillos caídos y virutas metálicas, a la abrasión, la humedad y a la corrosión. El sistema de alimentación también raya a un gran nivel, ya que cuenta con sistemas de protección contra subidas de temperatura y tanto condensadores como bobinas cuentan con la certificación Ultra Durable.

GPU GA102

Ampere GA102, un vistazo al cerebro de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Esta tarjeta gráfica utiliza uno de los núcleos gráficos más potentes que existen actualmente, el GA102, basado en la arquitectura Ampere y fabricado en el no de 8 nm de Samsung. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC utiliza su versión completa, es decir, tiene todas sus unidades SM activas.

El encapsulado de la GPU GA102 es bastante grande, ya que ocupa una superficie de 628 mm cuadrados, y tiene un total de 28.300 millones de transistores. A efectos comparativos os recuerdo que el TU102 ocupaba una superficie de 754 mm cuadrados, pero tenía una densidad de «solo» 18.600 millones de transistores.

Como ya os hemos contado en ocasiones anteriores, la arquitectura Ampere se caracteriza por ofrecer una GPU monolítica que viene acompañada de dos bloques de núcleos especializados:

núcleos tensor 3gen

  • Núcleos tensor de tercera generación, especializados en inteligencia artificial y en aprendizaje profundo. Aceleran también la carga de trabajo asociada al DLSS,  así como la etapa de reducción de ruido al utilizar trazado de rayos. Mejoran el rendimiento hasta un 170%  y pueden trabajar en modo TF32 y BFloat16.
  • Núcleos RT de segunda generación, especializados en el trazado de rayos. Se ocupan de sacar adelante toda la carga de trabajo que representa esta tecnología, incluyendo las intersecciones transversales BVH, las intersecciones rayo-triángulo, las intersecciones delimitadoras de cuadro, el sistema de colisiones y la interpolación de cada triángulo en el tiempo cuando se aplica desenfoque de movimiento. Pueden trabajar de forma asíncrona, y doblan el rendimiento de la generación anterior.

núcleos rt 2gen

Al dividir la carga de trabajo entre esos distintos bloques de núcleos especializados, NVIDIA ha conseguido mejorar de forma drástica el rendimiento. Si aplicamos trazado de rayos el tiempo necesario para renderizar un fotograma aumenta de forma considerable, ya que representa una carga importante que debe sacar adelante la GPU.

Cuando activamos la aceleración por hardware que ofrecen los núcleos RT de segunda generación esa carga queda en manos de dichos núcleos, y esto permite reducir el tiempo de renderizado de 37 ms a 11 ms. Si a esto añadimos, además, el valor que ofrecen los núcleos tensor a través del DLSS vemos que es posible ir más allá y reducir todavía más el tiempo de renderizado hasta llegar a 6,7 ms.

tiempo de renderizado

Un tiempo menor de renderizado de fotogramas se traduce en una tasa de fotogramas más alta. Por ejemplo, para mantener una tasa de 30 fotogramas por segundo es necesario renderizar cada fotograma en 33,33 milisegundos, mientras que para conseguir una tasa de 60 fotogramas por segundo habría que renderizar cada fotograma en 16,66 milisegundos. Estoy seguro de que este ejemplo os ayudará a entender mejor la importancia del tiempo de renderizado, y el papel que juegan en este sentido los núcleos RT y los núcleos tensor.

tiempo de renderizado

En la imagen que está justo encima de estas líneas podemos ver los tiempos de renderizado de Turing, la generación anterior a Ampere. He querido compartir esta imagen porque ilustra de una manera clara el salto que ha representado esta nueva arquitectura, y la diferencia que marcan los núcleos RT de segunda generación y los núcleos tensor de tercera generación frente a sus homónimos de primera y segunda generación.

Seguimos profundizando en el núcleo gráfico GA102, y nos encontramos con un total de 7 bloques GPCs (Graphics Processing Clusters), 42 TPCs (Texture Processing Clusters), y 84 unidades Streaming Multiprocessors. Cada GPC integra un motor de rasterizado, dos particiones de ROPs con ocho unidades en cada una y tiene seis TPCs con dos SMs y un PolyMorph Engine en cada unidad SM. En cada unidad SM tenemos:

  • 128 shaders, de los cuales la mitad puede trabajar con operaciones FP32 e INT32 simultáneamente, mientras que la otra mitad se limitan a cálculos FP32.
  • Cuatro unidades de texturizado.
  • Cuatro núcleos tensor de tercera generación.
  • Un núcleo RT de segunda generación.
  • 128 KB de caché L1 compartida.

SM Ampere

Si comparamos con Turing vemos que Ampere ha doblado el número de shaders por unidad SM, ha mantenido el número de unidades de texturizado, ha reducido a la mitad el número de núcleos tensor y ha manteniendo el conteo de un núcleo RT por cada bloque SM. A pesar de esa reducción de la cantidad de núcleos tensor el rendimiento ha mejorado, gracias al salto a los núcleos tensor de tercera generación.

El subsistema de memoria que ha utilizado NVIDIA en el GA102 consta de doce controladoras de memoria. Cada una es de 32 bits, así que en total nos encontramos con un bus de 384 bits. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC viene con una configuración de 24 GB de memoria de tipo GDDR6X funcionando a 21 GHz efectivos, lo que nos deja un ancho de banda total de 1,008 GB/s, o lo que es lo mismo, 1 TB/s. Son valores impresionantes que explican por sí solos por qué estamos ante una de las tarjetas gráficas más potentes que existen.

gddr6x

NVIDIA acertó de pleno al desarrollar de forma conjunta con Micron la memoria GDDR6X, ya que esta le ha permitido mejorar el ancho de banda de sus tarjetas gráficas más potentes sin tener que recurrir a la memoria HBM, y sin tener que tirar de caché infinita como hizo AMD con las Radeon RX 6000. La caché infinita permite conseguir un pico de ancho de banda muy alto, pero con una cantidad de memoria muy limitada (128 MB en el mejor de los casos), lo que generalmente hace que se pierda rendimiento cuando trabajamos con resoluciones elevadas.

Los 24 GB de memoria que tiene la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, y ese ancho de banda de 1 TB/s, son toda una garantía tanto para jugar como para trabajar, y garantizan una larga vida útil. Este es otro detalle importante porque, al final, quien compra una tarjeta gráfica de este tipo realiza una importante inversión, y espera poder rentabilizarla durante el mayor tiempo posible.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Creando valor con tecnologías avanzadas: Así ha subido el listón Ampere

La computación especializada se ha mantenido como una de las claves más importantes de la arquitectura Ampere, y por tanto es una de las claves de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC. Cuando ejecutamos un juego con trazado de rayos, la GPU se ocupa de sacar adelante las tareas que le son propias, y deja en manos de los núcleos RT el trabajo relativo a la aplicación del trazado de rayos, es decir, todos los cálculos de colisiones, intersecciones y demás operaciones.

Los núcleos tensor se encargan del proceso de reducción de ruido posterior al sombreado y a la aplicación del color, y también juegan un papel importante cuando activamos el DLSS, una tecnología de reconstrucción inteligente de la imagen que permite reducir el total de píxeles utilizados para renderizar una imagen y reescalar a la resolución objetivo. Para ello, combina distintos fotogramas y utiliza elementos temporales, creando un fotograma perfecto puede llegar a superar incluso al que obtendríamos bajo resolución nativa.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 45

Cyberpunk 2077 en modo nativo a la izquierda y con DLSS en modo rendimiento a la derecha (resolución base 4K).

Ambas tecnologías han marcado un avance muy importante, tanto que podemos decir que fue NVIDIA la que definió en 2018, con el lanzamiento de Turing, el futuro de los videojuegos, y del renderizado con aplicaciones profesionales, ya que tanto el trazado de rayos como la aceleración y las mejoras mediante IA se han convertido en una parte fundamental de numerosas herramientas profesionales. Sin embargo, estas no son las únicas tecnologías con las que NVIDIA ha marcado la diferencia, también ha lanzado otras que suponen un importante valor añadido:

  • NVDIA Reflex: reduce la latencia en juegos, lo que ayuda a mejorar nuestros tiempos de respuesta y nuestro rendimiento en juegos competitivos.
  • NVIDIA Broadcast: integra funciones muy interesantes, como la reducción de ruido, los fondos virtuales y la codificación acelerada por GPU para mejorar la calidad de vídeo.
  • Resizable BAR: permite a la CPU acceder a toda la memoria gráfica disponible, lo que ayuda a mejorar el rendimiento en determinadas situaciones.
  • Integración total en aplicaciones profesionales: gracias a los controladores NVIDIA Studio, lo que representa un gran valor para aquellos que trabajan con aplicaciones como Adobe Photoshop, Blender, DaVinci Resolve, Autodesk Arnold, Autodesk Maya, Adobe Premiere Rush, Premiere Pro y otras.
  • NVIDIA RTX IO: una característica muy interesante que libera a la CPU de la carga de trabajo asociada a la descompresión de datos obtenidos desde la unidad SSD.
  • Soporte del códec AV1, que reduce el ancho de banda consumido sin sacrificios importantes en calidad de imagen.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Especificaciones de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

  • GPU GA102 fabricada en proceso de 8 nm.
  • 10.752 shaders a 1.560 MHz-1.905 MHz, modo normal y turbo.
  • 336 unidades de texturizado.
  • 112 unidades de rasterizado.
  • 336 núcleos tensor.
  • 84 núcleos RT.
  • Bus de 384 bits.
  • 24 GB de memoria GDDR6X a 21 Gbps.
  • Utiliza el estándar PCIe Gen4 en modo x16.
  • Ancho de banda de 1,008 GB/s.
  • Potencia en FP32: 40,97 TFLOPs.
  • TGP: 450 vatios.
  • Precio: 2.099,89 euros.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Equipo de pruebas utilizado en el análisis

  • Windows 11 como sistema operativo.
  • Procesador Intel Core i5-12600K de 10 núcleos (6 P + 4 E) y 16 hilos.
  • Placa base Gigabyte Aorus Master Z690.
  • Memoria RAM Corsair VENGEANCE, DDR5 a 4.400 MHz con latencias CL36 en dos módulos de 32 GB cada uno (64 GB en total).
  • SSD PCIE Gen4 x4 WD Black SN850 de 2 TB.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC.
  • Sistema de refrigeración líquida Corsair iCUE H150i Elite LCD.
  • Fuente de alimentación Corsair RM1000x con certificación 80 Plus Oro de 1.000 vatios.

Hemos utilizado una configuración muy potente y perfectamente afinada para que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC no tuviera ningún tipo de cuello de botella. El procesador Intel Core i5-12600K tiene un IPC altísimo, y gracias a su configuración de 6 núcleos Golden Cove (alto rendimiento) con HyperThreading y 4 núcleos Gracemont (alta eficiencia) permite a la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC desarrollar todo su potencial, tanto en juegos como en pruebas sintéticas.

El resto de componentes están también a la altura, ya que como podemos ver en el listado tenemos 64 GB de memoria DDR5 y un SSD WD Black de alto rendimiento. Por otro lado, la fuente de alimentación Corsair RM1000x no ha tenido ningún problema para mover la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC y el resto de componentes. Esto último es importante, ya que el uso de una fuente de potencia inadecuada puede afectar negativamente al rendimiento de todo el sistema. Obviamente, este no ha sido el caso.

Captura de GPU Z de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Para el análisis hemos utilizado Windows 11 actualizado a la última versión disponible y los últimos controladores de NVIDIA. La tecnología Resizable BAR estuvo activada en todo momento, como se puede apreciar en la captura adjunta de GPU-Z. En todas las pruebas hemos activado la mejor API posible, cuando cabía la posibilidad de optar entre varias (DirectX 11 sería la peor, DirectX 12 y Vulkan serían las mejores opciones). Salvo que se diga expresamente lo contrario, todos los juegos se han probado con la calidad al máximo.

Pruebas de rendimiento en aplicaciones profesionales

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Hemos dicho que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es una tarjeta gráfica que está pensada para jugar al máximo nivel, pero también para trabajar y por eso no nos hemos limitado a realizar pruebas de rendimiento en juegos. Para medir el potencial de esta tarjeta gráfica en un escenario profesional he utilizado dos de las pruebas más populares, Blender y V-ray.

Blender mide la cantidad máxima de muestras que puede procesar la GPU en un minuto. Cuanto mayor sea el número de muestras, más potente que será la GPU. Por su parte, es un motor de renderizado que se utiliza como extensión en algunas aplicaciones de gráficos computacionales tan populares como 3DS Max, Maya, SketchUp y Nuke, que nos permite medir la velocidad de renderizado del sistema. En la prueba V-Ray GPU CUDA se utiliza la CPU y la GPU, mientras que en V-Ray GPU RTX se utiliza únicamente la GPU y su hardware especializado.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

En la primera imagen podemos ver la puntuación que obtiene la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC en la prueba CPU + GPU, y en la segunda la puntuación GPU. Son valores muy altos, y para que podáis comparar mejor he realizado también esta prueba utilizando una GeForce RTX 3050. Las diferencias son abrumadoras, tanto que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC rinde cuatro veces más en la prueba GPU CUDA, y casi cinco veces más en la prueba GPU RTX.

Podéis ampliar todas las imágenes haciendo clic en ellas.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 52

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 54

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 56

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 58

En Blender las diferencias también son enormes entre ambas tarjetas gráficas, algo normal teniendo en cuenta que se encuadran en gamas muy distintas, pero he querido hacer esta comparativa para que tengáis claro la diferencia que puede marcar una tarjeta gráfica como la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC a la hora de trabajar. En «Monster», dicha tarjeta gráfica multiplica casi por cuatro el rendimiento de la GeForce RTX 3050, y en «JunkShop» y «Classroom» lo multiplica por 3,7 y 3,68 veces.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 60

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 62

Pruebas de rendimiento en juegos

El rendimiento de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC en pruebas sintéticas es impresionante, ¿pero cómo se comporta en juegos? Vamos a descubrirlo, y empezamos con un peso pesado que no puede faltar en ninguna prueba de rendimiento, Control. He elegido una mayoría de títulos compatibles con trazado de rayos porque, al final, esta tecnología ya no es el futuro de los videojuegos, es el presente, y cualquier tarjeta gráfica de gama alta que se precie debería ser capaz de moverla sin demasiados problemas.

Bajo rasterizado, la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC puede mover Control con absoluta fluidez en 4K y calidad máxima, manteniéndose con medias por encima de los 60 FPS incluso en escenas de acción intensas, con enemigos y destrucción del escenario, lo que satura la escena de efectos y partículas. Si activamos el trazado de rayos en modo calidad vemos que el rendimiento llega casi a doblarse, y en modo rendimiento la mejora es increíble, con más del doble de fotogramas por segundo frente a la resolución nativa.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 64

Activar el trazado de rayos reduce notablemente el rendimiento, como cabía esperar, pero incluso con esta enorme carga gráfica la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es tan potente que puede mover Control en 4K manteniendo medias de 41 FPS bajo un combate intenso, es decir, en un escenario realista. Activar el DLSS en modo calidad mejora tanto el rendimiento que casi parece magia, y tenemos ese extra de fluidez que necesitamos para disfrutar de una experiencia simplemente perfecta, con más de 70 FPS de media.

Control trazado

Saltamos a Ghostwire Tokyo, uno de los lanzamientos recientes más importantes y un exclusivo de la nueva generación. A título personal, debo decir que también es uno de mis favoritos, no solo por la ambientación sino también por el excelente apartado gráfico que ofrece. En rasterización, incluso con la configuración en 4K y calidad máxima este juego es un «paseo por el parque» para la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC.

ghost raster

Con el trazado de rayos las exigencias de Ghostwire Tokyo aumentan exponencialmente, tanto que el rendimiento se reduce de forma drástica, pero es comprensible ya que el juego hace un uso intensivo de dicha tecnología. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC puede mantener 42 FPS estables en 4K con calidad máxima y trazado de rayos al máximo, y si activamos el DLSS en modo calidad tenemos, de nuevo, un aumento de rendimiento que nos lleva a medias estables de más de 60 FPS.

ghost trazado

Cyberpunk 2077 es uno de los juegos más exigentes que existen. La vieja generación de consolas se le quedó pequeña, y la nueva generación de consolas tampoco ha podido mover bien este ambicioso título de CD Projekt Red que, a día de hoy, se mantiene como otro de mis favoritos. En 4K y con calidad máxima, incluyendo las sombras de contacto, la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC ofrece un buen nivel de fluidez, y mantiene una experiencia óptima. Activar el DLSS en modo rendimiento prácticamente dobla la tasa de fotogramas por segundo, y el impacto en la calidad gráfica es mínimo.

cb raster

Activar el trazado de rayos es un golpe importante para el rendimiento, y de nuevo tiene una explicación sencilla, ya que Cyberpunk 2077 es probablemente el juego que mejor ha implementado el trazado de rayos, tanto de forma cualitativa como cuantitativa. A pesar de todo, la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC tiene una potencia tan elevada que es capaz de mantener una media de 26 fotogramas por segundo, es decir, es jugable, aunque la experiencia no sea óptima. A efectos comparativos, con una Radeon RX 6900 XT sería un pase de diapositivas ya que se movería a entre 8 y 10 fotogramas por segundo. Si activamos el DLSS en modo rendimiento podemos conseguir más de 60 FPS estables.

cb trazado

Saltamos ahora a Red Dead Redemption 2, otro juego que podemos considerar como un clásico de cualquier entorno de pruebas de rendimiento gráfico, y otro paseo por el parque para la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, que consigue 70 fotogramas por segundo en 4K con calidad máxima, es decir, con todo configurado manualmente al máximo. Si activamos el DLSS en modo calidad podemos conseguir un extra de rendimiento que nos llevará hasta los 85 fotogramas por segundo, pero no vale la pena ir más allá.

red2

En Gears 5 tenemos un título bastante exigente cuando activamos la calidad gráfica en modo locura y la iluminación global con 32 rayos, pero la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC no tiene ningún problema para mantener una media de más de 60 FPS incluso en los combates más intensos. Si jugáis en resoluciones inferiores podréis aprovechar altas tasas de refresco sin tener que renunciar esa configuración gráfica en modo «máximo».

gears 5

Aunque Quake 2 RTX tiene una geometría muy sencilla hace un uso tan intensivo del trazado de rayos que sigue siendo un desafío para cualquier tarjeta gráfica actual. Aumentar la resolución supone elevar el número de rayos, y con esto se incrementa exponencialmente el trabajo que debe sacar adelante la GPU (más rayos equivalen a más intersecciones, colisiones, etc). La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es capaz de moverlo con fluidez incluso en resolución 4K, con iluminación global en alto el resto de ajustes al máximo. Como cabía esperar, reducir la resolución aumenta en gran medida el rendimiento.

quake 2 rtx

Metro Exodus Enhanced Edition ha sido, si no recuerdo mal, el primero en requerir una tarjeta gráfica con aceleración de trazado de rayos. Dicha tecnología viene activada de serie, aunque se puede ajustar para reducir su impacto en el rendimiento si no tenemos un equipo muy potente. Con el modo de calidad ultra, trazado de rayos al máximo y la teselación activada la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC mantiene medias de 51 FPS en 4K. Con solo activar el DLSS en modo calidad la media sube hasta unos impresionantes 90 fotogramas por segundo.

metro ee

Vamos ahora con nuestra querida Lara Croft. Hemos utilizado la versión actualizada de Shadow of the Tomb Raider, que incorpora DLSS de segunda generación y ofrece un trazado de rayos aplicado a sombras de mayor calidad gracias a la reducción de ruido mejorada. Como podemos ver, este título no supone ningún desafío para la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, que logra 98 FPS de media en 4K con calidad máxima. Aplicar el DLSS en modo calidad nos da un extra de fluidez ideal si utilizamos monitores con una alta tasa de refresco.

shadow raster

Vamos a ponerle las cosas más difíciles a la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC activando el trazado de rayos. Se nota una pérdida de rendimiento considerable, pero esta tarjeta gráfica sigue siendo capaz de mantener una media de 66 FPS en 4K, y si activamos el DLSS en modo calidad podemos llegar a los 94 FPS. El modo rendimiento nos llevará a unos impresionantes 114 FPS, y con una pérdida de calidad de imagen mínima.

shadow trazado

Dying Light 2 se ha convertido en otro de los juegos más exigentes de la actual generación gracias, sobre todo, a la integración del trazado de rayos. Hace un uso excelente de esta tecnología, como os contamos en nuestro análisis técnico, pero requiere de una configuración muy potente para funcionar con fluidez. En rasterización, la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC puede moverlo sin problemas incluso en 4K, ya que logra medias de 62 FPS. Si activamos el DLSS en modo calidad el rendimiento mejora muchísimo, y pasamos a medias de 90 FPS.

dying light 2 raster

Con el trazado de rayos al máximo estamos aplicando esa tecnología en iluminación, sombras, oclusión ambiental, reflejos y también en la luz de la linterna. Esto explica por qué el rendimiento se resiente tanto, y hace que esos 36 FPS de media que logra la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC en 4K sean toda una sorpresa, y una demostración de fuerza bruta. Para conseguir una experiencia totalmente óptima lo ideal es utilizar el DLSS en modo rendimiento, ya que conseguiremos 77 FPS de media.

dying light 2 trazado

Como curiosidad, he querido añadir a esta prueba de rendimiento DOOM 1993 con trazado de rayos, una versión que también hace un uso intensivo de dicha tecnología aunque, como habréis podido imaginar, tiene mucho margen de optimización. Con todo, no deja de ser impresionante lo bien que escala el DLSS, y la capacidad de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC para trabajar con un trazado de rayos muy exigente.

DOOM rt

Consumo, temperaturas y frecuencias de trabajo

Pasamos ahora a ver las temperaturas de trabajo de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC. Ha quedado claro, por las pruebas de rendimiento, que estamos ante una tarjeta gráfica muy potente, pero como podemos ver en la gráfica adjunta esto no es sinónimo de problemas de exceso de calor. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC se mantiene en unos niveles muy frescos y totalmente seguros, incluso a plena carga, gracias al excelente sistema de refrigeración que utiliza.

Tener un pico máximo de 72 grados significa que podremos utilizarla con todas las garantías incluso en entornos donde el clima sea caluroso, y que no tendremos que preocuparnos por nada. El sistema de refrigeración cumple de maravilla, y además es bastante silencioso a pesar de lo efectivo que resulta, así que nada que objetar en este sentido.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 80

En cuanto al consumo, ya teníamos claro tras ver los valores de TGP que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es una tarjeta gráfica exigente en materia de alimentación. La Corsair RM1000x 80 Plus Gold que hemos utilizado no ha tenido ningún problema para moverla, y tal y como esperábamos los valores de consumo máximo son altos. No obstante, debemos tener en cuenta que estamos ante la tarjeta gráfica de consumo general más potente que existe, y que por tanto dicho consumo es comprensible.

Con todo, os puedo confirmar que los valores de consumo oscilaron mucho durante mis pruebas, y que en más de una ocasión se mantuvieron por debajo de los 400 vatios. Esto tiene una explicación, y es que la tarjeta gráfica no necesita de un suministro de potencia fijo, sino que va pidiendo a la fuente de alimentación la cantidad de potencia que necesita en cada momento.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 82

Terminamos con las frecuencias de trabajo. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC viene ya con overclock de casa, así que el margen que tenemos para subir sus frecuencias sin tocar el limitador de potencia es mínimo, tanto que prácticamente no vale la pena ponernos a trastear. Con todo, y para los más curiosos, he podido llevarla hasta los 2.150 MHz (modo turbo dinámico) de forma estable aumentando el limitador de potencia a 108%. La mejora de rendimiento fue del 4% en el mejor de los casos.

En la gráfica adjunta podéis ver las frecuencias de trabajo de la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, funcionando de stock, que recogí durante mis pruebas. Salvo contadas excepciones se movía casi siempre entre los 2.020 y los 2.040 MHz.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC, análisis: Toda la potencia que necesitas para jugar, y para trabajar 84

Conclusiones: La más potente de su clase

La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC tiene un diseño atemporal, elegante y discreto, y destaca por contar con una calidad de construcción verdaderamente premium. Es cierto que no viene con llamativas luces LED RGB, pero tampoco las necesita para brillar. Esto sí, tened en cuenta que es grande y muy pesada, y que por eso es importante que tengamos bastante espacio en el chasis y que la atornillemos bien.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC arriba y GIGABYTE GeForce RTX 3050 Eagle debajo.

Su potencia está fuera de cualquier duda. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC ofrece un rendimiento tan alto que se mueve como pez en el agua incluso en resoluciones 4K y calidades máximas, y puede mover algunos títulos a dichas resoluciones con total fluidez incluso con trazado de rayos activado. Es un auténtico monstruo para jugar, y también para trabajar.

Su alto nivel de rendimiento tiene como única contrapartida un alto consumo, ya que las temperaturas se mantienen, como hemos visto, en unos valores excelentes. Con todo, ya os he explicado que viendo el rendimiento que es capaz de ofrecer es comprensible que se mueva por encima de los 400 vatios.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Ninguna tarjeta gráfica de consumo general actual es capaz de llegar a su nivel de rendimiento, ni siquiera la Radeon RX 6950 XT, ya que esta pierde en rasterización y se derrumba por completo en trazado de rayos, y lo hace hasta tal punto que puede llegar a rendir entre un 50% y un 70% menos que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC con dicha tecnología activada, y sin tener en cuenta el trazado de rayos.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Os pongo un par de ejemplos, en Control con trazado de rayos activo, calidad máxima y resolución 4K se sitúa en medias de unos 20 FPS, mientras que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC registra medias de 41 FPS. Otro ejemplo, en Cyberpunk 2077 dicha gráfica logra, también con calidad máxima, 4K y trazado de rayos en ultra, 11 FPS en el mejor de los casos, mientras que la GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC logra 26 FPS.

GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC

Los núcleos RT de segunda generación marcan una diferencia muy grande al activar el trazado de rayos, y el DLSS vuelve a demostrar que es una tecnología mágica, ya que solo con activarlo en modo calidad podemos disfrutar de un enorme aumento del rendimiento y mejorar, en algunos casos, la calidad de imagen con respecto a la resolución nativa. Al activar el DLSS en modo rendimiento la ganancia de fotogramas por segundo es todavía más impresionante, y lo mejor es que la pérdida de calidad de imagen es casi inapreciable cuando partimos de resolución 4K.

En resumen, NVIDIA tiene la tarjeta gráfica más potente que existe en el mercado de consumo general, y también la más completa a nivel tecnológico y de soporte, tanto si la vamos a utilizar para jugar o para trabajar. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es, por diseño y calidad de construcción, una digna representante del tope de gama de NVIDIA. No es un producto para todo el mundo, pero ofrece un valor interesante a pesar de su alto precio.

producto recomendado

Valoración final
9.2 NOTA
NOS GUSTA
Rendimiento.
Capaz de 4K y trazado de rayos.
El DLSS Gen2 mejora muchísimo el rendimiento.
Temperaturas.
Más de 2 GHz estables.
Calidad de construcción y diseño.
24 GB de GDDR6X.
A MEJORAR
Precio elevado.
RESUMEN
NVIDIA tiene la tarjeta gráfica más potente que existe en el mercado de consumo general, y también la más completa a nivel tecnológico y de soporte, tanto si la vamos a utilizar para jugar o para trabajar. La GIGABYTE GeForce RTX 3090 Ti GAMING OC es una digna representante del tope de gama de NVIDIA. No es un producto para todo el mundo, pero ofrece un valor interesante a pesar de su alto precio.
Rendimiento10
Diseño y construcción9.5
Temperaturas9.5
Arquitectura9.5
Calidad / Precio7.5

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

1 comentario
  • Gregorio Ros

    Creo que quedo claro, Isidro le tenía ganas a esta tarjeta y se lo paso en grande probandola ;). Para trabajar tiene que ser de alucine, aunque justificar ese precio para jugar… y encima los desarrolladores optimizan sus juegos para las gráficas que usan la mayoría, por lo que dudo que, puebas aparte, se aprecie diferencia entre otros modelos mucho mas económicos, por lo que dejemoslo en lo primero, de alucine para trabajar.

Lo más leído