Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Valve introduce en la Steam Deck un SSD que trabaja a menor velocidad

Publicado

el

Steam Deck

Valve ha reconocido que ha aplicado un downgrade a la configuración de hardware de la Steam Deck para sumar una unidad SSD que trabaja a menor velocidad que la incorporada en un principio. La compañía ya ha dicho que este cambio no impacta en el rendimiento, pero el debate ya está servido.

Las especificaciones originales de la Steam Deck mostraban que los modelos con 256 y 512 gigabytes de almacenamiento empleaban un SSD por PCIe Gen 3 x4, sin embargo, en las actuales especificaciones en inglés hay aviso diciendo que algunos modelos de 256GB y 512GB se envían con un SSD PCIe Gen 3 x2. En nuestras pruebas, no vimos ningún impacto en el rendimiento de los juegos entre x2 y x4”.

La intención de este downgrade que uno puede encontrarse en ciertas unidades de la Steam Deck sería garantizar la producción y el suministro a los clientes. Valve anunció la semana pasada que pretendía “enviar más del doble de unidades de la Steam Deck cada semana”, algo para lo cual habría añadido unidades SSD PCIe Gen 3 x2.

Lawrence Yang, diseñador de la Steam Deck, ha declarado a PCGAMER que “muchos componentes de Steam Deck provienen de múltiples proveedores para mejorar la redundancia y la capacidad de producción. Uno de nuestros proveedores de SSD proporciona SSD PCIe Gen 3 x4 NVMe, mientras que otro proporciona un SSD x2 (2 carriles)”.

Especificaciones de la Steam Deck según la web en inglés

Especificaciones de la Steam Deck según la web en inglés.

El recibir un SSD PCIe Gen 2 de dos carriles significa que el ancho de banda queda limitado a 2GB por segundo en lugar de los 4GB/s que ofrecen los cuatro carriles (x4). Sin embargo, Valve insiste en decir que ha probado exhaustivamente ambos componentes y que no han visto ningún impacto en el rendimiento, cosa que de ser realmente cierta se debería en parte a la disposición de la propia Steam Deck, cuya arquitectura es la de un mini-PC x86 estándar, pero servida mediante la forma de una consola de videojuegos híbrida.

En resumidas cuentas, ahora el comprador se enfrenta a una lotería en la que su Steam Deck puede incorporar un SSD PCIe Gen 3 de dos o cuatro carriles. Posiblemente a nivel de rendimiento el impacto no sea significativo y se entienden las razones de Valve viendo los problemas que está teniendo con el dock oficial, pero terminar pagando lo mismo por características diferentes a buen seguro que no será un plato del gusto de todos.

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído