Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El Bitcoin todavía puede caer mucho más

Publicado

el

El Bitcoin todavía puede caer mucho más

Si 2021 fue, al menos en parte, el mejor año en la historia de Bitcoin, 2022 apunta a ser el peor. Y es que si empezó el año a la baja y con gran incertidumbre a su alrededor a medida que han ido pasando los meses la situación no ha hecho sino empeorar, con su cotización rompiendo suelos que se consideraban más que consolidados, y arrastrando a otras criptomonedas y demás criptoactivos a lo que se ha dado en llamar el criptocrash.

Sería injusto culpar exclusivamente a Bitcoin de lo ocurrido los últimos meses. Por ejemplo, a estas alturas ya es indiscutible que se generó una enorme burbuja alrededor de los NFT y un boom en la creación de nuevas criptomonedas, como consecuencia directa de la enorme demanda de criptoactivos por parte de muchos inversores interesados en los mismos. La burbuja de los NFT ya parece reventada (aunque todavía podría perder aún más aire) y centenares de criptomonedas y miles de otros criptoactivos se han ido, de repente, por el sumidero de la realidad.

Algunos analistas todavía son optimistas con el posible recorrido de Bitcoin durante el segundo semestre de este año, con algunas voces apuntando a que podría escalar hasta los 28.000 dólares a final de año. Sin embargo, el común de los analistas de mercado es cada vez más pesimista al respecto, augurando que los próximos meses serán bastante malos para los inversores que hayan decidido mantener su inversión en Bitcoin.

El Bitcoin todavía puede caer mucho más

Así, según podemos leer en Bloomberg, un 60% de los analistas consultados esperan que los rendimientos de Bitcoin a corto plazo sean negativos, al punto de que ven como probable que la criptomoneda pueda cerrar 2022 con una cotización que ronde los 10.000 dólares. Un valor impensable hace poco más de ocho meses, cuando alcanzaba su máximo histórico al situarse muy cerca de los 60.000 euros, tras un segundo semestre, el de 2021, que también fue de infarto.

En aquel momento, con Bitcoin cotizando en máximos, pudimos escuchar bastantes voces que afirmaban que el techo de los 100.000 dólares era factible, y que incluso podría marcar la entrada de muchas empresas a la criptoeconomía. Unas expectativas que, con el tiempo, han quedado totalmente borradas, y una criptomoneda que ahora se encuentra en una situación complicada, en la que su cotización se está corrigiendo de una manera enormemente brusca, quizá buscando su posición «natural», algo terriblemente complejo, pues no existen referencias previas que puedan ser de ayuda para determinar cuál es el valor «real» del Bitcoin.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído