Web Analytics
Conecta con nosotros
Cómo montar un PC superior a PS5 portada Cómo montar un PC superior a PS5 portada

Guías

Configurar un PC superior a PS5 por 650 euros es posible: guía 2023

Publicado

el

Montar un PC superior a PS5 por menos de 1.000 euros era algo que hasta hace cosa de un año parecía una misión imposible, y la verdad es que salvo que encontráramos ofertas puntuales resultaba muy complicado por el alto coste que tenían las tarjetas gráficas, y es que la mayoría de los modelos de gama media ya costaban lo mismo que la consola de Sony.

Afortunadamente la situación ha cambiado. Los precios de muchos componentes clave han bajado de forma considerable, y la llegada al mercado de reacondicionados de una gran cantidad de tarjetas gráficas ha hecho que aquello que nos parecía imposible hoy no solo deje de serlo, sino que además podemos ir más allá y montar un PC superior a PS5 por solo 650 euros.

Sé lo que estáis pensando, que 650 euros es más de lo que cuesta una PS5, y sí, esto es cierto, pero debemos tener en cuenta que la diferencia es de solo 100 euros, y que estamos hablando de un PC que será mucho más potente que la consola de Sony, y que además tendrá una mayor vida útil y aguantará mejor el paso del tiempo.

A lo anterior debemos sumar, además, que con un ordenador podemos hacer cosas que son imposibles en dicha consola, no tendremos que pagar por jugar online, tendremos acceso a las promociones de juegos gratis que lanzan periódicamente las principales plataformas de distribución digital y podremos ahorrar mucho dinero comprando juegos a precios más bajos.

La APU de PS5 bajo el microscopio. Podemos ver su CPU Zen 2 y su GPU Radeon.

Guía de componentes para configurar un PC superior a PS5 por 650 euros

Antes de entrar en materia es importante dejar algunas cosas claras. La primera es que, para conseguir mantener el precio por debajo de los 650 euros y maximizar el rendimiento del equipo es buena idea recurrir a productos reacondicionados. Estos tienen una garantía de entre uno y dos años, son revisados y probados por profesionales para validar que funcionan sin problemas y sus precios son muy buenos.

Por otro lado, tened en cuenta que los precios que vamos a ver pueden cambiar con el tiempo, y que la disponibilidad de los productos reacondicionados también puede variar. Por ello, os voy a dejar opciones alternativas en un componente clave que es, sin duda, el que más podría cambiar a corto plazo, la tarjeta gráfica. No obstante, la opción principal es la recomendada por el valor que ofrece en relación precio-rendimiento.

Procesador

Procesador para montar un PC superior a PS5

El procesador es importante, pero no es el componte al que debemos dedicar la mayor parte del presupuesto porque, al final, la tarjeta gráfica es la que marca la gran diferencia en juegos. Este será el componente al que destinaremos casi la mitad del presupuesto que tenemos, pero para contextualizar mejor nuestra elección vamos a entrar en detalles técnicos.

PS5 tiene una CPU Zen 2 muy recortada (solo tiene 8 MB de caché L3) con una unidad de coma flotante muy inferior a una CPU Zen 2 de PC, solo llega a un pico de 3,5 GHz de frecuencia y encima solo tiene 6,5 núcleos libres para juegos. Esto quiere decir que con un procesador Zen 2 con 6 núcleos y 12 hilos a 4 GHz o más ya estaría por encima de la CPU de dicha consola, y que para montar  un PC superior a PS5 no necesitamos un Ryzen 7 5700X.

Con todo esto claro, nuestra elección es el Ryzen 5 5500, un procesador basado en la arquitectura Zen 3 que tiene 6 núcleos y 12 hilos a 3,6 GHz-4,2 GHz, modo normal y turbo, cuenta con 16 MB de caché L3 y viene con un ventilador incluido, así que no tendremos que gastar dinero extra para refrigerarlo. Su precio es de 107 euros, una cifra muy asequible teniendo en cuenta lo que ofrece, y que encima viene con el juego Company of Heroes 3 gratis.

Placa base

No necesitamos una placa base de gama alta, ni tampoco un modelo especialmente avanzado, nos basta con una solución que ofrezca un nivel de calidad aceptable y que sea fiable y económico. La GIGABYTE B450M S2H es sin duda la mejor opción que podemos encontrar al momento de escribir este artículo, ya que tiene un precio de solo 60,75 euros (+3,95 euros de gastos de envío), cuenta con todo lo que vamos a necesitar y ofrece una calidad de construcción por encima de lo que estamos acostumbrados a ver en su rango de precios.

Esta placa base utiliza el chipset B450M (formato micro-ATX), tiene refrigeración pasiva en el VRM, cuenta con una ranura M.2 para montar un SSD PCIe Gen3 x4 y admite memoria RAM DDR4 a un máximo de 3.600 MHz, frecuencia suficiente para que podamos aprovechar el Ryzen 5 5500 que hemos elegido como procesador. Una placa base muy completa para el precio que tiene, bien construida y capaz de cubrir de sobra nuestras necesidades.

Por lo que respecta al sonido, esta placa base viene con una solución integrada bastante competente ya que incluye el chip Realtek ALC887, así que no tendremos que añadir nada más. Dicho chip ofrece sonido 7.1 y tiene conectores jack en la parte trasera. También cuenta con seis conectores USB Type-A, así que no tendremos ningún problema para utilizar una gran cantidad de periféricos.

Memoria RAM

La memoria RAM juega un papel muy importante para que el Ryzen 5 5500 pueda desarrollar todo su potencial, así que debemos elegirla sabiamente. Para poder jugar con todas las garantías necesitamos contar con 16 GB de memoria RAM, y a partir de los 3.200 MHz con latencias CL16 ya nos movemos en el nivel óptimo para que dicho procesador no sufra ningún tipo de cuello de botella provocado por la velocidad o por los tiempos de acceso de la memoria, así que tenemos la decisión totalmente perfilada.

Hemos optado por el kit Kingston FURY Beast de 16 GB (2 x 8 GB) a 3.200 MHz CL16 porque cumple con todos los requisitos que hemos dicho, porque nos permite activar el doble canal y porque además tiene un precio muy económico y una buena calidad de construcción. Podemos comprarlo por 51,99 euros.

No es necesario montar más de 16 GB de memoria RAM porque supondrá una inversión que no vamos a rentabilizar ni siquiera a largo plazo. Recordad que PS5 utiliza una arquitectura de memoria unificada que suma 16 GB de GDDR6, y que esta se utiliza de forma indistinta para datos y elementos gráficos, ya que no hay una separación física como en un PC. De esos 16 GB le quedan libres para juegos entre 13,5 GB y 14 GB, así que con 16 GB de RAM tenemos más que suficiente.

Tarjeta gráfica

para montar un PC superior a PS5

Llegamos al punto crítico de esta configuración. Nos quedan poco más de 430 euros del presupuesto, así que tenemos que intentar comprar la tarjeta gráfica más potente que podamos encontrar pero dejando margen para el resto de componentes (fuente, chasis y SSD). Lo tenemos complicado, así que es imprescindible recurrir al mercado de reacondicionados.

La mejor opción que podemos encontrar, al momento de escribir el artículo, es la GeForce RTX 2070 Super, cuyo precio oscila entre los 270 y los 330 euros, dependiendo de la disponibilidad y del mercado en el que miremos. En PcComponentes la tenemos disponible por 273,78 euros, aunque he llegado a verla por entre 220 y 250 euros en el mercado de segunda mano.

Como queremos comprarla con garantía, he añadido el precio de 273,78 euros al presupuesto, y no otros inferiores que he encontrado en el mercado de segunda mano. La Radeon RX 6700 sería, sin duda, la mejor alternativa a esta, ya que rinde un poco más en rasterización y se puede comprar nueva por 339 euros. Es evidente que aumentará un poco el coste del equipo, pero a cambio tendremos un modelo más nuevo, con más memoria gráfica y mayor rendimiento en rasterización.

La GeForce RTX 2070 Super es superior a la GPU de PS5 en juegos, tanto en rasterización como en trazado de rayos, y tiene además la ventaja de soportar DLSS 2, una tecnología de reescalado y de reconstrucción inteligente de la imagen que mejora el rendimiento sin sacrificios en calidad de imagen si nos mantenemos en el modo calidad o en el modo equilibrado.

DigitalFoundry ha confirmado en numerosas ocasiones que la GPU de PS5 rinde, dependiendo del juego utilizado, al nivel de una GeForce RTX 2060 o incluso un poco por debajo, y su desempeño en trazado de rayos está muy por debajo de lo que ofrece la arquitectura Turing de NVIDIA, algo que ya ha quedado claro en muchos títulos, como Control y Watch Dogs Legion, por poner algunos ejemplos. Este fue, de hecho, uno de los cinco secretos de PS5 que os contamos el año pasado.

Por eso juegos como Dying Light 2 solo funcionan en PS5 con resolución 1080p a 30 FPS y trazado de rayos limitado a sombras y oclusión ambiental, mientras que con una GeForce RTX 2070 Super podríamos activar el trazado de rayos completo (aplicado a iluminación y reflejos) y mantener una fluidez total (60 FPS estables) gracias al DLSS2.

Unidad de almacenamiento

Nos quedan 156,48 euros del presupuesto total, así que tenemos margen suficiente para terminar la selección de componentes de una manera bastante decente. No podremos montar un SSD con la misma velocidad que el de PS5, que alcanza los 5,5 GB/s en lectura secuencial, pero lo vamos a compensar con una mayor capacidad y vamos a superar el valor mínimo de 2,4 GB/s que marcaron Xbox Series X y Series S.

Para que no tengamos problemas de almacenamiento necesitamos, como mínimo, una unidad SSD que tenga una capacidad de 1 TB, y como hemos dicho debemos superar ese rendimiento mínimo de 2,4 GB/s. El Kingston NV2 cumple con todos esos requisitos, ya que tiene una capacidad de almacenamiento de 1TB, alcanza una velocidad de 3,5 GB/s en lectura secuencial y encima tiene un precio muy económico, 62,99 euros.

La unidad SSD de PS5 es más rápida, pero solo tiene una capacidad de 825 GB, y de estos solo quedan libres unos 667 GB para el usuario, así que la diferencia en términos de capacidad es sustancial. No vale la pena invertir en un SSD más rápido porque no marcará una diferencia importante ni en juegos ni en nuestra experiencia de uso en general.

Fuente de alimentación

No hemos escogido una tarjeta gráfica muy exigente, así que nos basta con una fuente de alimentación decente que tenga 550 vatios de potencia y que venga con un conector de alimentación adicional de 6 pines y con otro de 8 pines. Tened en cuenta que el consumo del resto de componentes también es mínimo, así que no necesitamos más potencia (la GeForce RTX 2070 Super con overclock tendrá un consumo medio en juegos de 220 vatios).

El consumo de esta configuración en carga rondaría los 400 vatios, así que una fuente como la Thermaltake Litepower de 550 vatios con 38A en el carril de 12V sería más que suficiente, y viene con dos conectores PCIe de 6+2 pines. Podemos comprarla por 41,47 euros. Si quieres invertir un poco más del presupuesto puedes hacerlo e ir a por EVGA 600 W2 80 Plus White de 600 vatios, que cuesta 54,69 euros y te dará mayor margen para futuras actualizaciones.

Chasis para el PC

Nos quedan 52,02 euros de presupuesto, así que tenemos suficiente para elegir un chasis más que aceptable. Este punto es bastante personal, ya que al final no todos tenemos el mismo gusto en términos de diseño, pero tened en cuenta que si conseguís la GeForce RTX 2070 Super que hemos indicado necesitaréis una caja que permita montar tarjetas gráficas de 30 centímetros, ya que el modelo de GIGABYTE tiene una longitud de 28,65 centímetros.

En este caso la Mars Gaming MC-X2 FRGB sería una buena opción porque cumple con todo lo que necesitamos a nivel de espacio interno, y también porque tiene una estética bastante bonita y viene con dos ventiladores de 120 mm, un colo colocado en la parte delantera para introducir aire y otro en la parte trasera para sacar aire caliente. Su precio es de 52,10 euros.

Coste total y notas finales

Dying Light 2

Dying Light 2 luce de maravilla en PC con trazado de rayos al máximo

Por 650,08 euros (+3,95 euros de gastos de envío por la placa base) hemos podido montar un PC muy potente que cumple con nuestro objetivo principal superar de forma clara a una PS5, y que además está perfectamente equilibrado y tiene una estética bastante atractiva, ya que no hemos tenido que renunciar ni siquiera a un chasis con un diseño bonito y una refrigeración más que aceptable.

Este equipo ofrece una potencia que podríamos considerar como propia de un PC de gama media para gaming, de hecho su GeForce RTX 2070 Super supera sin problemas a la GeForce RTX 3060, y con ella podremos jugar con total fluidez en 1080p y 1440p incluso con trazado de rayos, siempre que activemos el DLSS 2 en modo calidad o equilibrado, dependiendo de la resolución escogida.

También sería capaz incluso de mover juegos en 4K con fluidez ajustando el nivel de calidad gráfica, y si recurrimos al DLSS 2 en modo rendimiento no tendremos ningún problema en este sentido. Sin duda una configuración muy económica, pero al mismo tiempo muy versátil y llena de posibilidades.

Nota: Esta guía contiene algunos enlaces de nuestros afiliados, pero ninguno de los productos incluidos han sido propuestos o recomendados por ellos o sus fabricantes, sino elegidos según nuestro propio criterio.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído