Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Nokia Lumia 610

Por unos 230 euros tenemos un terminal que nos ofrece 8 Gbytes de almacenamiento interno, una cámara fotográfica de 5 MPx, una pantalla de 3,7 pulgadas y lo que para muchos es más importante: “Tango”, la última versión de Windows Phone.

Publicado

el

Ficha técnica

La semana pasada Nokia presentaba en España su Lumia 610, que podríamos definir como el primer Windows Phone «low cost» del mercado.

Tanto es así, que si no queremos atarnos a un contrato de larga duración con una operadora, podemos adquirir por unos 230 euros, un terminal que nos ofrece 8 Gbytes de almacenamiento interno, una cámara fotográfica de 5 MPx, una pantalla de 3,7 pulgadas y lo que para muchos es más importante: «Tango», la última versión de Windows Phone.

Por supuesto, construir un terminal barato se cobra su precio. El Nokia Lumia 610 tiene un único núcleo (800 MHz) y una memoria RAM de 256 Mbytes.

Estas especificaciones están por debajo de lo que la propia Microsoft exigió a los fabricantes hace dos años, y de hecho Windows Phone 7.5 «Tango» representa entre otras cosas, el esfuerzo que se ha hecho desde Redmond para adaptarse a terminales más modestos.

El esfuerzo no obstante, ha merecido la pena. Desde el primer momento tenemos la sensación de tener en nuestras manos un smartphone muy rápido, que mueve con total fluidez tanto el sistema operativo como la mayoría de las aplicaciones, incluso en escenarios multitarea.

Un Windows Phone con 256 Mbytes de RAM

Y decimos la mayoría porque aunque queramos, aproximadamente el 5% de las aplicaciones presentes en el Marketplace de Windows, no las podremos instalar en nuestro Lumia 610. Y no sólo estamos hablando de juegos exigentes (como el PES 2012),  o aplicaciones pesadas como Skype, sino que lo que para muchos supondrá una pequeña, gran decepción: Angry Birds no está disponible para este terminal.

Teniendo en cuenta que por su precio tiene en su target a un público joven, no sabemos cómo podrá afectar a sus ventas (si es que lo hace) pero desde luego muchos lo tomaran como un handicap a tener en cuenta.

De hecho, desde que en MuyComputer nos hicimos eco de esta noticia y la reacción no se ha hecho esperar en las redes sociales y la propia Nokia ha afirmado que está estudiando en la posibilidad de desarrollar una versión de Angry Birds adaptada a este dispositivo, aunque de momento no hay nada seguro.

Más allá de lo anterior, apenas notamos diferencia en cuanto a su rendimiento entre este Lumia 610 y otros más avanzados, a no ser un lag quizás más prolongado cuando utilizamos determinadas aplicaciones. Aún así, nos parece que la integración de Windows Phone y su rendimiento en el terminal, teniendo en cuenta sus características técnicas, es más que notable.

Por supuesto, el ahorro que obtenemos al optar por este smartphone también se nota en la calidad de la construcción. Hablamos de un diseño pobre si lo comparamos con el Lumia 800 o el Lumia 710, pero en la media o quizá por encima del rango de precios al que está destinado, recordamos, 229€ libre.

El chasis es de plástico ligero y los acabados, sobre todo en la parte superior del teléfono, no son precisamente el no va a más. Sin embargo, salvando esta parte superior que nos ofrece conector MicroUSB y entrada de auriculares (Jack 3,5 mm), el conjunto general es digno. No destaca por nada especialmente bueno pero, al menos, tampoco llama la atención en sentido contrario.

Nos ha gustado en cambio la calidad de cámara, un terreno en el que tradicionalmente Nokia demuestra que sabe hacer bien las cosas. Al igual que en los Lumia más avanzados, la compañía finlandesa incorpora un acceso directo a la misma en el lateral derecho del terminal.

La calidad de las imágenes no es desde luego comparable a la de un HTC One X o la de un Samsung Galaxy S3, pero por poco más de 200 euros junto a nuestro teléfono tendremos una cámara fotográfica que desde luego cumple sobradamente para compartir imágenes en redes sociales. Si bien no es la ideal para nuestras vacaciones, desde luego nos va a sacar de apuros en cualquier evento, sobre todo porque dispone de un flash LED que no suele ser tan habitual cuando nos movemos en terminales en este rango de precios.

Cámara 5 Mpx con autoenfoque y Flash LED

 
 

Ejemplos de fotos tomadas con la cámara de Lumia 610:

 

Foto en modo macro

Foto en primer plano con Lumia 610

Foto en primer plano con Lumia 610

Foto en primer plano con Lumia 610 Flash

Foto en primer plano con Lumia 610 Flash

Foto demo Flash oscuridad total a 1m con Lumia 610

Foto demo Flash oscuridad total a 1m con Lumia 610

Foto exterior buena iluminación Lumia 610

Foto exterior buena iluminación Lumia 610

No podemos decir lo mismo a la hora de grabar vídeo ya que en este terreno sus  640 x 480 pixeles sí que se nos quedan algo desfasados en un momento en el que casi todos los fabricantes están ofreciendo 720p en sus terminales, pero volvemos a hacer hincapié en que 480p es una resolución buena para terminales gama básica. Hemos detectado un pequeño problema a la hora de compartir el vídeo, si se sube a YouTube el vídeo muestra la imagen en gris, como si no fuese compatible el códec para la reconversión en la subida:


Puedes bajar el original desde aquí.

Esto nos lleva a hablar de su pantalla, TFT (800 x 480 px) de 3,7 pulgadas que se diferencia de la de Lumia 710 en que no tiene la tecnología ClearBlack, que como muchas de las características que hemos visto hasta ahora, cumple sin sobresaltos para ofrecernos una experiencia más que digna en un terminal que aunque es económico, convence al usuario de que tiene algo de más valor en sus manos.

Eso sí, que nadie intente reproducir archivos MKV porque no podrá hacerlo. Si que soporta en cambio archivos de vídeo HD a 720p (previa conversión por Zune) con el riesgo, eso sí de sufrir algunos pequeños saltos durante la reproducción del archivo.

Por supuesto el hecho de no tener una pantalla a la última, ni un procesador de última generación, junto a la imposibilidad de instalar aplicaciones muy intensivas, juega en un aspecto decisivo a nuestro favor: aumenta considerablemente su autonomía. El Lumia 610 consigue escapar de «la tiranía» de los smartphones que nos obligan a recargarlos a diario (o incluso dos veces al día si somos usuarios muy intensivos), llegando fácilmente a los dos días de autonomía con un uso normal del dispositivo con correo push, navegación web y aplicaciones.

Conclusiones

El Nokia Lumia 610 no está llamado a pasar a la historia de los terminales de la compañía finlandesa. No obstante, si tenemos en cuenta su precio en el mercado libre (poco más de 200 euros) y los posibles acuerdos que se pueden alcanzar con las operadoras, descubrimos un smartphone avanzado realmente asequible con una relación calidad-precio que muy pocos fabricantes pueden ofrecer a día de hoy.

Creemos no obstante que se podía haber apostado un ofrecer un poco más de potencia, la justa por ejemplo como para que un juego tan sencillo como Angry Birds se pudiese instalar. Un terminal sin duda, ideal para los que no quieren invertir demasiado en su teléfono, siempre que tengan en cuenta lo que están comprando.

Galería

Lo más leído