Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Philips ErgoSensor, el monitor que se preocupa por tu salud

Publicado el

philips_ergosensor_1

Los usuarios que pasamos muchas horas delante de la pantalla de un ordenador sabemos hasta qué punto una mala postura puede acabar con un molesto dolor de espalda o, lo que es peor, un grave problema de salud a largo plazo. Probamos el nuevo Philips ErgoSensor, un monitor con que utiliza la tecnología para ayudar al usuario a corregir su postura.

Philips presenta un monitor de diseño sencillo y líneas limpias, construido con plásticos de alta calidad y con un nivel de emsamblaje por encima de la media. Nos ha gustado mucho la peana, nada aparatosa pero con la firmeza suficiente como para orientar la pantalla en inclinación, rotación (se puede poner en vertical) o altura.

Ficha técnica

El Philips ErgoSensor cuenta con un panel retroiluminado por WLED de 24 pulgadas de diagonal que ofrece una resolución nativa de 1.920 x 1.080 píxeles (una lástima que no llegue a los 1.200 en vertical), en formato panorámico 16:9. Sus especificaciones técnicas son más que suficientes para el escenario ofimático al que va orientado y merece la pena destacar sus amplios ángulos de visión efectiva (170ºH)/160ºV).

La firma holandesa sustenta la tecnología ErgoSensor en la combinación de una webcam integrada capaz de detectar la posición del usuario frente al monitor con un software que ofrece las indicaciones necesarias para un uso razonable del dispositivo. Así, ofrece instrucciones sobre la postura (basada en el ángulo de nuestra cabeza respecto al resto del cuerpo), nuestra distancia al monitor (midiendo respecto a los ojos) y nos avisa cuándo debemos descansar unos minutos para evitar la fatiga visual.

Lo mejor del invento es que es totalmente automático y el sistema de detección funciona de manera impecable, incluso en entornos poco iluminados o con muchos objetos. Tras unas horas de uso, nos acostumbraremos a mantener una postura correcta y reduciremos la fatiga y el estrés durante la jornada de trabajo. El sensor también sirve para ahorrar energía, apagando el monitor cuando no estamos delante. Philips completa estas opciones con un interruptor 0 vatios y el modo ahorro, capaz de reducir el consumo hasta en un 80%.

Philips ErgoSensor

En nuestro banco de pruebas, el Philips ErgoSensor se muestra como un dispositivo perfecto para el trabajo ofimático, con un panel que ofrece un contraste real de 1000:1, hasta 250 cd/m2 de brillo y una nitidez sobresaliente. La tecnología SmartImage es capaz de detectar qué tipo de contenidos se están reproduciendo (aplicaciones, películas, juegos, etc.) y cambia determinados parámetros en tiempo real para ofrecer siempre la mejora calidad de imagen. Con un refresco de 5 ms no es la mejor opción para jugar, aunque cumple de sobras si somos usuarios ocasionales.

En lo relativo a conectividad, el Philips ErgoSensor cumple con nota: incorpora entradas DVI-D (HDCP Digital) y VGA y, detrás del panel, encontraremos un hub de cuatro puertos USB 2.0 y entradas y salidas de audio.

philips-ergosensor-2

Conclusiones

El Philips ErgoSensor ofrece una excelente calidad de imagen, amplias opciones de conectividad y una calidad de construcción sobresaliente. La tecnología ErgoSensor aporta un valor añadido muy importante para usuarios intensivos, especialmente si tienen problemas con la espalda o padecen de fatiga visual mientras trabajan.

Este dispositivo se puede comprar por unos 320 euros, un precio algo más elevado que otros monitores de esta diagonal con prestaciones similares. A nuestro juicio, el producto justifica esa diferencia por la calidad que ofrece su panel (muy superior a los TN de los modelos más económicos), apuesta por la ergonomía y carga tecnológica para mejorar la imagen y ahorrar energía, razón por las que nos parece especialmente recomendable para usuarios intensivos que pasan 8 horas o más delante del ordenador.

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído