Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Gráficas Intel HD integradas en portátiles, ¿sirven para jugar?

Publicado el

Las gráficas integradas del gigante del chip siempre han tenido mala fama por su falta de potencia y rendimiento, algo que ciertamente han tenido bien merecido durante un largo periodo de tiempo, pero que actualmente ha cambiado con la llegada de las nuevas Intel HD.

Es probable que más de uno recuerde la etapa de las Intel GMA, cuya presencia en el sector portátil fue muy fuerte y se prolongó desde 2004 hasta 2010, fecha en la que llegaron los procesadores basados en la arquitectura Westmere con GPUs HD.

El salto que supuso la llegada de esta nueva generación gráfica de Intel fue realmente grande y culminó con el lanzamiento de los procesadores Sandy Bridge, hasta tal punto que es posible decir, por fin, que se puede disfrutar de juegos actuales en calidad aceptable con una integrada de Intel.

Obviamente con la llegada de nuevas generaciones de procesadores el gigante del chip ha ido evolucionando también sus núcleos gráficos y mejorando la potencia de los mismos, gracias al aumento de las unidades de ejecución y a los cambios de arquitectura, pero también a otros como por ejemplo la memoria eDRAM en su gama Iris Pro.

Todo esto ha dado pie a que hoy por hoy sea posible comprar un portátil con una integrada más potente que una dedicada, algo impensable hace unos años, pero ha generado una gran confusión entre los usuarios que, precisamente, intentaremos resolver con este artículo, en el que hablaremos del rendimiento, las [pajarito]características y la equivalencia en GPU dedicada[/pajarito] de las principales soluciones integradas que ofrece Intel en el sector portátil.

Consideraciones previas

Antes de entrar a ver cada categoría debemos tener presente una serie de puntos mínimos para poder entender mejor los resultados y las comparativas:

  1. Los procesadores Sandy Bridge para portátil se identifican por la numeración 2000, mientras que Ivy Bridge y Haswell se reconocen por la numeración 3000 y 4000, respectivamente.
  2. Las siglas IGP se refieren a procesador gráfico integrado, y GPU a unidad de procesamiento gráfico dedicada.
  3. El rendimiento de una IGP de un procesador Intel para portátiles es, normalmente, inferior al de su homónima para sobremesa.
  4. Al hablar sobre el equivalente de una IGP debemos tener presente que es una comparación aproximada y no exacta, que encima se complica por optimizaciones concretas en ciertos juegos, así que debemos tener presente que habrá títulos en los que una IGP pueda rendir mejor o peor que su equivalente en GPU dedicada.
  5. Las IGPs utilizan memoria RAM del equipo como VRAM, de forma que es recomendable tener un mínimo de 6 GB de RAM si pensamos tirar de IGP, ya de esa cantidad consumirá entre 1 GB y 2 GB como memoria de vídeo, lo que nos dejará 4 GB libres.

Gama Intel HD 2000 y 2500

Se encuentran dentro de los procesadores Sandy Bridge e Ivy Bridge y ofrecen un total de 6 unidades de ejecución, siendo la principal diferencia entre ambos la mayor frecuencia de trabajo base de la gama HD 2500, lo que le permite ofrecer más rendimiento.

Las HD 2500 sólo se encuentran en procesadores de sobremesa, pero las incluimos a efectos comparativos, para que podáis tener una visión más completa del rendimiento de las nuevas HD de Intel.

A pesar de ser una solución modesta su rendimiento es mejor de lo que pueda parecer a simple vista, ya que permiten disfrutar de una experiencia de juego fluida con calidad baja o media en ciertos juegos y resoluciones bajas.

Esto los convierte en una buena opción para aquellos que juegan ocasionalmente o que disfrutan sobre todo de títulos antiguos o poco exigentes.

Citando ejemplos concretos en League of Legends la HD 2500 es capaz de ofrecer una tasa media de 30 FPS estable en calidad media, sin sombras, y resolución de 1.366 x 768 píxeles, pero también puede con otros como Counter Strike Go en calidad media a la misma resolución, ofreciendo una tasa media de 35 FPS.

Con la HD 2000 podríamos jugar a juegos relativamente antiguos, como por ejemplo Left 4 Dead, en resoluciones bajas y calidad media, pero con la mayoría de juegos nuevos tendremos problemas incluso en 800 x 600 y todo en bajo.

Su equivalente en GPU dedicada vendría a ser una GeForce GT 410M- Radeon HD 7430M, aproximadamente. Por su parte la HD 2000 es mucho más lenta que la HD 2500 y se utiliza en CPUs móviles de gama baja, y su equivalente vendría a ser una GeForce GT 310M, aproximadamente.

9a22b7610f24ab5fe8d82501be6c9f0d

Gama Intel HD 3000

Utilizada en los procesadores Sandy Bridge y equipada con 12 unidades de ejecución, el doble que las HD 2000 y 2500, lo que sugiere que debería ser muy superior a ambas, pero lo cierto es que ofrece un rendimiento muy parecido a las HD 2500 que, como dijimos, se utilizan en procesadores Ivy Bridge de sobremesa.

Sí, por eso hemos decidido incluir estas IGP a pesar de que sólo se usan en CPUs de sobremesa, para que podamos ver hasta qué punto puede influir en su rendimiento el hecho de estar montada en un procesador para portátil o en uno para equipos de escritorio.

Esto quiere decir que por lo general una Intel HD 3000 de portátil rinde casi igual que una HD 2500 de escritorio, algo que se entiende por la mayor frecuencia de trabajo base de la segunda, aunque imaginamos que también por temas de optimización de drivers al ser la última más nueva.

Nada mejor para ilustrar lo expuesto que ejemplos. En Tomb Raider la HD 3000 consigue 26 FPS en bajo a 1.024 x 768, mientras que la HD 2500 queda en 20 FPS en las mismas condiciones. Con la primera sería jugable, pero con la segunda no.

Sin embargo en Counter Strike Go la HD 3000 consigue 38 FPS en calidad media a 1.366 x 768, mientras que la HD 2500 llega los 36 FPS en las mismas condiciones, lo que supone que la diferencia entre ambas es mínima y que depende, en definitiva, de cada juego en concreto.

Esto quiere decir que el equivalente de la HD 3000 en GPU dedicada vendría a ser prácticamente el mismo que en el caso de la HD 2500. En base a esto podemos concluir que con una HD 2500-HD 3000 podremos disfrutar sin problemas de juegos actuales resoluciones bajas y calidad baja o media, aunque en otros menos exigentes podremos incluso subir la calidad a niveles altos.

Estas generaciones, las HD 2000-3000, están limitadas a soporte de DirectX 10.1, mientras que las HD 2500 soportan DirecX 11.

Gama Intel HD 4000

La serie HD 4000 de Intel ha marcado otro avance importante dentro de su nueva gama HD y se encuentra presente en los nuevos procesadores Ivy Bridge y Haswell del gigante del chip.

Esta línea de chips gráficos soporta DirectX 11 y agrupa diferentes variantes, aunque debemos tener claro que dentro de una misma versión ofrece una mayor potencia la que se encuentra presente en Haswell. A continuación resumimos sus características básicas y rendimiento:

  • Intel HD 4000: utilizada en Ivy Bridge, cuenta con 16 unidades de ejecución. Es bastante más potente que las HD 2500 y HD 3000, lo que supone que con ella podremos jugar incluso algunos juegos actuales en calidad media y resolución de 1.366 x 768, como por ejemplo Tomb Raider, donde la media que consigue en dichos ajustes es de 25 FPS. En otros menos exigentes como Counter Strike Go podremos subir la resolución a 1080p y jugar en calidad media sin problemas. Su rendimiento se sitúa entre una GT 610 y una GT 620M.
  • Intel HD 4200, 4400 y 4600: se utilizan en Haswell, montan 20 unidades de ejecución. Marcan una pequeña evolución frente a las HD 4000 montadas en CPUs Ivy Bridge, especialmente visible en los modelos HD 4400 y 4600, ya que la HD 4200 viene a ser casi como una HD 4000. A nivel de rendimiento con una HD 4600 podemos, por ejemplo, conseguir una tasa de 35 FPS en Tomb Raider en calidad media y resolución de 1.366 x 768, mientras que en Counter Strike Go podremos jugar a 1080p en calidad alta con gran fluidez. El rendimiento de una HD 4600 equivale aproximadamente al de una GT 620M-GT 630M, o una Radeon HD 8650G.

4thgen-4

 Gama Intel HD 5000

Forman el tope de gama de GPUs integradas Intel y sólo podremos acceder a ellas comprando un procesador Haswell. Su rendimiento es por lo general muy bueno y son una gran opción para jugar, ya que también soportan DirectX 11.2.

Repetimos la estructura del apartado anterior, puesto que de nuevo nos encontramos con varios modelos diferentes:

  • Intel HD 5000: cuenta con 40 unidades de ejecución pero es un modelo extraño, ya que a pesar de lo que nos podrían hacer creer sus especificaciones ofrece un rendimiento que no sólo no supera a una HD 4600, sino que además es inferior en algunos juegos concretos. Con todo su rendimiento es, en general, muy parecido al de dicha IGP, así que no hay mucho que decir.
  • Intel HD Iris Pro 5200: una verdadera joya equipada con 40 unidades de ejecución y 128 MB de memoria eDRAM ultrarrápida, un planteamiento que resulta similar al que muestra la GPU de Xbox One. Su rendimiento es suficiente para mover juegos como Tomb Raider en alto a 1.366 x 768 manteniendo 36 FPS, mientras que Counter Strike Go no supone un reto a 1080p y calidad ultra, ya que mantiene los 50-60 FPS sin problema. Su equivalente viene a ser una posición intermedia entre la GT 740M y la GT 750M o Radeon R7 M265X.

Conclusiones

Hemos visto que con una IGP Intel se puede jugar, y lo cierto es que bastante bien, lo que hace posible que incluso con portátiles económicos y sin GPU dedicada podamos disfrutar de una experiencia aceptable en juegos.

Obviamente los modelos más limitados, como las HD 3000, no permitirán usar juegos DirectX 11, pero eso no nos impedirá disfrutar con ellas de juegos como Dead Space 3, GRID Autosport, DOTA 2, FIFA 14, Starcraft 2 o Guild Wars 2 sacrificando, eso sí, calidad gráfica y resolución.

Finalmente con las opciones más potentes, como las HD 4600 y superiores, conseguiremos el rendimiento de una GPU dedicada de gama baja y soporte de DirectX 11, lo que supone que podremos jugar bastantes juegos en 720p y calidad media, aunque en otros podremos subir la calidad o la resolución y llegar incluso a 1080p y calidad alta.

Sí, para jugar sigue siendo mejor una dedicada, sobre todo por la mayor uniformidad de rendimiento que siguen presentado al comparar diferentes juegos, algo que imaginamos tiene mucho que ver con los drivers, pero si nuestro presupuesto no da para más a partir de una HD 4000 tenemos juego para rato.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído