Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

7 razones por las que Nintendo Switch puede fallar

Publicado el
Nintendo Switch

Nintendo Switch lleva un mes en el mercado y los primeros datos de venta son positivos, especialmente si comparamos con la debilidad mostrada por Wii U en los últimos semestres y que -junto a la bajada de venta de consolas portátiles por el auge de los smartphones- ha llevado a Nintendo a “números rojos”, una situación desconocida en la gran factoría mundial del juego.

Nintendo Switch es distinta a cualquier otra consola. La firma japonesa ha arriesgado con un diseño híbrido que ofrece dos modos de juego diferenciados, sobremesa y portátil, a los que se puede cambiar sin parar de jugar mediante una transición optimizada. Una apuesta de diseño y enfoque innovadora pero no exenta de riesgo si se queda corta como consola de salón teniendo en cuenta la falta de potencia de la Wii U y que el juego portátil ya está controlado por la firma japonesa con las 3DS, líderes absolutas en ventas.

Lo mejor que se puede decir hasta ahora de la nueva consola es el comentario de minoristas como Gamestop: “Nintendo está de vuelta”. Ciertamente así es, aunque aun es pronto para cantar victoria y quedan muchas preguntas sin respuesta.

Frente a su enfoque innovador y sus indudables virtudes, Nintendo Switch tiene también carencias importantes que pueden impedir la recuperación de la gran N en el mercado de consolas de sobremesa. Los chicos de makeuseof han señalado algunos de ellos. Los señalamos y completamos con otros de cosecha propia que están en la mente de los jugones:

Pocos juegos – Potencia – Triple A

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es el título estrella en el lanzamiento de la consola. El juego acumula muy buenas puntuaciones por analistas y jugadores pero no hay mucho más allá del nuevo Zelda. Nintendo dice que hay muchos títulos en desarrollo pero el catálogo de juegos en el lanzamiento es ínfimo y para muchos jugadores, clave en la compra de la consola.

Tampoco vemos (al menos por el momento) grandes juegos de terceros para la consola. El desastre de Wii U ya ha demostrado que Nintendo no puede vivir toda la vida de Marios, Zeldas o Pokemons y necesita el concurso de las grandes estudios si quiere competir en el salón con Sony y Microsoft. Todavía no sabemos si la potencia de la Switch (inferior a Xbox One y PS4) como consola de sobremesa dará para ello. Y viendo la PS4 pro y lo que viene detrás con Xbox Scorpio, la consola de Nintendo, la más débil en este apartado, puede repetir las carencias de Wii U.

Zelda Breath Of The Wild logra una buena tasa de FPS en Cemu

Sin retrocompatibilidad

Tanto la Wii U como la Wii ofrecieron compatibilidad con el catálogo de juegos de las consolas inmediatamente anteriores. Nintendo Switch no ofrece nada de esto y la compañía ha ha advertido que no hay planes para introducir esta característica.

Una carencia teniendo en cuenta la falta de juegos en el lanzamiento del que hemos hablado en el punto anterior.

Capacidad de almacenamiento – Partidas guardadas

Los 32 Gbytes de capacidad de almacenamiento de la consola son muy, muy escasos. Los juegos de la Switch se distribuyen en cartuchos que no necesitan instalación pero aun así, porque la naturaleza portátil de la consola significa que los usuarios tenderán hacia las descargas digitales que no podrán almacenar en la memoria interna.

Nintendo ahorra costes pero no los traslada al cliente, porque éste necesitará adquirir una tarjeta de memoria microSD para compensar las carencias de hardware. Y las grandes en capacidad y rendimiento no son económicas.

Otra de las limitaciones de la consola es que no puede transferir partidas guardadas a otra consola, ni siquiera salvarlas en la tarjeta microSD o en un servicio de almacenamiento en nube. Una limitación sorprendente en el mundo actual, teniendo en cuenta que la Wii U permite guardar archivos a un dispositivo USB y la misma 3DS tiene un sistema para transferir partidas guardadas a otras consolas.

Problemas con los Joy-Con

Los mandos Joy-Con son una de las características más distintivas de la consola. Como sabes, pueden ser utilizados de varias maneras, insertados en el tablet, incorporados a un armazón para controles Joy-Con que los convierte en un mando de estilo tradicional o utilizándolos por separado como pequeños gamepads.

El problema son los fallos de conectividad, interferencias y pérdidas de conexión que Nintendo parece estar solucionando con una pequeña pieza de gomaespuma que reduce el impacto de las interferencias que provienen de fuentes externas. No se conoce el número de unidades afectadas.

Los Joy-Con de Nintendo Switch funcionan en Windows, Mac o Android

No hace nada sin juegos

A la falta de títulos en el lanzamiento y la no retrocompatibilidad con anteriores juegos, Switch une otra cuestión que ha sido muy criticada por algunos usuarios: no hace nada sin juegos, no incluye un simple navegador de Internet, ni hay aplicaciones de streaming de medios.

En una época en que aplicaciones como Netflix o YouTube vienen pre-instalados en los televisores inteligentes es raro que la nueva consola no los soporte. Y más sorprendente cuando Wii U sí lo hacia. Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo America, tuvo que salir a saltar a la palestra para anunciar que ofrecerían Netflix, Hulu y Amazon Video en el catálogo de aplicaciones. Tarde.

¿Está terminada la Switch? Haciendo de betatester

Además de los problemas de conectividad de los Joy-Con, se han reportado otros fallos “de juventud” en la consola que suponemos serán resueltos en próximas ediciones, si bien los primeros compradores tendrán que hacer de betatesters.

Uno de los más molestos ha sido el de los píxeles muertos, un tema que Nintendo solventó rápido al no considerarlo como un problema técnico, sino como algo “normal” en pantallas LCD. Otro problema importante ha sido el de los arañazos que podemos provocar a la portátil al introducirla en el dock. También otros prblemas de “doblado” de la consola al funcionar mucho tiempo como sobremesa. Se ha cuestionado el control de calidad que ha llevado a cabo Nintendo antes de lanzar su consola de nueva generación al mercado.

Precios

La consola cuesta en Europa 329 euros a los que hay que añadir otros 60 euros que cuesta The Legend of Zelda: Breath of the Wild, porque no es entendible la compra de la Switch y no jugar en ella nuevo Zelda. Con ello, Nintendo Switch es más cara que sus competidores directos, PS4 Slim y Xbox One S, que pueden encontrarse (con juegos) en oferta a un precio más económico.

Los accesorios también son caros. Desde el soporte de carga para los Joy-Con o los mismos controladores si quieres reponerlos. El mando “pro” tradicional también cuesta lo suyo, mientras que las tarjetas de memoria microSD “oficiales” para la consola cuestan el doble que las de terceros fabricantes.

Conclusiones

Ninguna consola es perfecta y a todas les podríamos sacar carencias y puntos a mejorar. Nos gusta el enfoque innovador y arriesgado de Nintendo Switch, pero también tiene sus compromisos como hemos visto. Lo bueno es que muchos de ellos son solucionables, aunque tendremos que esperar a revisiones de la consola que a buen seguro Nintendo comercializará y al imprescindible aumento del catálogo de juegos.

En cuanto al factor crítico del precio, dependerá de las ventas, pero es bastante probable que en poco tiempo la compañía tenga que ofrecer “ofertas” por la consola, como sucede con todas las demás. Ya se ven en el mercado de segunda mano Switch a 250 euros.

De momento se está vendiendo bien, pero los compradores son mayoritariamente fans de Nintendo. Más allá de ellos, ¿Hasta dónde llegarán las ventas? ¿Podrá repetir el éxito de Wii? ¿Recuperará Nintendo a los grandes estudios? ¿Convencerá a los grandes jugones más allá de sus propios fans? ¿Vencerá a PS4 en la actual generación de consolas? Es tu turno.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído