Análisis del Core i5 8400, seis núcleos y alto IPC por menos de 200 euros

Análisis del Core i5 8400, seis núcleos y alto IPC por menos de 200 euros
14 de octubre, 2017

El Core i5 8400 ha sido una de las novedades más importantes que ha presentado Intel con el lanzamiento de su nueva generación de procesadores de alto rendimiento para escritorio, sobre todo por el buen valor calidad-precio que ofrece.

Hasta la llegada de los procesadores Coffee Lake la única forma de conseguir una CPU Intel con seis núcleos físicos era tirar de la plataforma HEDT del gigante del chip, donde podíamos encontrar el Core i7 6800K con un precio aproximado de 400 euros (en su lanzamiento).

El Core i5 8400 ofrece seis núcleos y un alto IPC por 199 euros, un precio muy razonable que ha llamado la atención de aquellos usuarios que utilizan el PC para jugar y para trabajar y que quieren construir un equipo “a prueba de futuro”, es decir capaz de mantener el tipo cuando se produzca una auténtica transición y se supere la tendencia actual que limita la optimización a los cuatro núcleos (al menos en aplicaciones de consumo general y juegos).

Los chicos de Hardware Unboxed han publicado un análisis en vídeo del Core i5 8400 realizan una completa prueba de rendimiento y consumo, enfrentándolo a otros procesadores del mercado.

Esta CPU de seis núcleos funciona a 2,8 GHz de frecuencia base pero tiene un modo turbo máximo de 4 GHz (un núcleo activo), lo que le permite ajustar las frecuencias y el conteo de núcleos activos en función de cada carga de trabajo.

En las pruebas profesionales y de rendimiento sintético queda por debajo del Ryzen 5 1600 de AMD, un procesador que tiene seis núcleos y doce hilos y que funciona a 3,2 GHz de frecuencia base. En juegos por contra la balanza se inclina a favor del Core i5 8400 salvo en casos concretos como Civilization VI.

A nivel de consumo el Core i5 8400 es un poco más tragón que el Ryzen 5 1600 a pesar de trabajar a menos frecuencia y de estar limitado a seis hilos.

Es evidente que el Core i5 8400 tiene una buena relación calidad-precio, pero no debemos olvidarnos de que el Ryzen 5 1600 soporta overclock y que es posible llevarlo hasta los 3,8 GHz-4 GHz sin ningún problema. Si a esto unimos sus doce hilos la conclusión es clara; el modelo de AMD ofrece un valor superior.

  • Share This