Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Análisis de la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9

Publicado el
GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9

La placa base GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 se presenta como uno de los modelos más completos y mejor construidos que hemos visto hasta el momento. Su presencia resulta imponente y su calidad se deja notar desde el principio.

Esta placa cuenta con el chipset X299 de Intel y utiliza el socket LGA2066, lo que quiere decir que está pensada para ser utilizada con los procesadores Core Extreme serie 7000 del gigante del chip. Es una gama bastante amplia que como sabrán nuestros lectores habituales incluye CPUs que van desde los seis núcleos y doce hilos hasta los 18 núcleos y 36 hilos.

La plataforma en general representa una inversión importante, así que cuidar la elección de la placa base es fundamental si no queremos llevarnos sorpresas desagradables.

Gracias a GIGABYTE hemos tenido la oportunidad de probar la X299 AORUS GAMING 9 y en este artículo os contaremos nuestra experiencia siguiendo el esquema habitual. Esperamos que os guste y sobre todo que os sea útil.

GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9, primer vistazo

Esta placa base es un modelo tope de gama, es decir es de lo mejor que podemos encontrar actualmente en el catálogo de GIGABYTE. Como anticipamos al inicio del artículo esto se deja notar en muchos aspectos de la placa, aunque destacan especialmente los sistemas de disipación ubicados en la zona del chipset y del VRAM, el refuerzo metálico de las ranuras PCIE y la placa metálica de la parte trasera que refuerza el PCB y aporta una solidez estructural importante.

Sí, la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 tiene una calidad y unos acabados que marcan una diferencia clara y que la colocan directamente en lo más alto, pero sus prestaciones no se quedan atrás.

Antes de entrar a repasar sus claves más importantes os recordamos que es compatible con los procesadores Skylake-X (de seis a dieciocho núcleos) y Kaby Lake-X (cuatro núcleos), aunque los segundos están limitados por el IMC (controlador de memoria integrado) a configuraciones de memoria en doble canal.

Por si os perdéis a la hora de interpretar los distintos elementos de la placa os recordamos que en la mitad superior tenemos el socket LGA2066 donde va el procesador, que está flanqueado por ocho ranuras para memoria RAM DDR4. En la parte izquierda tenemos la zona del VRM y en la mitad inferior encontramos los puertos PCIE el chipset justo a la derecha.

  • Chipset X299 de Intel, soporta overclock y procesadores Core Extreme serie 7000.
  • Construcción UltraDurable de alta calidad con placa metálica en la parte trasera para mejorar la solidez del PCB, ranuras PCIE, M.2 y slots de memoria RAM reforzados y protegidos con el sistema de revestimiento metálico “Dual Armor”.
  • Sistema de alimentación de doce fases mejorado (al nivel de los que se utilizan en servidores).
  • Condensadores japoneses de alta calidad.
  • Tres ranuras PCIE que permiten montar hasta tres tarjetas gráficas NVIDIA o AMD (máximo x16/x16/x8).
  • Ocho ranuras para montar módulos de memoria DDR4 en cuádruple canal, con un máximo de 128 GB y velocidades de hasta 4.400 MHz.
  • Sistema de sonido Realtek ALC1220 7.1 de alta calidad compatible con Sound BlasterX 720.
  • Soluciones de red Intel GbE LAN y Rivet Networks Killer E2500 LAN.
  • WiFi AC integrado Killer 2×2 802.11ac.
  • Soporte de SSDs de alto rendimiento bajo interfaz PCI-E NVMe.
  • Soporte de unidades Intel Optane.
  • Protección contra subidas de tensión y contra la formación de azufre.
  • Sistema de iluminación LED RGB totalmente personalizable.
  • Luces LED que actúan como dianóstico rápido en caso de errores o de problemas de temperatura.
  • Completo ecosistema de software dedicado y oficial de GIGABYTE para sacar el máximo partido a la placa.
  • Soporte de Q-Flash Plus con conector dedicado y BIOS Dual.
  • Factor de forma ATX.

Equipo de pruebas y overclock

Como anticipamos la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 es una placa base de gama alta muy completa, bien terminada y llena de posibilidades.

Antes de entrar en detalles vamos a ver la configuración del equipo que hemos utilizado en nuestras pruebas:

  • Procesador Core i9 7900X con diez núcleos y veinte hilos a 3,3 GHz-4 GHz, modo normal y turbo (con todos los núcleos activos).
  • 32 GB de RAM G.Skill Trident Z RGB DDR4 3200 PC4-25600 en cuádruple canal (4 x 8 GB) con latencias CL16.
  • Placa base GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 con BIOS F6.
  • Sistema de disipación CORSAIR Hydro Series H110i.
  • Fuente de alimentación Corsair RM1000X 1.000 vatios 80 Plus Gold.
  • Tarjeta gráfica GTX 1080 Founders Edition con 8 GB de GDDR5X a frecuencias de referencia (1.607-1.733 MHz).
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Todos los controladores actualizados a la última versión disponible.

La interfaz de la BIOS que utiliza GIGABYTE en sus placas base es muy sencilla y está pensada para hacer que el overclock sea un “paseo” incluso para los usuarios con menos experiencia. No tuvimos problema para utilizar la memoria RAM a 3.200 MHz; en todo momento la estabilidad fue plena.

Con el kit de refrigeración líquida CORSAIR Hydro Series H110i tenemos un aliado importante a la hora de overlcockear el procesador y sin duda se ha dejado notar. Hemos podido mantener 4,6 GHz de forma estable con un VCore de 1,2v.

A esa frecuencia pudimos mantener el Core i9 7900X en temperaturas medias de 77 grados, un nivel aceptable que nos deja suficiente margen para evitar problemas de “thermal throttling” en la mayoría de los casos, aunque a plena carga hemos registrado picos que han superado los 80 grados. Esto no nos sorprende, ya que los Core Extreme serie 7000 ofrecen una enorme potencia pero también alcanzan temperaturas elevadas incluso con soluciones de refrigeración de calidad.

Mención especial merece el VRM de la placa, que aguantó sin problemas y registró temperaturas medias de 48 grados.

Conclusiones

La GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 impresiona a simple vista, pero lo mejor es que cumple con las expectativas.

A nivel de calidad de construcción roza la perfección, cuenta con uno de los mejores sistemas de iluminación LED RGB que hemos visto, ofrece una gran variedad de conectores y de ranuras de expansión y sus componentes son de primer nivel.

Sin duda es una de las mejores placas base del mercado para acompañar a un procesador Core i9 de Intel. Su VRM está preparado para trabajar con altos niveles de overclock, pero necesitaréis un sistema de disipación potente si queréis mantener las temperaturas del procesador bajo control.

El precio de la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 es de unos 500 euros, una cifra elevada pero acorde al nivel de prestaciones que ofrece y al segmento en el que se ubica.

Nos ha gustado

  • Calidad de construcción sobresaliente.
  • Estabilidad total y buenas temperaturas en el VRM.
  • Preparada para overclock con procesadores Core i9.
  • Diseño e iluminación LED RGB muy cuidados.
  • Alto nivel de prestaciones.

No nos ha gustado

  • La interfaz de la BIOS es fácil de utilizar pero mejorable.
  • Es una placa base de primera, pero su precio es muy elevado.

Apple Watch Series 3, análisis

Notas finales

9Nota

Calidad de construcción10

Diseño y acabados9

Rendimiento y estabilidad10

Overclock9

Calidad-precio7

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído