Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Computación en la nube, ¿realmente la necesito? Derribando mitos

Publicado el

La computación en la nube ha llegado para quedarse, y de hecho se ha convertido en una valiosa herramienta para muchas empresas que han dejado a un lado su temor inicial y se han lanzado a disfrutar de los beneficios que ofrece.

Por desgracia los casos reales de éxito que ha posibilitado la nube siguen viéndose enturbiados por algunos falsos mitos que corren a sus anchas por Internet. El desconocimiento es un mal que puede resultar muy perjudicial, y por ello en este artículo derribaremos algunos de estos mitos.

  1. La nube no es segura: falso, de hecho la computación en la nube resulta incluso más segura que ciertos medios de almacenamiento poco ortodoxos o descuidados que todavía hoy emplean algunas empresas. Además, los prestadores de este tipo de servicios cumplen con todas las normativas vigentes.
  2. El almacenamiento en la nube no ofrece un gran nivel funcional: otro error que resulta totalmente falso, ya que de hecho la computación en la nube ofrece una gran independencia de las soluciones de almacenamiento convencionales que utilice una empresa, de forma que aunque las mismas llegarán a fallar podríamos seguir trabajando y mantener un ritmo normal gracias a los datos almacenados en la nube.
  3. Representa un coste muy elevado: de nuevo otro gran error y precisamente uno de los más recurrentes. Vamos a pensar por un segundo en los costes que conlleva una solución convencional de almacenamiento para empresas, sus mantenimientos y los posibles costes de reparación y mantenimiento, ¿no son tan bajos como pensábamos verdad? Bien, pues dentro de la computación en la nube encontramos servicios muy asequibles que garantizan una seguridad total, como por ejemplo los que ofrece 1&1, cuyo coste base es de apenas 4,99 euros al mes.
  4. Son servicios de baja calidad: de nuevo otro mito muy común. Las soluciones y servicios de almacenamiento en la nube están gestionados por profesionales y son, normalmente, adaptables en todo momento a las necesidades de nuestra empresa, de forma que siempre disfrutaremos de un servicio cloud de calidad y ajustado a nuestras necesidades, por muy cambiantes que sean.
  5. Si fallan los servicios del proveedor podemos perder los datos: un miedo bastante frecuente que incluso llega a desanimar a más de uno antes de apostar por la computación en la nube, pero totalmente infundado. Los proveedores de primer nivel integran medidas que garantizan la seguridad e integridad de nuestros datos en todo momento, así que como decimos sólo es otro mito sin sentido.

Tras derribar estos cinco grandes mitos podemos explicar las ventajas que ofrece la computación en la nube, pero es un tema tan manido que preferimos ilustrarlo con un ejemplo para que resulte más práctico y fácil de entender.

Vamos a imaginar una empresa de tamaño medio que vende y compra productos por Internet. Dicha empresa tendrá una gran cantidad de datos que gestionar y cuidar, como por ejemplo informes de clientes y proveedores, cifras de compras y ventas, resultados y contabilidad general, productos y reposición de stocks y quizá incluso encuestas con opiniones y valoraciones de clientes, pero esto sólo es un planteamiento básico, es posible que tenga mucha más información que almacenar y proteger.

Pues bien, si esta empresa opta por contratar un servicio de computación en la nube con una compañía de primer nivel, como por ejemplo 1&1, tendrá en primer lugar la seguridad de que todos sus datos e información estarán plenamente protegidos, ya que dicha firma utiliza unidades de almacenamiento redundantes.

En segundo lugar podrá disponer de una amplia oferta que se ajustará en todo momento a sus necesidades presentes y futuras y que, como dijimos, parte de un precio base de 4,99 euros al mes.

Finalmente contará con la posibilidad de acceder en cualquier momento a sus datos e información, y desde cualquier lugar del mundo, lo que no sólo permite mantener un elevado flujo de trabajo incluso ante averías de unidades de almacenamiento convencionales, sino que además facilita la movilidad en la empresa.

Sí, la nube puede hacer mucho por las empresas, tanto pequeñas y medianas como de gran tamaño, y como hemos podido ver en este pequeño artículo lo mejor es que la misma no sólo es segura, sino que también es flexible.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído