Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Adolescentes y smartphones: los padres no son los únicos preocupados

Publicado el
Adolescentes y smartphones: los padres no son los únicos preocupados 30

Los smartphones han marcado una auténtica revolución en el sector tecnológico. Su llegada y su evolución los ha convertido en soluciones todoterreno que podemos utilizar para casi cualquier cosa: buscar algo en Google, navegar por nuestras webs favoritas, visualizar contenidos multimedia, jugar, hacer fotos y hasta grabar vídeo en alta resolución.

Hace poco más de una década no nos habríamos atrevido a imaginar el punto al que hemos llegado, pero no todo ha sido positivo. La adicción a los smartphones se ha convertido en un problema real que se ha ido agravando con el paso de los años y que afecta especialmente a los usuarios más jóvenes.

Los padres están cada vez más preocupados por la adicción de sus hijos al smartphone, pero los propios adolescentes también son conscientes del problema. Así lo revela un estudio publicado por el Pew Research Center, que confirma que el 54 por ciento de los adolescentes de entre 13 y 17 años que participaron están preocupados porque creen que pasan demasiado tiempo «enganchados» al smartphone. En el caso de los padres un 66% ha mostrado preocupación por este tema.

Como vemos las cifras entre padres e hijos no difieren demasiado, algo positivo ya que confirma que existe una conciencia común ante un problema que en algunos casos ha llegado a tener consecuencias muy graves. No hablamos por hablar, tenemos constancia de estudios realizados con usuarios de diferentes edades que han llegado a decir que se sienten inseguros si salen de casa sin su smartphone, y también de otros que no pueden estar sin mirar la pantalla de su terminal cada pocos minutos, incluso aunque no tengan ninguna llamada ni notificaciones pendientes.

El estudio del Pew Research Center ha revelado también que un 52% de los adolescentes estadounidenses toma medidas para reducir el uso de su smartphone. Los padres también adoptan medidas para proteger a sus hijos estableciendo ciertas restricciones, aunque ellos tampoco están exentos de responsabilidad: tienen tendencia a abusar del smartphone y según sus los adolescentes no siempre pueden mantener conversaciones con ellos porque sus padres se distraen utilizando sus smartphones.

Adolescentes y smartphones: los padres no son los únicos preocupados 32

Un problema difícil de resolver

El smartphone se ha convertido en todo un icono social. En él podemos centralizar casi todos los aspectos de nuestra vida diaria, y ello nos ha generado una dependencia mayor de la que imaginamos.

Con este panorama no es extraño que incluso los adolescentes estén concienciados y que quieran reducir su dependencia del smartphone, una realidad que también han sabido ver empresas como Google, Facebook y Apple, que han abordado iniciativas para ayudar a sus usuarios a administrar mejor el tiempo que pasan pegados a una pantalla.

En este sentido merece la pena destacar que tanto iOS 12 como Android Pie vendrán con herramientas dedicadas a monitorizar el tiempo que pasamos utilizando el smartphone y diversas aplicaciones. También nos permitirán establecer «limitaciones» con avisos para «animarnos» a parar, aunque éstos tendrán un papel meramente informativo ya que no establecerán ningún tipo de bloqueo.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

4 comentarios
  • Rodolfus

    Muchas quejas pero poca iniciativa, en general, para enfrentar el problema. De hecho, muchos adultos dan muy mal ejemplo con esto, estando igual o en peores condiciones que los adolescentes, perpetrando las malas costumbres entre los jóvenes.

    Ya es ver salir a alguien del water con el móvil en la mano, después de limpiarse el culo, pffffff…..

    En fin, esto es imparable, no hay vuelta atrás.

    Sería más facil conseguir que salgan muñecos que representen a peatones con un puto móvil en la mano en las señales luminosas. Ya no se discriminan a las mujeres con falda, pero nadie piensa en los que cruzan los pasos de cebra sin mirar a otro lado que a la puta pantallita. Merecen ser reconocidos en esta sociedad, de una vez por todas, como algo más que un trozo de carne para atropellar.

    Ahí va mi opinión de mierda, un saludo.

  • Virtualbox Vbox

    No te llamo loco, de hecho ahí llevas tu voto positivo. Tienes toda la razón. A mi tampoco me gusta mucho salir de casa con el móvil, de hecho casi nunca lo hago. Solo cuando voy de ruta en bici, por si pasa algo y para mirar el satélite por si me pierdo en algún camino. Punto.

    Y no, ni tengo twitter, ni instagram, ni facebook ni las cuatro estupideces esas.

    No hay nada que me guste menos que, cuando estoy de viaje, llegue a cualquier lugar y solo se vea gente echándose el put* selfie. Ni siquiera miran aquello que visitan, solo importa la foto. Deprimente.

  • Leonmafioso

    Una ostia a tiempo quita mucha tontera.

  • Leonmafioso

    Yo no tengo celular y me parece que es de oligofrénicos volverse adicto a ellos. Cuando tenía el Samsung S-II lo usaba para sms y una que otra llamada.

Lo más leído