Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Zen 2 ofrecerá un 13% más de rendimiento que Zen+

Publicado

el

La arquitectura Zen 2 será la próxima gran apuesta de AMD para el sector de los procesadores, tanto de consumo general como para HEDT y equipos profesionales. Está confirmado que dará el salto al proceso de fabricación de 7 nm, una evolución importante frente al proceso de 12 nm que utiliza la arquitectura Zen+, pero ésta no será la única novedad de interés.

Según las últimas informaciones la arquitectura Zen 2 ofrecerá un 13% más de rendimiento que Zen+. Esa diferencia de rendimiento se entiende en términos de IPC, lo que significa que hablamos en referencia a dos procesadores que tengan el mismo número de núcleos y la misma frecuencia de reloj. Por si hay dudas nada mejor que un ejemplo para entenderlo a la perfección: un Ryzen 5 3600 (Zen 2) con seis núcleos y doce hilos a 3,2 GHz ofrecería un 13% más de rendimiento que un Ryzen 5 2600 con el mismo número de núcleos e hilos y la misma frecuencia de trabajo.

Estos datos de rendimiento se han producido utilizando aplicaciones científicas, lo que significa que en juegos los resultados podrían variar ya sea para bien (mayor rendimiento) o para mal (menor rendimiento).

El salto al proceso de fabricación de 7 nm debería permitir una reducción del consumo y un mayor conteo de transistores, un cuadro que nos pinta un escenario perfecto para que AMD aproveche para subir las velocidades de trabajo de estos nuevos procesadores, lo que podría contribuir a incrementar la diferencia de rendimiento frente a los diferentes modelos que forman la generación actual.

¿Y cómo va a conseguir el aumento de IPC? Pues simple, a través de mejoras a nivel de arquitectura. Con Zen+ la mejora de IPC frente a Zen ha sido más discreta, un 5% en el mejor de los casos, pero los caminos a seguir son los mismos:

  • Mejoras en el sistema de comunicación de las unidades CCX (Infinity Fabric).
  • Reducción de las latencias de las memorias caché del procesador.
  • Soporte mejorado de memoria RAM de alta velocidad para reducir la latencia.

Los que nos leéis a diario ya sabéis que la arquitectura Zen y todas sus variantes se organizan en torno a una estructura de unidades CCX que contienen una determinada cantidad de núcleos, y que se agrupan en determinadas cantidades para formar configuraciones de hasta 32 núcleos y 64 hilos (cuatro unidades CCX de ocho núcleos cada una). Todas esas unidades se comunican a través del sistema Infinity Fabric y tienen sus propios bloques de memoria caché, lo que explica la importancia de ambos elementos en su rendimiento.

Os recordamos que Zen 2 no llegará al mercado hasta el primer o segundo trimestre de 2019, aunque puede que AMD lleve a cabo una presentación limitada al sector profesional antes de terminar este año. Salvo sorpresa debería encuadrarse bajo la denominación Ryzen serie 3000, y mantener la compatibilidad con las placas base AM4 serie 300 y 400.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído