Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Samsung patenta el smartphone definitivo para gaming: pantalla flexible y botones dedicados

Publicado el

Una patente de Samsung Display ha confirmado que la compañía surcoreana está considerando la posibilidad de desarrollar un smartphone para gaming, y que apuestan por un concepto que puede ser totalmente revolucionario.

Hoy por hoy pensar en un smartphone para gaming nos trae a la mente el clásico diseño con iluminación LED y espacios reservados para el uso de controles físicos extraíbles. La patente de Samsung Display va mucho más allá, ya que muestra un smartphone para gaming que vendría con una pantalla flexible y contaría con una sección de botones dedicados que se podría esconder fácilmente.

Las imágenes adjuntas explican a la perfección todas las claves de este diseño. El sistema de control con botones físicos iría ubicado en una zona de la pantalla flexible que se podría plegar o extender. Cuando se pliega los botones aparecen, y cuando se extiende tenemos un aumento del tamaño de la pantalla. Esto hace que el dispositivo sea más versátil y que pueda ofrecer una buena experiencia de uso tanto reproduciendo contenidos multimedia como ejecutando juegos.

Esta patente ha sido publicada por al USPTO con fecha del 29 de enero de 2019, es decir, justo ayer, y recogida por LetsGoDigital, así que es un concepto nuevo, ¿pero es viable? Es una buena pregunta, y complicada además. Es cierto que los smartphones flexibles están debutando este año en el mercado de consumo general, pero debemos recordar que llevan varios años en desarrollo.

Lo que ha frenado su llegada no ha sido el hecho de que gigantes como Samsung no cuenten con la tecnología necesaria para darles forma, sino el coste de producir este tipo de terminales. Con esto en mente creo que el gigante surcoreano podría desarrollar un smartphone para gaming de este tipo, pero creo que no sería viable a nivel de costes.

Dicho de otra forma, este concepto sería perfectamente viable a nivel técnico pero no económico, ya que sería muy costoso de producir y esto se acabaría traduciendo en un elevado precio de venta, lo que lo alejaría del consumidor medio. Obviamente esto nos deja otra conclusión, y es que el concepto que vemos en las imágenes podría acabar materializándose dentro de unos años, siempre que los costes queden en un nivel más razonable.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído