Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Observer, análisis: ¿Qué harías si hackearan tus miedos?

Publicado el
Observer Análisis Nintendo Switch

Desde Terminator hasta la recientemente estrenada Alita, durante años hemos sido cautivados por toda esta estética futurista en la que hombre y máquina conviven y se fusionan. Pero más allá del cine, este género también cuenta con una fuerte presencia en los videojuegos, que más allá del esperado Cyberpunk 2077, nos deleita con novelas interactivas como Observer.

Estrenado originalmente en PC hace un par de años, finalmente esta distopía cibernético-futurista vuelve para que podamos disfrutarla en cualquier lugar gracias al estreno de su adaptación en la consola híbrida portátil de Nintendo.

Cuando la tecnología y los avances cibernéticos se convierten en algo común, no tardan en surgir preguntas sobre cuánto tardaran en llegar a tener un control absoluto sobre la sociedad, o de si llegaran estas mejoras a provocar un futuro apocalíptico. Preguntas y miedos con los que experimentaremos en este juego.

Desarrollado en la capital polaca de Cracovia, en el año 2084, nos meteremos bajo la piel de Daniel Lazarsky, un detective neuronal de un cuerpo de élite conocido como «Observer», que opera bajo las órdenes de la corporación Chiron, al mando de esta sociedad.

Nada más empezar, de camino a nuestro primer escenario del crimen, recibiremos una llamada de nuestro hijo desaparecido, lo que nos llevará a visitar el lugar desde donde se realizo dicha llamada, un bloque de edificios de un barrio de clase C, la clase más baja de esta ciudad, y casualmente, el mismo lugar del crimen al que ya nos dirigíamos.

De esta manera Observer se desarrolla como una aventura clásica, con una mecánica básica «Point & Click» en la que tan sólo tendremos que usar el ratón para realizar cualquier acción.

Observer Análisis Nintendo Switch

Así pues, investigaremos numerosos escenarios utilizando los diversos implantes que el protagonista posee en su cuerpo, y que nos permitirán introducirnos en las mentes de las victimas para ir recabando las pistas necesarias para proseguir en nuestra aventura, desvelando no sólo los incidentes alrededor de la desaparición de nuestro hijo, si no misterios aun mayores.

Siendo un detective con implantes cibernéticos la manera de investigar no es lo que llamaríamos tradicional, ya que para proseguir con nuestras pesquisas deberemos hacer uso de la visión electromagnética, biológica y nocturna. Al activar estas habilidades se resaltaran todos los elementos con los que deberemos interactuar para avanzar en la historia.

Los numerosos interrogatorios y conversaciones son también una parte esencial ya que las respuestas de los testigos nos proporcionaran más pistas imprescindibles. Puede parecer que en estas actuaciones tenemos libertad de decisión porque nos darán varias opciones de dialogo, pero todas llevan a una única respuesta necesaria en cada caso.

Sin embargo, aunque el desarrollo de las múltiples investigaciones puedan llegar a resultar demasiado sencillas y lineales, no nos privarán de una sensación de satisfacción según vayamos uniendo las pistas y formando nuestra propia versión.

Dicho esto, el título sigue presentando una jugabilidad excesivamente fácil, echando de menos alguna escena de acción real o algún tipo de puzle que suponga un reto intelectual real.

Y es que no nos encontramos con ningún gran enemigo a batir, quedándose la única interacción con los enemigos a modo del infantil juego del gato y el ratón, a modo de escenas de «sigilo» en las que debemos avanzar tratando de no ser vistos por los personajes que patullan ciertas zonas.

Observer Análisis Nintendo Switch

Algo que se compensa con creces gracias a la ambientación, los gráficos y la música del juego, sin duda el apartado más fuerte de Observer. Pese a que nos deja con las ganas de conocer más de esta Cracovia futurista, ya que la mayor parte de la historia transcurre en el mismo bloque de edificios en el que comenzamos, la atmósfera tensa y lúgubre te mantiene dentro del juego en todo momento.

A medida que vamos avanzando los ruidos de aparatos tecnológicos nos dejan una sensación de tensión y peligro que no nos quitamos. Y es que la música, sin llegar a destacar excesivamente, colabora de manera brillante ayudando a zambullirnos en esta atmósfera oscura.

Movido bajo un potente motor gráfico Unreal Engine 4, sin embargo, al comparar este port para Nintendo Switch con las versiones anteriormente publicadas, no cuesta percibir un downgrade en la calidad, con incluso algunas pequeñas escenas en las que el juego parece experimentar picos de bajadas en los FPS (muy pocas y ligeras, pero igualmente presentes).

Con los textos y la interfaz completamente traducidos al castellano, contaremos con una única opción de doblaje en inglés. Pero esto no será para nada negativo. Y es que la voz de nuestro protagonista merece una mención especial, concretamente para los fans de la temática cyberpunk, ya que se trata de Rutger Hauer, actor conocido por su papel en la versión original de Blade Runner de 1982, quien daba vida al replicante Roy Batty.

Así pues, si tenéis 19 GB de espacio en vuestra consola, y si os gustan las aventuras gráficas o las distopías futuristas, os recomendamos que le deis una oportunidad a Observer.

Por último, mencionar que aunque este análisis se centra en la recientemente estrenada adaptación para Nintendo Switch, podemos encontrar el juego disponible también para PS4 y Xbox One, así como para PC a través de Steam, compatible para equipos Windows, Mac y Linux, bajo un precio que ronda entre los 27,99 y 29,99 euros dependiendo de la plataforma.

>OBSERVER_
7.5 NOTA
NOS GUSTA
Motor gráfico Unreal Engine 4.
Potente historia y narrativa.
Distópica Cyberpunk.
A MEJORAR
Demasiado sencillo y sin retos.
Muy corta duración.
Gran escenografía poco aprovechada.
RESUMEN
Si te gustan las historias bien narradas, los futuros oscuros, y poder moverte sin tener que enfrentarte a enemigos manteniendo un toque de adrenalina y tensión, este es tu juego. Observer nos da lo necesario para vivir una aventura sobrecogedora llena de detalles, aunque a veces muy lineal, que nos deja con ganas de saber más sobre esta sociedad futurista al borde del desastre global.
Gráficos y sonido9
Jugabilidad6.5
Duración6.5
Originalidad8

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

4 comentarios
  • Goo Ball

    Yo lo tengo y el juego se puede describir de forma sencilla como:

    Simulador de paseos (con algún momento interactivo puntual) de muy corta duración (13 horas para terminarlo siendo que me pegué buenos paseos para ver «qué había por ahí») en un escenario ciberpunk bonito.

    Si queréis un juego de verdad, esto no es lo que buscáis.

  • Eduardo Medina

    Creo que este juego es de los mismos que hicieron Layers of Fear, un juego que la verdad es muy poco y lo salva su excelente ambientación. A mi me gustó, pero es una experiencia olvidable y para mí inferior al Amnesia: Dark Descent y no hablemos ya del primer Outlast.

    Lo tengo en deseados en Steam ya que está nativo para Linux, pero tras la experiencia sin profundidad de Layers of Fear me da que se va a quedar en la nevera durante muchos años.

  • DOS87

    Este y el de SOMA, dos juegos de ciencia ficción con una trama que me fascinó.

  • Edu Malo

    Coincido contigo en que la acción del juego se puede considerar totalmente inexistente, pero eso no quita para disfrutar de la historia. Tienes que tener en cuenta que es una aventura gráfica a las de la antigua usanza.

    De todas formas coincido contigo en que la trama se pueda hacer algo corta, pero el juego cuenta con bastante lore adicional. Si le dedicas un tiempo adicional a intentar buscar e interactuar con todos los elementos y personajes que te encuentres, aparte de darle alguna horilla extra, hace la historia bastante más redonda.

Top 5 Cupones

Lo más leído