Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Razer Basilisk Quartz, análisis: regala «rosas» este Día de la Madre

Publicado el
Razer Basilisk Quartz Análisis Review

Se acerca el Día de la Madre, y más de uno se habrá encontrado con el clásico problema de no encontrar ningún regalo más allá de los recurrentes ramos de flores y perfumes. Es por eso por lo que queremos aprovechar la ocasión y presentaros el Razer Basilisk Quartz, un original regalo para las mujeres más jugonas.

Y es que decir que la industria del videojuego es sólo para hombres no es sólo vivir en el pasado, si no estar equivocados. En esta web ya os hemos hablado en varias ocasiones del cada vez más importante papel de la mujer en este sector, y del enorme crecimiento de usuarios femeninos que ya supera a los hombres en más de una plataforma.

El Razer Basilisk Quartz nos llega en una pequeña caja de cartón individual que, manteniendo la estética tradicional de la marca, sustituirá los colores negro y verde por el rosa y gris que encontraremos en su interior. Una vez abierta, además del ratón, nos encontraremos con los clásicos añadidos: el libro de instrucciones y garantía, una carta de agradecimiento, y las pegatinas con el logotipo de la serpiente de tres cabezas, que de nuevo, nos sorprende utilizando el color rosa.

También contaremos con otros añadidos de mayor utilidad y enfocados al propio ratón, con los dos recambios para sustituir la palanca metálica del botón Sniper, con otra pieza metálica más corta, o una pequeña cubierta de goma rosa, que nos permitirá tapar el hueco en el caso de que no queramos utilizar esta función.

Así pues, entramos en materia con el ratón. Lo primero que quiero aclarar es que tanto el Razer Basilisk como el Razer Basilisk Quartz son completamente iguales, salvo en el aspecto estético, por lo que este análisis sirve por igual para ambos ratones. Con un diseño y forma muy clásicos, quizás este ratón pueda parecer menos atractivo que otros a primera vista, pero realmente el hecho de que no necesite recurrir a otros elementos para llamar nuestra atención, es ya una señal de lo que realmente nos ofrece.

El armazón está completamente formado por un material plástico resistente con un acabado liso pero antideslizante, que nos ayudará, junto con las dos almohadillas de goma situadas en los laterales, a mantener un gran agarre y suavidad al tacto con nuestra mano.

Destaca también un diseño ergonómico para diestros muy sutil, con una pequeña inclinación para la palma, un surco en el botón de clic izquierdo, y un pequeño saliente en la parte inferior derecha, que además de funcionar como un reposo del dedo pulgar, nos facilitará el acceso a los tres botones secundarios.

Razer Basilisk Quartz Análisis Review

Y es que sin duda uno de los mayores atractivos del Razer Basilisk reside entre estos botones laterales, que además de los dos clics habituales en los ratones gaming, encontramos un botón de palanca con un sistema de embrague que nos permitirá reducir o aumentar los DPI de forma instantánea al presionarlo.  para afinar la puntería. Se incluye, dos botones de distinta longitud y una tapa de goma por si no queremos usarlo, aunque siendo uno de los puntos fuertes de este modelo, seguro que no usaremos la tapa goma.

De igual manera, el resto de botones nos ofrecerá un rendimiento sobresaliente gracias a la incorporación de los patentados Razer Mechanical Mouse Switches, unos interruptores fabricados por Omron y retocados por la propia Razer, y que logran ser una de las mejores opciones del mercado.

También contaremos con una rueda de scroll engomada, así como dos botones bajo la misma que estarán configurados por defecto para poder intercambiar la velocidad y DPI de forma rápida.

Razer Basilisk Quartz Análisis Review

Por último, en base del Razer Basilisk, además del sensor óptico encontraremos tres amplios paneles de teflón que nos ayudarán, junto con el cable mallado y el conector USB dorado, a lograr un deslizamiento suave sobre cualquier superficie, y unas tasas de refresco (polling rate) de hasta 1.000 Hz.

Además, el Razer Basilisk Quartz será completamente funcional desde el momento en el que lo conectemos a nuestro ordenador, sin la necesidad de instalar ningún tipo de software o drivers. Aunque de nuevo nos encontramos de un dispositivo compatible con el software Razer Synapse, que nos permitirá sacar el máximo partido del ratón con el control total y el acceso a la configuración de los periféricos de la marca.

Así pues podremos configurar los 9 botones del ratón para asignarles diferentes funciones, e incluso crear y gestionar macros, eso sí, siempre y cuando hayamos creado una cuenta Razer. Haciendo un repaso rápido, encontramos con cuatro pestañas que se dividirán en la asignación y personalización de las funciones de los botones y el editor de macros; el rendimiento y configuración del sensor óptico; las opciones y personalización del sistema de iluminación RGB; y la calibración de superficies de uso o alfombrillas.

Sorprende, y de manera muy grata, el hecho de que la versión Quartz rosa del Razer Basilisk se mantenga bajo el mismo precio que su versión original, disponible desde os 69,99 euros en su tienda oficial y en otros distribuidores de nuestro país (salvo en el caso de alguna oferta temporal). Y es que normalmente este tipo de ediciones especiales, aunque sólo supongan un cambio de color, suelen conllevar un notable aumento de su precio.

Además, podremos acompañar a este colorido ratón con el resto de productos Quartz Pink como la alfombrilla Goliathus Extended Chroma, los auriculares Kraken, el teclado Huntsman, e incluso el teléfono móvil Razer Phone 2, entre otros.

Razer Basilisk Quartz
9.5 NOTA
NOS GUSTA
Pequeña solapa para reposar el pulgar.
Tamaño y diseño muy cómodos.
Botón Sniper de palanca.
A MEJORAR
Siendo uno de los modelos más baratos, sigue siendo ligeramente caro.
Calidad de construcción9
Rendimiento10
Instalación y software10
Calidad/Precio9

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído