Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Intel, HP, Dell y Microsoft se unen contra los aranceles de Trump

Publicado el
aranceles de Trump

Los aranceles de Trump contra China son un boomerang como venimos advirtiendo desde que el presidente iniciara una guerra comercial que no beneficia a nadie y terminará castigando a empresas y usuarios a ambos lados del Pacífico. Teniendo en cuenta a los implicados, los perjuicios serán planetarios.

Las grandes tecnológicas estadounidenses le están viendo las «orejas al lobo» y han unido fuerzas para oponerse a los aranceles de Trump, asegura Bloomberg en un artículo donde cifra su repercusión (solo en portátiles y tablets) en 300.000 millones de dólares.

Intel, HP, Dell y Microsoft, han presentado una queja conjunta oponiéndose a la nueva escalada arancelaria. El argumento es conocido, perjudicaría a los productos de consumo y a la industria al tiempo que no abordaría las prácticas comerciales de China«Las tarifas perjudicarán a los líderes tecnológicos de Estados Unidos lo que dificultará su capacidad para innovar y competir en un mercado global».

El coste de los aranceles de Trump

Puedes imaginar las consecuencias en los precios, un aumento del 19%, según alertó esta semana la Asociación de Tecnología de Consumo de EE.UU. Como Dell, HP y Microsoft representan la mitad de las computadoras portátiles y convertibles vendidos en los EE. UU., temen -con razón- un desplome de las ventas. ¡Como si el mercado PC estuviera sobrado!

Las compañías explican que invirtieron 35.000 millones de dólares en investigación y desarrollo solo en 2018, y los costos arancelarios desviarían los recursos destinados a la innovación al mismo tiempo que proporcionarían «una ganancia inesperada» a los fabricantes con sede fuera de los Estados Unidos que son menos dependientes de las ventas en el país.

Lo dicho. El bloqueo a Huawei solo es la punta del iceberg de una guerra comercial de difícil pronóstico, pero con perjuicios millonarios para las cuentas de resultados de las grandes de la tecnología. Teniendo en cuenta que son multinacionales que dominan segmentos de mercado por todo el planeta, da por seguro que nos afectará a todos.

La administración USA recepcionará los comentarios públicos (más bien quejas) sobre la nueva política arancelaria hasta el 25 de junio. Si no hay marcha atrás, los aranceles de Trump se impondrían cuando finalizase el período de refutación el 2 de julio. Con la «vuelta al cole» de septiembre, un periodo propicio para campañas de lanzamiento de producto electrónico, puedes imaginar la preocupación en la industria.

Estados Unidos y China dijeron que sus presidentes se reunirán en Japón la próxima semana en el G20 para relanzar las negociaciones comerciales luego de un estancamiento de un mes. Seguimos apostando por un acuerdo global.

2 comentarios
  • Goo Ball

    Bueno, siempre pueden empezar los papeleos para mover sus sedes a otros países y cerrar sus negocios en Estados Unidos, si no lo hacen es porque no quieren.

  • Sam Burgos

    No es tan sencillo como suena, en la teoría si no lo hacen es porque no quieren, porque si un lugar es malo obviamente para qué me quedo ahí a tener pérdidas; pero en la realidad cada empresa debe analizar si moverse a otro país les es mucho más factible o va a significar pérdidas que no van a recuperar (en ese caso buscar al «menor de 2 males»): perder 1 millón mensual, por darte cifras así al azar, quedándonos en USA o perder 2 millones mensuales al movernos fuera de USA y tener que averiguar como es el mercado, que esfuerzo representa, las condiciones de trabajo, etc.

Top 5 Cupones

Lo más leído