Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

TESS ha descubierto un exoplaneta más pequeño que la Tierra

Publicado el

Gracias al Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito, (TESS por sus siglas en inglés, «Transiting Exoplanet Survey Satellite»), tenemos la oportunidad de descubrir nuevos mundos fuera de nuestro sistema solar, un tipo de cuerpo que por su ubicación «exterior» se conoce como exoplaneta.

El último descubrimiento que ha conseguido TESS ha sido, casualmente, uno de los más importantes, y también de los más interesantes. La NASA ha confirmado que este telescopio ha identificado en el sistema L 98-59 un exoplaneta llamado L 98-59b que es, hasta el momento, el más pequeño de todos los que ha identificado.

Para que os hagáis una idea del tamaño que tiene ese exoplaneta ronda un 80% del total de la Tierra, lo que significa que es más grande que Marte, pero más pequeño que nuestro planeta. En la imagen adjunta podéis ver una comparativa en la que aparecen esos tres cuerpos junto a otros exoplanetas de mayor tamaño.

El descubrimiento de exoplanetas tan pequeños es muy complicado debido a las particularidades del método de observación en tránsito que se utiliza, pero gracias a las mejoras que trae TESS frente a Kepler estamos teniendo la oportunidad de identificar cuerpos que podrían haber pasado desapercibidos.

En la mayoría de los casos los descubrimientos de exoplanetas se centran en gigantes gaseosos y también a Tierras supermasivas, pero TESS ha confirmado con sus dos últimos descubrimientos que los exoplanetas de pequeño tamaño no son una rareza, simplemente no teníamos la tecnología necesaria para poder observarlos de forma habitual.

L 98-59b es un 10% más pequeño que el exoplaneta de menor tamaño que había descubierto TESS hasta ahora, y no podemos descartar que en las próximas semanas (o meses) acabe superando de nuevo su propio récord. Con todo, es importante destacar que no es el más pequeño descubierto hasta la fecha, ese honor lo tiene Kepler-37b, que es solo un poco más grande que la Luna.

Sí te preguntas sobre la posibilidad de que L 98-59b sea habitable siendo quitarte la ilusión. Dicho exoplaneta se encuentra a 34,6 años luz de distancia, ubicado en una posición que se conoce como «la zona de Venus», lo que significa que podría tener una gran cantidad de gases de efecto invernadero que lo convertiría en un planeta similar a nuestro infernal vecino.

A simple vista podemos pensar que el objetivo principal de TESS es identificar exoplanetas que puedan albergar vida, pero la realidad es muy distinta. Una de las metas más importantes que tiene marcada este satélite es la de recopilar información que nos ayude a entender qué condiciones contribuyen a hacer que un planeta se vuelva habitable y cuáles pueden desencadenar un proceso que lo acabe convirtiendo en algo similar a Venus.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído