TESS: a la caza de exoplanetas y los primeros signos de vida fuera de la Tierra

16 de abril, 2018

Todo está listo en Florida para el lanzamiento de TESS, un satélite de NASA que espera escribir un nuevo capítulo en la historia astronómica al estar diseñado específicamente para localizar y examinar exoplanetas cercanos y quizá, probar la existencia de vida más allá de nuestro planeta.

El lanzamiento de TESS (Transiting Exoplanet Survey) está programado para esta tarde en Cabo Cañaveral a bordo de un cohete Falcon 9 de Space X, la compañía de Elon Musk que es la gran protagonista de la privatización parcial de las misiones de la agencia espacial estadounidense.

TESS controlará 200.000 estrellas cercanas usando el mismo método de detección de su predecesor, el ya mítico Kepler que se encuentra cerca del final de su vida útil tras conseguir detectar 2.600 exoplanetas confirmados. TESS usa la misma técnica de tránsito, pero con mucha más potencia. Además, será la base para lo que está por llegar en el futuro cuando los telescopios James Webb (lanzamiento en 2020) y el gigante Magellan puedan estudiar la luz estelar que pasa a través de las atmósferas de exoplanetas cercanos. Finalmente, el telescopio WFIRST será el que verdaderamente permitirá a los astrónomos buscar con precisión agua, metano, dióxido de carbono y otros gases que podrían indicar la presencia de actividad biológica.

TESS: a la caza de exoplanetas

Las últimas dos décadas han sido un periodo asombroso en la localización de exoplanetas. Algunos de ellos son potenciales “nuevas Tierras” fuera del Sistema Solar con posibilidades teóricas de albergar vida cuando tienen unas determinadas condiciones y se encuentran dentro de la denominada “zona habitable”, a la distancia ideal de su estrella como sucede con la Tierra y el Sol.

Los exoplanetas siempre han estado ahí y los pioneros de la astronomía siglos atrás ya suponían su existencia. El problema es que carecían de medios para su localización. Satélites como el “caza-planetas” Kepler y la utilización de la técnica astronómica denominada “tránsito” (ligeras modificaciones de luz desde la perspectiva de la Tierra cuando un planeta pasa frente a su estrella) han supuesto un salto enorme en su investigación.

TESS es el próximo y se espera que “proporcione un catálogo de los mejores planetas a seguir, para mirar sus atmósferas y estudiar más sobre ellos. Aprendimos de Kepler que hay más planetas que estrellas en nuestro cielo, y ahora TESS nos abrirá los ojos a la variedad de planetas alrededor de algunas de las estrellas más cercanas”, dicen desde NASA. Si todo va bien, un Falcon 9 pondrá en órbita hoy TESS. Hay vida ahí fuera…

Share This